El entorno de Puigdemont defiende ahora la «desestabilización» como vía hacia la independencia

El escritor David Ferrer llama a los independentistas a "aislar" a los partidos que apuestan por el diálogo

Cada vez está más claro que el procés es ya un libro cerrado y, en el seno del independentismo, vuelven a surgir diferentes posturas completamente enfrentadas. Si desde ERC se ha hecho y se mantiene una fuerte apuesta por el diálogo con el Estado como forma de lograr la celebración de un referéndum legal, en el entorno del ex presidente Carles Puigdemont, presumiblemente número 1 de la candidatura de JxCat, se defiende con vehemencia la vía de la unilateralidad. Una vía que ahora creen que debe de pasar por la «desestabilización» de Cataluña.

Así, al menos, lo ha planteado el escritor David Ferrer, autor de la obra Des de l’exili, con la que se convirtió en portavoz de los fugados de la Justicia española tras la consulta ilegal del 1O y la efímera declaración de independencia del 10 de octubre de 2017. En su cuenta de Twitter, Ferrer asegura que lograrán la independencia y expone los diferentes «instrumentos» con que cuentan los separatistas para ello. En su opinión, aquellos partidos que no opten por la vía de la estabilidad, entendiendo esta como de colaboración con el Estado, no sirven para el proyecto independentista. «Si los partidos son artefactos que se piensan a ellos mismos como gestores de la estabilidad, resulta evidente que no nos sirven», advierte en su hilo de mensajes.

Cambiar un régimen por otro

El escritor apunta que un proceso de independencia debe caracterizarse por la «desestabilización» pues se trata de «cambiar un régimen por otro». «Queremos», dice, «que un estado marche de nuestro territorio». Y por ello indica que «la estabilidad es la gran enemiga de las revoluciones«. Lanza en este punto Ferrer un claro mensaje a ERC: «Quien ahora os diga que la busca es un falso profeta«.

En la misma línea con la que en su día se creó la Assemblea Nacional Catalana (ANC), David Ferrer apunta al «pueblo» como «una inteligencia colectiva y un organismo vivo» y, como ya hiciera Puigdemont esta semana, apela a la «unidad«. Pero no a la de los partidos, sino a la de «la gente». «Si los partidos se quieren sumar y se ponen al servicio de la voluntad del pueblo», concluye, «los haremos servir para llegar a la independencia, cuanto antes mejor. Si no, identifiquemos el problema, aislémoslo y buen viento«. Un mensaje similar al del ex presidente, que, sin mencionarlo, apuesta por el Consell per la República como nueva formación para articular otro proyecto separatista.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...

Francia prohíbe llevar ‘CAT’ en la matrícula del vehículo

La Corte de Casación francesa ha prohibido el uso del 'CAT' en las matrículas de ese país, una práctica muy habitual en...

ERC, Cs y ‘comunes’ no ven claro que se puedan desarrollar los comicios durante la tercera ola de la pandemia

ERC, Ciudadanos y Catalunya En Comú-Podem no tienen en estos momentos nada claro que el 14 de febrero sea la fecha idónea...