Santander Thank You

Los conspiranoicos hacen su agosto con la pandemia del COVID-19

Lo desconocido del virus, su errático comportamiento y el caos en las medidas adoptadas por todos los gobiernos facilitan la aparición de tesis contrarias a la versión oficial

El conspiranoico medio nunca abandona su gorrito de papel de aluminio.
El conspiranoico medio nunca abandona su gorrito de papel de aluminio.

En cada gran acontecimiento histórico de la humanidad surgen grupos que cuestionan las versiones oficiales. Hoy los llamamos conspiranoicos y nunca son presentados sin su característico gorrito de papel de aluminio. Llaman «bala mágica» a la que mató al presidente Kennedy. Creen que el 11-S fue orquestado por EEUU e Israel. Piensan que el 11-M no se ideó fuera de España. Y, ahora, aseguran que el COVID-19, el virus que ha puesto patas arriba el mundo tal y como lo conocemos, no surgió de la nada en un mercado de la lejana Wuhan. Los más serios en este cuestionamiento se centran en argumentos meramente científicos. Otros, sin embargo, creen que alguien, un poder supranacional sin cara ni nombre, mueve los hilos de la humanidad con un objetivo desconocido y, obviamente, peligroso.

Aunque buena parte de la ciencia y de sus estamentos apoyan firmemente la tesis de que el SARS-CoV-2, más conocido como COVID-19, procede de la naturaleza, otros científicos han mostrado sus dudas al respecto. El errático compartamiento del virus y la imposibilidad, hasta el momento, de tener clara la sintomatología de la enfermedad que provoca, ha llevado a algunos a barajar la posiblidad de que se trate de un virus creado artificialmente con un propósito desconocido.

Las dudas del Nobel descubridor del sida

Uno de los defensores de la teoría de que el virus es, al menos en parte, artificial es el virólogo francés Luc Montagnier. Entre sus méritos, cuenta con un Premio Nobel por el descubrimiento del virus de inmunodeficiencia humana, el tan temido VIH y popularizado como SIDA. En abril, Montagnier realizó unas polémicas declaraciones asegurando que el COVID-19 contiene secuencias genéticas idénticas a las de VIH. En su opinión, la explicación del origen en un mercado húmedo de Wuhan es «una bella leyenda». Así lo afirmó en una entrevista en la web Pourquoi, Docteur? en la que expuso la tesis de que se trata de un virus manipulado por científicos chinos en un laboratorio de alta seguridad de Wuhan con el fin de crear una vacuna contra el SIDA.

La COVID-19 no procede de la naturaleza. El mercado de Wuhan es solo una cabeza de turco.

Doctora Li-Meng-Yan

Algo más precisa es la doctora china Li-Meng-Yan, quien, al parecer, comenzó a investigar la aparición del COVID-19 a principios de enero en Hong Kong, según ha publicado El Mundo hace escasos días. «El mercado de Wuhan», ha contado en la entrevista, en la que también asegura que dará a conocer públicamente las pruebas de su tesis en breve, «no es el origen del brote, ni un animal salvaje el huésped intermedio. La COVID-19 no procede de la naturaleza. El mercado solo es una cabeza de turco». «No creo que su origen sea natural», añade, «ni que esta enfermedad sea un accidente. Así que, de acuerdo con esto, toda la pandemia podría haber sido evitada. Y, si la OMS hubiera actuado desde que tuvo la información el 31 de diciembre, no habríamos tenido esta gran pandemia en todo el mundo».

Ni confinamiento, ni mascarillas

En España, el movimiento más reciente a la hora de poner en duda las tesis oficiales relativas al COVID-19 lo ha hecho la plataforma Médicos por la Verdad, que se presentó este sábado en Madrid. Lo hizo en la sede de la Asociación de la Prensa y, sin embargo, ningún medio generalista ha recogido sus informaciones. Con vínculos con entidades similares en Alemania, Austria, EEUU, Bolivia o Argentina, esta nueva asociación, que ya cuenta con unos 400 miembros, tiene previsto poner en marcha una comisión extraparlamentaria, formada por médicos y científicos, sobre la gestión del COVID-19. Sus colegas alemanes ya la han activado y, por lo que cuentan, tienen claro que todo se basa en aquella famosa frase que dice «it’s the economy, stupid«.

