Barcelona New Economy Week

De la proyección de Iglesias al delirio de Rufián

Gabriel Rufián y Pablo Iglesias
Gabriel Rufián (en primer plano) y Pablo Iglesias (detrás), en el Congreso.

Este jueves, los padres  de la patria, Pablo Iglesias y Gabriel Rufián, han tenido dos episodios conocidos por los psicólogos. El primero proyectando sus deseos. El segundo, teniendo un delirio nacionalizador compartido con Errejón. Es un delirio proponer nacionalizar unas instalaciones industriales, que ni tan siquiera son una empresa. Fabricar vehículos mínimamente competitivos a estas alturas no es una tarea sencilla ni siquiera para las grandes multinacionales del sector. En el caso de Rufián no sabemos tampoco a qué nación hace referencia cuando habla de nacionalización. ¿Lo hará la Generalitat como hizo con Spanair? No soy un fan de las nacionalizaciones  pero en determinadas circunstancias pueden tener sentido. En este caso se trata de una simple y llana estupidez que busca unos cuantos votos de los afectados. 

La degradación de la vida pública se hace insufrible. Lo grave es que no estamos hablando de personajes marginales. Un Vicepresidente del gobierno y el portavoz parlamentario de un partido que gobierna en Cataluña y da soporte a la coalición gubernamental en España deberían ser más cuidadosos y rigurosos al expresarse. Ya sé que no tenemos la exclusiva en esta clase de políticos que viven de crear problemas en lugar de tratar de solventarlos. Pero no deja de ser preocupante, especialmente en momentos de crisis como el actual. Europa no lo tiene fácil, pero España menos y con estos dirigentes al mando nos encaminamos al desastre.  

Es un delirio proponer nacionalizar unas instalaciones industriales, que ni tan siquiera son una empresa

En España hay demasiadas fuerzas políticas que se apuntan al cuanto peor, mejor. El sueño de Iglesias, si atendemos a su declarada admiración por el chavismo, es el poder absoluto . Y para tener opciones de lograrlo necesita un país empobrecido, sin clases medias, enfrentado y desestructurado. De ahí sus coqueteos con el independentismo. No porque le guste -si alcanza el poder de verdad  acabaría con el secesionismo sin remilgos- sino porque son aliados objetivos en su tarea de hacer volar lo que él llama, despectivamente, el régimen del 78 y que no es más que el estado social y democrático de derecho,  que, con todos sus defectos, continúa siendo la mejor manera de vivir en paz, libertad y ,hasta ahora, con un notable nivel de vida . Pero ya sabemos que los dictadores, incluidos los que se califican de derechistas, odian al mercado, al principio de legalidad y a la democracia pluralista  porque limitan su poder, su papel de intérpretes auténticos y únicos de la voluntad del pueblo. Por eso Iglesias tiene como aliados circunstanciales a los independentistas que, como también han dicho expresamente, esperan que la degradación de la convivencia y los estragos económicos de la crisis, les abran una ventana de oportunidad para repetir su intento de golpe de estado. 

La cuestión es preocupante porque entre las fuerzas políticas que deberían garantizar sensatez y buen gobierno, liderazgo frente a los problemas, no veo más que a políticos de segundo orden, encantados de haberse conocido, y que , si nadie lo evita, acabarán siendo devorados por los extremos, con personajes no más capaces pero si más decididos y convencidos. 

En unas circunstancias sociales en las que la política es más comunicación que convicción y en las que las emociones priman sobre las razones

Cuando la balanza se inclina demasiado hacia un lado siempre crece la reacción contraria. Más en unas circunstancias sociales en las que la política es más comunicación que convicción y en las que las emociones priman sobre las razones. Y los que piensen que esto no puede ocurrir, que vivimos en Europa, en el siglo XXI, que no olviden la historia. Lo peor es posible si los ciudadanos, la sociedad civil organizada, no combate para evitarlo.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado, editor y profesor universitario de derecho mercantil y derecho financiero. Fundador de Societat Civil Catalana. Contertulio en TV3.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -
Agbar yo me corono

Lo Más visto

ENTREVISTA | Alberto Olmos: “Sólo dejarán en paz a Woody Allen cuando muera”

De un tiempo a esta parte, el escritor Alberto Olmos ha convertido su columna Mala fama en El Confidencial en un refugio...

Infancia trans: el último objetivo de los pánicos morales

Parece que lo reaccionario quiere convertir la transexualidad en una realidad que no es. Afloran los pánicos morales y la infancia trans, lejos...

Los vecinos de L’Hospitalet crean una «Patrulla Ciudadana» para hacer frente a la inseguridad de la ciudad

La falta de seguridad ciudadana está a la orden del día en la ciudad de L'Hospitalet de Llobregat. En 2019 los vecinos...

La falta de droga ha sido lo peor del confinamiento en la prisión de Quatre Camins

A priori, puede parecer absurdo preguntar cómo se ha vivido el confinamiento dentro de una prisión, cuando hablamos de personas que ya...
- Publicidad -
Agbar yo me corono