Santander Thank You

Los ex presidentes de la Generalitat cuestan un millón y medio de euros al año

El ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol.

La semana pasada, fue noticia el polémico aumento de las pensiones de los ex presidentes de la Generalitat, que se llevó a cabo oculto entre los decretos de emergencia del coronavirus. Pues bien, ahora estamos en disposición de ponerle cifras a lo que cuesta a las arcas públicas anualmente el mantenimiento de dichos exdirigentes: un millón y medio de euros. En concreto, los gastos, según cuenta El Independiente, equivalen a las pensiones compensatorias que reciben los ex presidentes del Govern y del Parlament, dinero que Ciudadanos ha exigido emplearlo en sanidad.

Así, la información sobre el citado coste fue facilitada por el Ejecutivo catalán a preguntas de Cs sobre el presupuesto liquidado en 2018. Durante ese año, Artur Mas ingresó un salario de 119.450 euros, mientras que el jubilado Pasqual Maragall recibió 89.588. Por su parte, José Montilla era a la sazón senador autonómico, por lo que no pudo cobrar emolumentos como expresidente del Govern. En lo referente a Carles Puigdemont, éste renunció a la pensión al no acatar la destitución a la que le obligaba el artículo 155 de la Constitución, así como para poder ejercer de diputado en el parlamento autonómico -escaño al que acabó renunciando para ser eurodiputado-.

La ley, aprobada por CiU y PSC en 2003 poco antes de que Jordi Pujol pusiese fin a su trayectoria política, establece un estipendio del 80% para los expresidentes al dejar el cargo durante la mitad de los años de su mandato, y una pensión de jubilación del 60% el resto del tiempo. Asimismo, se fijo la atribución de una oficina con sede física, personal a su disposición y agentes de seguridad.

La oficina de Pujol ha costado a los ciudadanos 5,6 millones de euros

Por lo que respecta al coste estas oficinas, incluyendo asistentes y alquiler, la de Montilla costó 462.113 euros; la de Artus Mas, 284.864 euros y la de Pasqual Maragall, 129.729. En cuanto a la de Puigdemont, se habilitó a mitad del ejercicio y supuso 91.747 euros. Estas partidas no incluyen el gasto de los coches oficiales ni la escolta de Mossos d»Esquadra, que corren a cargo de Interior. Por otra parte, en ellas no se recoge el coste de la oficina de Jordi Pujol, a la cual renunció un año antes cuando saltó el escandalo del dinero defraudado. No obstante, en los 14 años anteriores su coste ascendió a 5,6 millones de euros.

Los ex presidentes del Parlament también cobran pensión

Finalmente, también tienen derecho a pensión los ex presidentes del Parlament. Esta jubilación la disfruta en la actualidad Joan Rigol, Núria de Gispert y Carme Forcadell, así como la viuda de Joan Raventós. En 2018, esas asignaciones costaron 276.900 euros, mientras que el total de las partidas -incluyendo todos los gastos antes mencionados- ascienden a 1.623.419 euros. Ciudadanos ha propuesto dejar de pagar dichos gastos, tal como ya han hecho territorios como Madrid, Castilla-La Mancha, Baleares o Andalucía.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

El diputado Ignacio Garriga, «el negro de Vox», levanta la ira de la izquierda en Twitter

Hay que admitir que quien en Vox tuvo la idea de poner al parlamentario Ignacio Garriga a defender la moción de censura...