Santander

La deslealtad del independentismo al descubierto

El señalamiento de enemigos y el victimismo mezclado con el supremacismo son instrumentos habituales del nacionalismo. En Cataluña la técnica esta siendo utilizada con renovado entusiasmo con motivo de la crisis sanitaria que vivimos. Estos tres frentes constituyen las líneas estratégicas del Govern, que trata de aprovechar la lógica angustia de los ciudadanos para rearmar el discurso independentista y, en el caso de JxCat, para intentar revertir la ventaja que las encuestas dan a sus rivales de ERC en la lucha por la hegemonía nacionalista. La tradicional hispanofobia del nacionalismo se ha concentrado en ataques a Madrid, convirtiéndola en la culpable de todos los males. De forma indisimulada se atribuye a Madrid la propagación de la pandemia, como si el problema se hubiera originado allí y no fuera común a todo el mundo. Se magnifican los errores ajenos y se silencian los propios. Se busca trasladar a la opinión pública catalana la idea de que Cataluña es discriminada en el suministro de material sanitario con acusaciones de confiscaciones de material sanitario que han sido rebatidas de forma contundente por las autoridades sanitarias. Se pretende blanquear la actuación del Govern acusando de incompetente al Gobierno Central cuando la infravaloración de la pandemia ha sido común a todos los gobiernos desde el catalán, al español sin olvidar el americano, el ingles, o el chino, hay evidencias de que ocultó la existencia de la enfermedad durante meses, o el de la mayoría de países del mundo occidental. Se traslada la idea de que somos los mejores y que con la  independencia el problema no existiría o se habría controlado sin problemas.

Se pretende blanquear la actuación del Govern acusando de incompetente al Gobierno Central cuando la infravaloración de la pandemia ha sido común a todos los gobiernos desde el catalán al chino

Todos los políticos tratan de sacar provecho de situaciones complicadas. Hasta un determinado punto es comprensible e inherente a la democracia. Pero todo tiene sus límites. Y como ocurrió con los atentados de agosto de 2017 a algunos se les ha ido la mano. No es una estrategia vencedora, la mayoría de los ciudadanos pide unidad y aparcar las diferencias, pero sirve para tratar de conservar a los fieles y como estrategia preelectoral. También debería servir para convencer a quienes desde el gobierno español han querido suavizar la naturaleza del golpe de estado de 2017, pensando que con el dialogo se solventaba el problema de fondo. La verdad es que el independentismo nunca ha mentido. ‘Lo volveremos a hacer» ha sido su slogan preferido. No hay voluntad de enmienda sino tan sólo la necesidad de rehacerse de su fracaso. De ganar tiempo y perpetuarse en el poder.

La duda razonable, vista la experiencia, es que si, pasada la crisis, desde el gobierno se recordará a quienes tienen enfrente y se actuará en consecuencia

Parece que la evidente deslealtad del independentismo podría, por fin, abrir los ojos de algunos y propiciar una reacción coordinada y sostenida desde el estado. La editorial de El País, diario progubernamental de referencia, tibio con el independentismo, «Fanáticos a coro» termina de forma contundente: «El coro de voces destempladas que se ha levantado desde el independentismo con ocasión de la crisis del coronavirus no los ha identificado como los demócratas europeístas que dicen ser, sino, a fin de cuentas, como los ultranacionalistas fanáticos que son». La editorial expresa el malestar gubernamental con el independentismo. Aunque los catalanes no independentistas lo sabemos desde hace muchos años, bueno es que, aunque tarde, otros abran los ojos. La duda razonable, vista la experiencia, es que si, pasada la crisis, desde el gobierno se recordará a quienes tienen enfrente y se actuará en consecuencia.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado, editor y profesor universitario de derecho mercantil y derecho financiero. Fundador de Societat Civil Catalana. Contertulio en TV3.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -
Agbar yo me corono

Lo Más visto

Násara iahdih Said: «Todo el peso del honor de mi madre recae sobre mí y yo soy esclava del bienestar de ella»

Násara iahdih Said es saharahui, mujer y feminista. No siempre en ese orden. Llegó a España gracias al programa Vacaciones en Paz,...

Miguel Martínez Velasco: «Tenemos que luchar contra el autoritarismo a través de la cibercracia»

Miguel Martínez Velasco es emprendedor, experto en marketing digital, analista internacional y, además, ciberólogo. Muchos de los lectores lo recordarán como uno...

Nouna Lozano: La niña que sufrió abusos, vivió entre adicciones y decidió ser libre

Nouna sabe bien de lo que habla cuando dice que "el adicto es un esclavo", pero también cuando insiste en que "dejar...

Un alumno denuncia a su profesor de derecho de la UAB por discriminación ideológica

"En esta clase me referiré a España como estado fascista español". Así arrancó la presentación de la asignatura de Derecho Internacional impartida...
- Publicidad -
Agbar yo me corono