ZFBarcelona
ZFBarcelona

Puigdemont apuesta por una «dirección aliada» del independentismo de cara a las elecciones autonómicas

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda a los asistentes a su mitin en Perpiñán.

El ex presidente y seguramente número 1 de la lista de JxCat a las próximas elecciones autonómicas, Carles Puigdemont, ha apostado este lunes por la unidad del independentismo de cara a los comicios. Lo ha hecho remitiéndose a su libro Re-unim-nos y defendiendo que la unidad es un concepto «tan legítimo, respetable y honesto» como la desunión.

En su cuenta de Twitter, el ahora eurodiputado fugado de la Justicia española por el referéndum ilegal del 1-O ha explicado cuál es su concepto de la unidad que deben mantener los separatistas. Un concepto sobre el que, sin mencionarlo, parece planear el Consell per la República, la entidad creada por Puigdemont en Waterloo para recaudar fondos para su defensa legal, promover su candidatura al Parlamento europeo y promocionar internacionalmente el separatismo.

Ni aniquilación ni hegemonía

En su libro, Puigdemont explica que, si los separatistas quieren vivir en una «república independiente», solo podrán lograrlo «desde la unidad política«. Una unión que, añade, «depende de cada circunstancia y de cada momento«. Y no puede basarse ni en la «aniquilación» de otras formaciones independentistas ni en la «hegemonía«. Esta unidad tiene que darse en un «marco común» y con «una actitud de verdaderos aliados«. Para ello, añade Puigdemont, hace falta «una dirección política coordinada y apoderada«, que pueda «imponerse» a las tensiones que pudieran surgir entre los partidos. Y es ahí donde podría entrar en juego el Consell per la República, aunque Puigdemont no lo mencione expresamente.

El Consell per la República organizó el acto multitudinario de Perpignan.

El Consell per la República organizó el acto multitudinario de Perpignan.
EP


Esta «dirección aliada» es definida por Puigdemont como «tener un objetivo común, una estrategia para llegar y unas herramientas para conseguirlo». Además, sería necesario «asumir y respetar roles diferentes para cada ocasión, tener en marcha los preparativos necesarios de lo que hace falta para asumir el objetivo y tener líneas rojas y coherencia». «Quiere decir», concluye el ex presidente, «tener una única ventanilla, un único discurso, una única actitud ante nuestros represores».

NOTICIAS RELACIONADAS

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | Rebeca Argudo: «La entronización de la víctima me parece perversa»

Azote del feminismo hegemónico y de la izquierda identitaria, Rebeca Argudo lleva un tiempo pisando todos los charcos posibles que se le...

Argimón alerta: «Hay 160.000 personas vacunadas en Cataluña que podrán desarrollar la enfermedad grave»

A pesar de que la sensación de pánico en torno al COVID-19 ha vuelto a instalarse a casi todos los niveles, el...

El separatismo vuelve a las andadas contra España con la excusa del incendio forestal de Llançà

Cualquier excusa es buena para el separatista medio cuando de atacar a España se trata. El problema viene cuando son las propias...

El infierno fiscal de Cataluña: es la comunidad que más castiga a las rentas medias y bajas

La fuerte presión fiscal a la que se somete a los ciudadanos catalanes se ha dado en llamar últimamente como el «infierno...