Santander Thank You

La economía catalana a comienzos de 2020 II. El sector industrial

Como adelantaba en la columna de la semana pasada, este artículo lo dedico a examinar el estado de salud del sector industrial de la economía catalana, con referencias como suelo hacer a la economía española. Aunque la industria ha ido perdiendo peso en favor de los servicios desde mediados del pasado siglo, continúa realizando una aportación significativa al PIB y es una vía importante por la que se introducen innovaciones tecnológicas que alternan las cualidades de la maquinaria y bienes de equipo que aumentan la productividad del trabajo y juegan un papel fundamental en la dirección de los flujos de bienes y servicios tanto en el comercio interregional como internacional. Empezaremos por el Índice de Producción Industrial (IPI) y comentaremos también algunos indicadores complementarios.

Índice de Producción Industrial

El IPI es un ídice que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y mide el valor añadido bruto en volumen del sector industrial en su conjunto, varios índices para bienes de consumo,  bienes intermedios y bienes de equipo.  La información procede de una encuesta realizada a 11.500 establecimientos industriales y cubre 1.100 productos. El INE publica tres tipos de índices.: índices brutos, índices corregidos de efectos calendario e índices corregidos de efectos de calendario y efectos estacionales.

Desafortunadamente, el INE sólo presenta para las Comunidades Autónomas índices brutos. El Instituto de Estadística de Cataluña (IDESCAT) toma las cifras brutas publicadas por el INE para Cataluña como punto de partida y procede a corregirlas para eliminar los efectos de calendario. En todo caso, las cifras que aparecen en la página de IDESCAT para España y Cataluña son las cifras del INE corregidas de efectos de calendario en el primer caso y las cifras brutas de la región catalana corregidas por IDSECAT de efectos de calendario. Menciono esta circunstancia para dejar claro que las cifras que vamos a utilizar ni son las más apropiadas ni proceden de la misma fuente. Como el Gráfico 1 pone de manifiesto, las diferencias entre las cifras brutas (IPI) y las cifras corregidas de efecto calendario (IPI Ef. Cal) son pequeñas, en tanto que existe una gran diferencia entre ambas y la serie corregida de efectos de calendario y efectos estacionales (IPI. Ef. Cal y Est.). Por ello, para examinar la evolución del IPI en Cataluña y España nos centraremos en las variaciones interanuales que al comparar la variación sobre el mismo mes del año anterior amortigua el impacto de los efectos estacionales.

Gráfico 1. Índice de producción industrial 2007-2019

Índice de producción industrial 2007-2019

Índice de producción industrial 2007-2019
Fuente: elaboración propia a partir de las cifras del INE


El Gráfico 2 muestra las variaciones interanuales del IPI corregido de efectos de calendario en Cataluña (línea azul) y España (línea roja) desde diciembre de 2016 hasta noviembre de 2019.

Gráfico 2. Variación interanual del IPI en Cataluña y España, 2017-2019

Variación interanual del IPI en Cataluña y España, 2017-2019

Variación interanual del IPI en Cataluña y España, 2017-2019
Fuente: elaboración propia a partir de las cifras del INE


Como el lector puede constatar la evolución de la tasa de crecimiento interanual del IPI muestra una clara desaceleración a partir del último trimestre de 2017 y hasta diciembre de 2018, un período de marcada inestabilidad política jalonado por el cese del gobierno de la Generalitat de Cataluña el 27 octubre de 2017 y la exitosa moción de censura al gobierno de España el 1 junio de 2018. Obsérvese también que, hasta julio de 2018, la producción industrial en Cataluña crecía a tasas más elevadas que en España pero que esta situación se invirtió a partir de ese momento. De hecho, la tasa media de crecimiento del IPI durante los últimos 15 meses ha sido (-1,79%) en Cataluña frente a una tasa de 0,08% para el conjunto de España, muy baja pero que sería algo mayor sin Cataluña. En todo caso, una diferencia de casi dos puntos porcentuales a favor de España que no deja dudas: la crisis del sector industrial está siendo mucho más intensa en la comunidad autónoma catalana. Esta conclusión se ve reforzada cuando se compara la evolución del IPI corregido de efectos de calendario en Cataluña y la Comunidad de Madrid. El Gráfico 3 pone de manifiesto que la desaceleración que se ha registrado en Cataluña a partir del último trimestre de 2017 no se ha producido con la misma intensidad en Madrid. De hecho, la tasa media de crecimiento del IPI en Madrid desde julio de 2018 hasta noviembre de 2019 2,81% frente a una tasa negativa de (-1,79) en Cataluña. Se puede concluir que con independencia de los marcados picos estacionales que registra el índice, la negativa evolución en Cataluña durante los últimos meses no puede explicarse únicamente por la desaceleración de las economías española y mundial en 2018 y 2019. La inestabilidad política y la desatención que ha recibido la economía por parte del gobierno de Cataluña han jugado con toda probabilidad un papel importante. 

Gráfico 3. Variación interanual del IPI en Cataluña y Madrid 2017-2019

Variación interanual del IPI en Cataluña y Madrid 2017-2019

Variación interanual del IPI en Cataluña y Madrid 2017-2019
Fuente: Elaboración propia con datos corregidos de efectos de calendario


Indicadores de cifras de negocios y entradas de pedidos en la industria

El INE publica también dos indicadores para la industria, el Indicador de cifras de negocios (ICN) y el Indicador de entradas de pedidos (IEP) que complementan el IPI que, como se ha indicado, es un índice de volumen. En la nota metodológica explicativa, el INE define el ICN como el valor de la facturación de las empresas en términos monetarios y el IEP como el valor de los pedidos pendientes de facturación. Partiendo de la sucesión temporal  reflejada en el esquema inferior. 

