Santander Thank You

Morfina para los abuelos: una muerte en silencio, en lugar de medicinas que podrían salvarlos

Julián Bayón, el experto en medicina estética que abandonó el confinamiento para ayudar en las residencias de ancianos. "Hospitales de guerra" dejados de la mano de Dios. La generación del sacrificio ha muerto sacrificándose

Julián Bayón, experto en medicina estética facial

En el mundo del YES, WE CAN o JUNTOS SALDREMOS DE ESTA, donde los éxitos tienen dueño, pero los fracasos son de todos. En ese mundo donde una pandemia ha sesgado millones de vidas convirtiéndolas en números. Ahí donde los ancianos han sido dejados de la mano de Dios ante un virus que se los ha llevado en masa y en silencio, donde un repunte del virus es culpa de los demás pero nunca de uno mismo. En ese mundo en que todo se arregla con los aplausos en un balcón , con un TODO IRÁ BIEN o JUNTOS LO CONSEGUIREMOS a veces hay que decir: juntos no lo sé, pero gracias a algunas personas el horror es menos horrible y el dolor menos doloroso.

Su nombre es Julián Bayón, conocido a nivel internacional por ser una eminencia en el campo de la medicina estética facial, al igual que lo fue su padre, el desaparecido Doctor Julián Bayón, a quienes médicos y profesores recuerdan como un «compañero irreemplazable» por su dedicación y cercanía. En el mundo del corazón es conocido por ser la pareja sentimental de Vania Millán (Miss España 2002).

Julián Bayón junto a su prometida Vania Millán (Miss España 2002)

Ya lo había anunciado Vania Millán en su Instagram quien se mostraba orgullosa: «mi compañero de confinamiento me abandona… pero obviamente con un fin mayor. Toda la ayuda que ofrezcamos en esta situación es poca y, como no, Julián, de acuerdo con sus valores de generosidad y humanidad ha querido echar una mano como médico voluntario en toda esta situación». Unas palabras que el médico agradece porque, asegura, el apoyo de su pareja y su familia han sido un balón de oxígeno muy importante para el.

La decisión de ayudar en las residencias fue algo casual, comenta el doctor, quien en realidad se había ofrecido como voluntario en el Colegio de Médicos pero jamás creyó que acabaría en una residencia. “Me lo propuso un familiar pero pensé y ¿qué voy a hacer yo ahí?. En un momento en que se hablaba de Ifema o del Gregorio Marañón no se le pasaba a uno por la cabeza acabar en una residencia ¿quién podría imaginar lo que se estaba viviendo ahí dentro? “Inhumano. Lo que vi ahí es inhumano”

En las redes sociales sus seguidores estaban acostumbrados a ver a un médico de aspecto impecable compartiendo vídeos acerca de la belleza y de las múltiples técnicas que existen para combatir la edad. Sin embargo, fue a principios de abril cuando su imagen empezó a hacer estragos y a mostrar desolación y cansancio. «Perdón por el aspecto que tengo, decía el doctor, pero es más emocional que físico».

Cada día era peor que el anterior, jornadas maratonianas a veces “cubiertos con bolsas de basura porque no había medios de protección” en las que con impotencia firmaba a diario certificados de defunción porque «muerte y más muerte era el día a día de estos centros abandonados por el poder». Y aunque siempre ha dejado claro que no busca ser abanderado de ninguna crítica política denuncia con tristeza que los mayores «nuestros mayores, a esos que se merecen todo se les ha negando medicamentos que podrían haberles salvado la vida para darles, en su lugar, “la medicina de la compasión” morfina y sedación para que tengan una muerte silenciosa».

Sin tests

Era 6 de abril. 24 días de confinamiento y ni un solo test había llegado a la residencia, donde los abuelos se organizaban en diferentes grupos sin la certeza de si eran positivos o no. ”Que no nos cuenten milongas de que no hay tests. Eso es mentira”, sostiene Bayón. Tanto es así, aclara el doctor, que la hija de una residente, preocupada por su madre, consiguió uno de un día para otro. «¿si lo consiguió una mujer para su madre, cómo no va a poder el gobierno facilitárselos a quienes más lo necesitan?». A propósito de esto, recuerda como esta señora, hija de la mujer que consiguió los tests “era la alegría de la huerta” ¿Quién iba a imaginar que sería positivo? Pues lo fue, vaya si lo fue, aunque gracias a Dios no le pasó nada.

Un día feliz

No fue hasta el día 12 de abril cuando, cuenta Bayón, la Comunidad de Madrid hizo llegar los tests a la residencia. Por supuesto, solo para los mayores “a los sanitarios no se nos permitió hacérnoslo”. Pero fue un día feliz “por fin podíamos separar a las personas contagiadas de las que no lo estaban” después de un mes de confinamiento en el que solo habíamos estado poniendo vías, tomando temperatura y ayudando a morir de forma silenciosa a tantos y tantos abuelos, “dándoles la medicina de la compasión”.

Después de escuchar estas palabras ¿a quién no se le encoge el alma? “no se trata de buscar culpables” dice Julián una y otra vez, se trata de buscar soluciones, soluciones, soluciones. Y “yo no soy un héroe. Todos lo somos, los que hemos ayudado en hospitales y residencias en primera línea” pero también todos los que han trabajado para que la vida siga mínimamente con las necesidades básicas cubiertas, sostiene el doctor, que no olvida a quienes se han quedado en casa, que esos también son héroes.

Pero en realidad “no necesitamos héroes”, ojalá no vuelvan a hacer falta porque este drama no se puede repetir, no se debe repetir porque “nuestros mayores no se lo merecen” y en reconocimiento a ellos el doctor quiso compartir este hermoso homenaje con el textode Rubén Tejerina y la realización de Elio Suárez hacia los grandes olvidados: nuestros mayores.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

Apuñalan en el cuello a un joven en Cornellá a escasos metros de la comisaría de Mossos

Un chico de unos 20 años se encuentra en estado crítico, después de que un conocido suyo le asestara una puñalada en...

Los catalanes podrán pasear al perro entre las 4.00 y las 6.00 y no podrán salir a la calle a partir de las 22.00...

El Govern ha aprobado este domingo a través del PROCICAT nuevas medidas para intentar hacer frente a la segunda ola de la...

El diputado Ignacio Garriga, «el negro de Vox», levanta la ira de la izquierda en Twitter

Hay que admitir que quien en Vox tuvo la idea de poner al parlamentario Ignacio Garriga a defender la moción de censura...