bnew
bnew
bnew
bnew

Sor Lucía Caram llama «enfermo mental» a Gonzalo Bernardos en Teve.Cat

El economista Gonzalo Bernardos, conocido por sus posturas de izquierdas y críticas con el nacionalismo catalán, protagonizó ayer un intenso rifirrafe con la popular monja independentista Sor Lucía Caram en el programa Catalunya Opina de Teve.Cat. Así, mientras Bernardos llamó «cheerleader de Artur Mas» a Caram, la religiosa tildó de «obseso» y «enfermo mental» al economista.

La disputa comenzó nada más comenzar el debate entre ambos. Tras entrar Caram en directo en el programa presentado por Carlos Fuentes mediante una conexión especial, Bernardos la saludó como cheerleader de Artur Mas para denunciar su sometimiento al político. «Es una vergüenza», manifestó Bernardos, «que una persona que que lucha por erradicar la pobreza diese apoyo incondicional y se pusiera a los pies del que más pobreza ha generado en Cataluña». Ante dicho ataque, la monja replicó que ella solo se ponía a «los pies de Nuestro Señor y de los más pobres». Bernardos, entonces, no desaprovechó la oportunidad para afearle a Caram su presunto oportunismo: «Usted tiene los intereses muy repartidos, porque cuando dice que es amiga de tantos poderosos, lo que en realidad está diciendo es que es una relaciones publicas«.

«A este profesor se le va la olla»

Caram, visiblemente alterada ante la rotundidad de las críticas de Bernardos, le reprochó haberle «faltado al respeto» y le recordó que no habían «venido a hablar de esto». La respuesta del economista no se hizo esperar: «¿Me va a decir usted de lo que puedo hablar y lo que no? Ya sé por qué usted es independentista. Porque quiere imponer lo que usted opina al resto«. A continuación, el comentario de la monja dejo patente su creciente enojo: «A este profesor se le va la olla».

En ese instante, y ante lo caldeado del ambiente, el presentador -que también ejerce como sacerdote fuera del plató- trató de rebajar los ánimos llamando a capítulo a Bernardos y subrayando que Caram, a la que afirmó conocer personalmente, era una «persona coherente con sus ideas». Bernardos se mostró en desacuerdo, y manifestó su desagrado por el hecho de que una argentina como Caram diese su apoyo al separatismo catalán.«Que se vaya a defender la independencia de Mendoza», declaró. Acto seguido, le dirigió esta acusación: «Es increíble que usted diga que este Gobierno [por el central] es un gobierno populista. Los independentistas sí que lo son: han engañado bárbaramente a la población y usted no ha dicho nada. Al contrario, les ha bailado el agua«.

La violencia de la discusión obliga a Fuentes a finalizar el debate

Frente a estas invectivas, Caram interpeló al presentador: «Carlos, este invitado no está a la altura de tu programa». Seguidamente, añadió que Bernardos era «venenoso como un virus» y un «enfermo mental». Dada el incendio verbal desatado, el presentador dio por finalizada la charla e instó a los invitados a debatir en otro momento «con más tranquilidad».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Robo frustrado/ Un hombre ve en directo por las cámaras a dos ladrones robando en su casa en Nou Barris

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres 'infraganti' mientras desvalijaban un piso en Nou Barris (Barcelona) después de que el propietario...

El exvicepresidente de la ANC, a favor de que los castellanohablantes sean expulsados de Cataluña

El extremismo de parte del separatismo —y no de seguidores anónimos, sino de primeras espadas del movimiento— sigue siendo motivo de preocupación...

La policía detiene en Portugal a la madre de Bastian, el niño de 5 años desaparecido hace tres meses en Barcelona

La policía portuguesa ha detenido a Ana Patricia Trindade, la madre de Bastian Riera Trindade, un menor de cinco años desaparecido el pasado...

Frank Cuesta y Gabriel Rufián se enganchan en Twitter

Si algo tienen en común Frank Cuesta y Rufián es la capacidad de generar polémica allá donde vayan, ya sea en la...