Índice

Índice


El INE concluye que «el IEP puede considerarse un indicador adelantado del IPI, y éste a su vez lo es del ICN». Una conclusión cuando menos discutible puesto que el IPI es un índice de volumen y tanto el ICN como el IEP son índices de valor.

En todo caso, la evolución reciente del ICN e IEP que presentamos en los Gráficos 4 y 5, respectivamente, produce cierta perplejidad y considerable preocupación, aunque conviene no olvidar que, al no disponer de índices corregidos de efectos de calendario y efectos estacionales para las Comunidades Autónomas, la comparación entre Cataluña y España se ha realizado con los índices sin corregir. El Gráfico 4 presenta la evolución de las tasas de crecimiento del ICN para Cataluña y España entre finales de 2016 y noviembre de 2019, pudiéndose observar que el crecimiento de las cifras de negocio se ha ido apagando desde mediados de 2018, incluso más en el caso de España en el segundo semestre de 2019.

Gráfico 4. Variación interanual del ICN en Cataluña y España

Variación interanual del ICN en Cataluña y España

Variación interanual del ICN en Cataluña y España
Fuente: elaboración propia a partir de las cifras publicadas por el INE


Puesto que la caída del IPI sin corregir en noviembre de 2019 era bastante menor en España (-0,45%) que en Cataluña (-5,18%), la cifra de facturación en España sólo podría igualarse con la de Cataluña si el IPRI hubiera sufrido una caída muy superior en España. Como la variación interanual del Índice de precios industriales (IPRI) en España fue (-2,38%) y en Cataluña (-0,93%) produce cierta perplejidad que la caída de la cifra de negocios para Cataluña, 3,1%, sea inferior a la caída del IPI (5,2%). La perplejidad aumenta un grado más al constatar que las cifras de negocios cayó 11,11% en noviembre de 2019, a pesar de que el IPI aumentó 2,82% y el IPI corregido por el efecto calendario lo hizo 5,42%, lo que exigiría una caída de los precios industriales muy superior al 3,19% estimado por el INE.El Gráfico 5 muestra la evolución del IEP en Cataluña y España desde diciembre de 2016, un índice adelantado del IPI según el INE. Pues bien, en adición a la desaceleración sostenida desde el pico más elevado fechado en marzo de 2018 en Cataluña y en España, llama la atención el desplome que registra el índice de España en noviembre de 2019. Aunque la caída para el índice corregido de efectos de calendario y estacionales (20,21%) es algo menor y los datos son provisionales y están, por tanto, sujetos a revisión, constituye una señal de alerta importante para la economía española en su conjunto. Para la Comunidad de Madrid, la caída, 6,85%, es ligeramente superior a la de Cataluña 6,44%.

Gráfico 5. Variación interanual del IEP en Cataluña y España 2017-2019

Variación interanual del IEP en Cataluña y España 2017-2019

Variación interanual del IEP en Cataluña y España 2017-2019
Fuente: elaboración propia a partir de las cifras del INE


El Gráfico 6 muestra que hay que remontarse al inicio de la Gran Recesión en el último trimestre de 2008 para encontrar un desplome del IEP comparable en magnitud al registrado en noviembre de 2019. Ésta es la razón por la advertía que la evolución reciente de los índices ICN e IEP además de cierta perplejidad son motivo de considerable preocupación.

Gráfico 6. Variación interanual del IEP en España 2004-2013

Variación interanual del IEP en España 2004-2013

Variación interanual del IEP en España 2004-2013
Fuente: elaboración propia a partir de las cifras del INE


Conclusión

El IPI o indicador de volumen industrial muestra una evolución desfavorable en Cataluña desde finales de 2017, con tasas de variación interanual negativas en la mayoría de los meses y claramente inferiores a las tasas de crecimiento del IPI en España. Aunque su participación en el Valor Añadido Bruto ha ido decreciendo con el paso del tiempo, la Industria aportó todavía 20,69% del VAB de Cataluña en 2018 y su evolución afecta a la productividad del trabajo y a la competitividad de la economía Por ello, esta desaceleración sostenida de la Industria en Cataluña, sumada a otras señales de alerta como son los retrocesos de las cifras de negocio y las preocupantes caídas de las entradas de pedidos, deberían haber hecho sonar la señal de alarma en el gobierno de Cataluña, al parecer más preocupado en promover la confrontación con España y en dirimir sus luchas intestinas que en poner freno al deterioro de la Industria.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -

Lo Más visto

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

Enfrentamientos entre CDR por el fracaso de la protesta en el aniversario de la sentencia del 1-O

Que la movilización separatista en la calle ha perdido intensidad es un hecho. Ya antes de la pandemia del COVID-19 se había...

Colau llama «monstruos» a los defensores de Felipe VI que protagonizan el vídeo de Libres e Iguales en apoyo al Rey

La alcaldesa de Barcelona ha tirado del filósofo Antonio Gramsci para criticar el vídeo que, en defensa de Felipe VI, ha publicado...