AGBAR
bnew
AGBAR
AGBAR

Esquerra tacha a Ciudadanos de «fascismo puro»

Nacho Martín Blanco, en el Parlament.

La susceptibilidad que muestra el secesionismo ante lo que considera ofensas del constitucionalismo o de ciudadanos del resto de España -a las que suele tildar de «catalanofobia»– choca con el grado de dureza que emplea cuando critica a fuerzas no nacionalistas. Sin ir más lejos, ayer, el diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, Jordi Orobitg, acusó a Ciudadanos de practicar el «fascismo puro». La acusación tuvo lugar durante un debate sobre una resolución presentada por el PSC sobre delitos de odio en la Comisión de Asuntos Institucionales (CAI) del Parlament, que se celebró de manera telemática, y el destinatario fue el diputado Ignacio Martín Blanco.

La disputa entre ambos -que puede verse en este vídeo a partir de la hora 1:31- se produjo después de que el diputado naranja recordase que el separatismo no podía condenar los delitos de odio y al mismo tiempo cometerlos, recordando que recientemente las juventudes de ERC rindieron un homenaje a los hermanos Badia -un grupo paramilitar de corte fascista de los años 30-. Martín Blanco definió a dichos hermanos como unos «fascistas catalanes de principios del siglo XX» y «pistoleros que lo que hacían básicamente era sembrar el terror en las calles de Barcelona». «En España no hay ningún otro partido político que realice homenajes a fascistas declarados», lamentó.

La acusación no es cierta

En su turno de palabra, Orobitg le respondió acusándole de «legitimar el asesinato de los hermanos Badia». Pese a ello, en el vídeo de la comisión se puede comprobar que en ningún momento Blanco reivindica el asesinato de los Badia -cometido por pistoleros de la FAI en 1936-. El político republicano también recriminó a los liberales asistir a manifestaciones al lado de «fascistas, con banderas preconstitucionales y deseando la muerte a cargos públicos«. «Aquellos que sí han transitado por las calles de Cataluña junto a todas estas personas deberían hacer revisión de si su proceder personal y el de su organización se encuentra dentro de los estándares de la democracia o son comportamientos claramente anticonstitucionales y fascistas», sentenció el republicano.

Antes estas imputaciones, el diputado de la formación naranja aclaró que él no había celebrado ni legitimado el asesinato de nadie, y que se había limitado a recordar las «acciones» y el «fascismo totalmente contrastado» de los hermanos Badia. Orobitg no dio por buenas las aclaraciones efectuadas por Martín Blanco y le reprochó seguir la estrategia de «acusar a aquel que ha sido acusado». Una práctica que, según él, es «fascismo puro».

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Noche de ‘fiesta’ en Barcelona

Barcelona se ha convertido en escenario de todo tipo de tropelías. Sobre todo el centro histórico de la ciudad, tomado desde hace...

Varapalo del Consejo de Europa al separatismo catalán

Pese a los esfuerzos invertidos por el separatismo catalán en que Europa desautorice a España por una supuesta conducta autoritaria, el Parlamento...

Gran victoria del PP en Andalucía

La alternancia es una característica de la democracia parlamentaria, pero en España se lleva mal. Sobre todo, lo lleva mal la izquierda....

Demoledor informe de AMES sobre el adoctrinamiento en Bachillerato a través de la asignatura de Historia

El sindicato de profesores AMES ha presentado este martes en el Parlament un demoledor informe con el que denuncia el adoctrinamiento que...