Santander

Controversia por la instalación de un semáforo en castellano en Barcelona

La gravedad de la pandemia del coronavirus -que ha dejado ya más de 11.000 muertos en Cataluña y un crisis económica sin precedentes- no ha rebajado, como algunos podrían pensar, la intransigencia lingüística de una parte del nacionalismo. Prueba de ello es la polémica que se ha generado por la reciente instalación de un semáforo en castellano en la plaza Alfonso Comín de Barcelona. Pese a lo anecdótico del hecho, la controversia ha sido atizada por asociaciones como Plataforma per la Llengua, periodistas como Pilar Rahola y medios de comunicación como El Nacional y La República.cat.

El semáforo de la discordia –un modelo antiguo con rotulación en castellano– se instaló ayer en la zona alta de Barcelona, en la citada plaza Alfonso Comín. Tras su instalación, no tardó en llegar la subsiguiente denuncia de la asociación separatista Plataforma per la Llengua. El colectivo, que protagonizó una polémica el año pasado por espiar el idioma que los alumnos usaban en el patio del colegio, ha publicado lo siguiente en su perfil de Twitter: «El Ayuntamiento de Barcelona ignora el catalán en sus nuevos semáforos de la ciudad. En la imagen, el que se acaba de instalar en la plaza de Alfonso Comín». Acto seguido, ha interpelado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, exigiéndole que dé «luz verde» al catalán en las señales de tráfico.

El Ayuntamiento señala que pronto colocará el recambio «correcto»

El consistorio barcelonés no ha tardado en contestar a la denuncia de Plataforma per la Llengua y, unas horas más tarde y también a través de Twitter, ha señalado que el semáforo no era nuevo. «Se instaló hace unos días», ha precisado, «por un accidente que rompió el anterior. Era urgente colocarlo por seguridad y el que utilizamos habitualmente no estaba disponible«. Luego, ha añadido que esta misma semana se colocará el recambio correcto.

Dichas explicaciones, sin embargo, no han satisfecho a la prensa secesionista, que ha denunciado la supuesta anomalía lingüística. Por un lado, el diario El Nacional -que en los últimos cuatros años recibió más de 250.000 euros en subvenciones públicas por parte de la Generalitat- se ha hecho eco de los hechos titulando: «Ada Colau españoliza así los semáforos y vulnera la normativa». Por su parte, La Republica.cat relata lo ocurrido en una noticia en la que otorga un «semáforo rojo» a Ada Colau por discriminar «gravemente» el uso del castellano en Barcelona.

Por último, la colaboradora de TV3 Pilar Rahola se ha sumado a la controversia y ha criticado la aparición en Barcelona del semáforo en español. Así, en un tuit en el que compartía el enlace de la noticia de El Nacional, la polémica tertuliana ha exigido explicaciones al Ayuntamiento sobre la cuestión y ha mostrado su irritación con un emoticono con semblante enfadado.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista en El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -
Agbar yo me corono

Lo Más visto

ENTREVISTA | Alberto Olmos: “Sólo dejarán en paz a Woody Allen cuando muera”

De un tiempo a esta parte, el escritor Alberto Olmos ha convertido su columna Mala fama en El Confidencial en un refugio...

ENTREVISTA / Alfons López Tena: «La Cataluña independentista se parece a la Hungría de Víktor Orbán»

Notario, ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, fundador de Solidaritat Catalana... el currículum de Alfons López Tena (Sagunto, 1957) es...

La falta de droga ha sido lo peor del confinamiento en la prisión de Quatre Camins

A priori, puede parecer absurdo preguntar cómo se ha vivido el confinamiento dentro de una prisión, cuando hablamos de personas que ya...

DAFO de Cataluña

Del análisis de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades (DAFO) de una economía cabe deducir su situación y sus perspectivas estratégicas. La...
- Publicidad -
Agbar yo me corono