El paso al frente de Albert Batlle

El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle.

Hacía algunas semanas que se conocía la decisión de Albert Batlle de liderar una lista electoral con una candidatura que fuera más allá de su partido Units per Avançar. Este domingo, el ahora teniente de alcalde de Seguridad el Ayuntamiento de Barcelona ha oficializado sus intenciones en una amplia entrevista en La Vanguardia. Su propuesta, agrupar a su partido con Convergents, La LLiga, Lliures y el PNC, además de otras entidades que reivindican el catalanismo, es ambiciosa y como he dicho en otras ocasiones, puede tener un impacto importante en el mapa político catalán. Tengo estima personal y respeto profesional por Albert Batlle, al que conozco desde nuestra militancia en el PSC-Congrés a finales de la década de los setenta del siglo pasado, y que , a mi entender, tuvo una conducta ejemplar y valiente en su dimisión y en el desempeño de un cargo tan difícil como el de Director de los Mossos.

Su planteamiento, «estoy dispuesto a liderar un proyecto frente al independentismo», según declara en la entrevista, no deja margen para la ambigüedad. Ahora bien, su objetivo no es sencillo. Primero porque juntar a Lliures y La Lliga, explícitamente no soberanistas, con el PNC, que reivindica el modelo escocés, va a exigir mucha fineza. En segundo lugar, porque presumiblemente, Marta Pascal también aspirara a liderar una candidatura conjunta. De conseguir su objetivo, y de lograr una financiación adecuada, sus posibilidades de hacerse un hueco en el mapa político catalán no son desdeñables, aunque tampoco fáciles. Debe competir con la aparente moderación de ERC a base de fiabilidad, mayor apuesta por la seguridad y propugnando una política fiscal menos asfixiante, y con JxCat desnudando su radicalismo improductivo y su dependencia de Waterloo. De conseguirlo, podría significar un cambio sustancial de mayorías abriéndose la posibilidad a diferentes formulas de gobierno a las que hoy se barajan: una nueva mayoría independentista o un Tripartito.

La posibilidad de desbloquear la política catalana sin caer en un nuevo Tripartito es una buena noticia.

De confirmarse esta coalición, insisto todavía lejos de ser una realidad, Ciudadanos se vería presionado a modular sus pretensiones de competir por el voto del catalanismo centrista, se ha hablado mucho de la incorporación a su lista a representantes de esa sensibilidad política, y a volver su mirada al pacto con el PP que parecía ya hecho antes de la pandemia y que con el giro de Inés Arrimadas esta ahora en stand by

En todo caso estos movimientos deben ser bien recibidos. La posibilidad de desbloquear la política catalana sin caer en un nuevo Tripartito es una buena noticia.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Encapuchados separatistas anuncian la «liberación» de Gerona

Gerona ha amanecido con un llamamiento por parte de la plataforma secesionista Desobediencia Civil Catalunya para liberar la ciudad en nombre de...

Fracasan los actos del 1-O: falta de asistencia y abucheos a los líderes separatistas

Si la fuerza actual del separatismo se midiese por el éxito de los actos conmemorativos del quinto aniversario del 1 de octubre,...

El TSJC mantiene el 25% de castellano en seis centros, entre ellos el de Canet de Mar

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) no ha aceptado la petición de la Generalitat de revocar el cumplimiento de la...

La pedagoga sueca Inger Enkvist, contra la inmersión: «No sucede en ningún otro lugar del mundo»

El nacionalismo catalán repite con frecuencia que la inmersión lingüística catalana —que excluye el español como lengua vehicular— es un modelo avalado...