ZFBarcelona

JxCat defiende que se podría aprovechar un supuesto golpe de Estado en España para declarar la independencia de Cataluña

Con la certeza de que en los próximos meses los catalanes tendrán que ir a las urnas, los partidos independentistas van resituándose en el escenario posterior a la pandemia de COVID-19. Y si en ERC comienza ya a estar claro que se apuesta por el camino del diálogo con el Gobierno central, en JxCat se opta cada vez más por una vía más agresiva. La posconvergencia ha sido partidaria en los últimos meses de reactivar la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de Carles Puigdemont del otoño de 2017, que duró 8 segundos. Pero ahora lo hace imaginando un escenario tan políticamente catastrófico en España como podría ser el de un supuesto golpe de Estado.

Ha sido el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, el que, en su cuenta de Twitter, ha hablado claramente de esta posibilidad, poniendo como ejemplo las declaraciones de independencia de Lituania, Letonia y Estonia de los años 90. Estos países, ha afirmado Costa, «aprovecharon el golpe de Estado en la antigua URSS para hacer efectiva la independencia. Aquí me temo que, en la misma situación, algunos preferirían salvar a Gorbachov«.

«¡Ha de irse ya!»

Las palabras de Costa no han caído en saco roto. Y, así, otros políticos como el diputado de Catalunya en Comú David Cid le han respondido advirtiéndole de la gravedad de sus propuestas. «Un vicepresidente de mi Parlament», ha respondido Cid, «afirmando que, ante un golpe de Estado en España, no se debería defender el Gobierno democráticamente escogido. ¡Que se debería aprovechar!». Y por ello, ha exigido a Costa que «se vaya ya».

Otros como el activista e historiador Roger Molinas, miembro del Consejo Nacional de Catalunya en Comú, le han recordado a Costa que la llamada «vía báltica» para la independencia se basó en hechos como «negar el derecho a voto, el pasaporte y la ciudadanía a todos los habitantes que hablaran ruso». «De esta forma, consiguieron la mayoría en sus referéndums y elecciones», «ha añadido Molinas, «la vía báltica=negar derechos de ciudadanía en base al idioma».

Molinas también ha explicado que, en los casos de Estonia y Letonia, aún hay más de 100.000 habitantes que son considerados «no ciudadanos» por los gobiernos de ambos países. Personas que, ha añadido, «no tienen ningún derecho ya que estos países tuvieron la gran idea de otorgar la ciudadanía en base a  identidades nacionales y étnico-lingüísticas».

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -

Lo Más visto

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

El diputado Ignacio Garriga, «el negro de Vox», levanta la ira de la izquierda en Twitter

Hay que admitir que quien en Vox tuvo la idea de poner al parlamentario Ignacio Garriga a defender la moción de censura...