Médicos por la Verdad cuestiona el confinamiento, las mascarillas y las pruebas PCR y aseguran que sí hay tratamiento: ozono, dióxido de cloro y peróxido de hidrógeno.

La entidad española no niega la existencia del virus ni la gravedad de la enfermedad que provoca, pero sí cuestiona las medidas adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis sanitaria. Sus integrantes creen, por ejemplo, que el confinamiento total de la población ha sido un error con gravísimas consecuencias económicas, sociales y de salud. También rechazan que el uso generalizado de la mascarilla sea conveniente. En ambos casos, apoyan sus afirmaciones en las recomendaciones de la propia OMS y en el Reglamento Sanitario Internacional.

El presidente Quim Torra con mascarilla en el Parlament.
El presidente Quim Torra con mascarilla en el Parlament (Europa Press).

Ponen también en duda la eficacia de las pruebas PCR y, además, defienden que la pandemia en sí es un gran fake que ha perjudicado a la población en general y a la economía en particular. Y, finalmente, y en contra de lo que se muestra a diario desde el ámbito oficial, aseguran que el COVID-19 tiene tratamiento en su estado inicial: «ozono, dióxido de cloro y peróxido de hidrógeno«, según explicó la doctora María José Martínez Albarracín durante la presentación de la asociación.

La sociedad se organiza al ritmo de Bosé

Dentro de la ciudadanía, por otro lado, existen también movimientos ya organizados en contra de la versión oficial del COVID-19. Las redes sociales han facilitado la creación de estas plataformas que promueven, por ejemplo, el rechazo a una posible vacuna contra el virus o a la necesidad de utilizar mascarillas en cualquier ámbito y a cualquier hora. En Telegram o en Twitter, trabajan desde perfiles como Stop Confinamiento España, No Nos Kayarán e Información Sin Censura.

Estos consipiranoicos anónimos han encontrado un aliado en el famoso artista Miguel Bosé, cuya cuenta de Twitter es, desde hace meses, un recopilatorio de información ideal para todos aquellos que creen que detrás del COVID-19 existe, por ejemplo, un intento de activar un gobierno mundial que convertiría en esclava a buena parte de la humanidad. Bosé tiene entre sus enemigos favoritos al filántropo norteamericano Bill Gates y al multimillonario George Soros, a los que coloca en el centro de la conspiración. Con algunos de sus tuits acaba este reportaje. Llega agosto y, tal vez, resulte interesante navegar entre las olas de la duda sin olvidar ni las mascarillas ni el gel hidroalcohólico.

NOTICIAS RELACIONADAS

3 COMENTARIOS

  1. Apoyo la moción. No obstante no me considero conspiraonico si no amante de los datos y la gestión de los mismos. Bajo ese contexto, hay demasiadas lagunas, tanto científicas como socio-políticas como para no creer que nos están manipulando como corderitos…

    Any way… al final, la verdad saldrá a la luz. Espero que cuendo eso ocurra, que ocurrirá, el levantamiento no sea tan devastador como pienso… quizás, yo mismo, sea hiper-conspiraonico…

  2. Perdona; lo demas no lo sé, pero en la ciudad donde vivo una clínica privada trata a los enfermos con ozonoterapia y los está salvando…..Me parece muy fuerte meter todo en el mismo saco, porque es desinformar.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

Apuñalan en el cuello a un joven en Cornellá a escasos metros de la comisaría de Mossos

Un chico de unos 20 años se encuentra en estado crítico, después de que un conocido suyo le asestara una puñalada en...

Los catalanes podrán pasear al perro entre las 4.00 y las 6.00 y no podrán salir a la calle a partir de las 22.00...

El Govern ha aprobado este domingo a través del PROCICAT nuevas medidas para intentar hacer frente a la segunda ola de la...

Miles de familias plantan cara al Govern: «Tenemos derecho a decidir la jornada lectiva de nuestros hijos»

Crece minuto a minuto el número de familias que se une a la petición de la plataforma Volem la Jornada Contínua a...