ZFBarcelona
ZFBarcelona

Torra recula y se adapta a las exigencias de la juez: los confinamientos de Lleida y Hospitalet serán recomendaciones

Se pide a los residentes de La Torrassa, La Florida y Collblanc que permanezcan en sus domicilios y que salgan solo si es estrictamente necesario

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament.

El confinamiento domiciliario al que pretendía someter el presidente del Govern, Quim Torra, a Lleida y el Baix Segrià ha pasado de orden a recomendación. El jefe del Ejecutivo catalán ha tenido que acatar lo dictado por la juez de guardia de Lleida y aceptar que el Govern no puede impedir la movilidad de los ciudadanos porque esto solo está en manos del Congreso. Un confinamiento domiciliario se ampara bajo un Real Decreto ley de estado de alarma que debe ser refrendado por la cámara baja, tanto en su origen como en cada una de sus prórrogas, tal y como hemos visto desde el pasado 15 de marzo a nivel nacional. No es problema competencial entre gobiernos, se trata del sometimiento del poder ejecutivo al legislativo en una medida que afecta a derechos fundamentales. Además el ejecutivo catalán deberá cumplir con los requisitos de transparencia e información detallada de la evolución de la pandemia, que también han sido exigidos por los alcaldes de la zona o la Síndica de Lleida

Así se desprende de las palabras pronunciadas este martes por la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, quien ha aclarado que «no se ha decretado un confinamiento estrictamente domiciliario». Por ello, la Generalitat pide a los ciudadanos de esta zona afectada por un rebrote de COVID-19 que «sea corresponsable de la decisión y que no salgan de casa si no es necesario», ha añadido Budó.

Aunque el decreto que permitirá a Torra ejecutar esta medida debe ser aún aprobado por la Justicia, está previsto que entre en vigor a partir de las 00.00 horas de este miércoles. Afectará a la ciudad de Lleida y a siete municipios del Baix Segrià cuyos residentes deberán permanecer en sus domicilios en la medida de lo posible para evitar que se siga propagando el virus por la zona. Se mantiene la orden de confinamiento perimetral ya dada por el Govern la semana pasada y ahora se endurece con esta recomendación.

De este modo, Torra se adapta a lo indicado por la juez de guardia de Lleida que anuló el pasado domingo la orden de confinamiento total promovida por el presidente y JxCat y, finalmente, aceptada por ERC. Así, la orden de encerrar a los residentes en sus domicilios pasa a ser recomendación y, además, se fija el plazo en 15 días prorrogables. En el decreto aprobado por Torra se señalaba que el encierro carecía de fecha de finalización, algo que la juez también rechazó.

La «recomendación muy firme» de Alba Vergés

El cambio de estrategia de Torra se ha hecho notar también en Hospitalet de Llobregat, segunda ciudad catalana y en tres de cuyos barrios se ha localizado otro fuerte rebrote de COVID-19. En este caso, el Govern ha anunciado directamente como «recomendación» las mismas medidas que pretendía aplicar en Lleida y el Baix Segrià vía confinamiento domiciliario. La titular de Salud, la republicana Alba Vergés, ha definido como «recomendación muy firme» la petición a los residentes en La Torrassa, La Florida y Collblanc de que «solo salgan de casa para ir a trabajar, cuidar personas vulnerables o actividades imprescindibles como comprar o ir al banco».

En este caso, a la recomendación de no salir de casa se suma la prohibición de celebrar encuentros o reuniones de más de 10 personas, tanto en el ámbito privado como en el público. Solo se salvan de esta prohibición el transporte público y las «actividades laborales». Los residentes en estos tres barrios tampoco podrán disfrutar de «actividades culturales, de espectáculos públicos, recreativas, deportivas y de ocio nocturno«.

Sorprendentemente y tal y como también está previsto que suceda en Lleida y el Baix Segrià, se mantendrán los casales y colonias de verano, así como las bibliotecas y los museos. Además, y en función de lo que marque el PROCICAT, se abrirán diversos equipamientos públicos para «atender a las personas vulnerables» en caso de que se produzca una ola de calor en los próximos días.

Bares y restaurantes podrán permanecer abiertos con la condición de que el aforo interior esté limitado al 50%, se respete en el exterior la distancia de 2 metros entre mesas y el consumo no se realice en la barra.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Los médicos retan al Govern ante la posibilidad de quedarse sin vacaciones: «El Ejército también tiene doctores»

La posibilidad de perder las vacaciones de agosto debido a la quinta ola de la pandemia de COVID-19, protagonizada ahora por la...

Una consejera de Colau indigna al separatismo por hablar de la «Cataluña profunda»

Pese a que a que el separatismo suele hacer gala de constantes muestras de hispanofobia a través de destacados líderes como el...

Santi Vilà y Gerard Esteva dos posibles candidatos a la alcaldía de Barcelona

La decadencia de Cataluña producto del 'procès' y la de Barcelona agravada por el 'colauismo' son dos ideas que gozan de creciente...

Argimón alerta: «Hay 160.000 personas vacunadas en Cataluña que podrán desarrollar la enfermedad grave»

A pesar de que la sensación de pánico en torno al COVID-19 ha vuelto a instalarse a casi todos los niveles, el...