Santander Thank You

David Pérez (PSC): «Vox es un partido de cuanto peor, mejor. Complicará la política en Cataluña»

El diputado autonómico del PSC y miembro de la mesa del Parlament charla con El Liberal sobre la actualidad catalana: pandemia, diálogo, elecciones e independentismo

David Pérez, secretario segundo del Parlament y diputado del PSC.
David Pérez, secretario segundo del Parlament y diputado del PSC.

Secretario segundo de la Mesa del Parlament, el diputado del PSC David Pérez es uno de los referentes del socialismo partidario de que Cataluña siga dentro de España. Nacido en Hospitalet de Llobregat, Pérez no tiene complejos a la hora de declararse «tan catalán como español» y asegura sentirse «muy cómodo» en un partido que, en otros tiempos, se mostró demasiado tibio frente al separatismo. «El PSC», afirma, «está muy a gusto con la idea de España». Partidario del diálogo, igual que el secretario general de la formación, Miquel Iceta, Pérez asegura en su charla con El Liberal que es necesario negociar, pese a quien pese. Y, sobre todo, «cuando tienes mayoría absoluta». Pero también reconoce que ese diálogo es cada día más complicado con la Generalitat gobernada por JxCat y ERC. No obstante, tiene claro que los socialistas lo seguirán intentando.

Se van de vacaciones sin saber aún la fecha de las elecciones. ¿Cree que Carles Puigdemont mueve los hilos para que Quim Torra no convoque hasta que el nuevo JxCat esté listo? 

Creo que es peor. En este momento, ni Puigdemont tiene claro en qué fechas podría haber elecciones en Cataluña. Tienen muchos frentes abiertos. Entre ellos, la propia pandemia del COVID-19. Y no solo su marca electoral, sino que el espacio independentista está permanentemente con nuevos partidos y nuevos liderazgos. La relación con ERC. La propia gestión del Govern ante la pandemia, que es un desastre permanente, lo que también les retiene a la hora de convocar. Y, por supuesto, lo que usted dice, que aún no tiene la marca electoral. Pero eso lo hacen en un momento. 

Pero el proceso de organización del partido no acabará antes de octubre.

Sí pero ellos harán una candidatura electoral, con partido o sin partido. Además, les pesa especialmente la posible inhabilitación de Quim Torra. Yo soy de los que piensa que su escenario de confrontación con ERC también les va a marcar mucho. Y, por lo tanto, puede ser que inhabiliten a Torra y que, a partir de ahí, se inicie un camino extraño.

¿Puede ser que no haya elecciones? 

No. Elecciones tiene que haber porque, según la ley, si no hay candidato y nadie las convoca, el propio presidente del Parlament [Roger Torrent, ERC] se verá obligado a hacerlo. Pero creo que este escenario es el que más le gustaría a JxCat, que ERC quedara como el que obliga al independentismo a convocar elecciones con un presidente de la Generalitat condenado por la Justicia española. Ese discurso de siempre…

A JxCat le gustaría que ERC quedara como el que obliga al independentismo a convocar elecciones con un presidente condenado por la Justicia española.

David Pérez

Por culpa de ERC, que acató la orden de la Junta Electoral Central y del Tribunal Supremo de inhabilitar a Torra como diputado. Imagino que venderían que es culpa de los republicanos tener que convocar unas elecciones en un escenario tan complicado de pandemia, crisis sanitaria, social y económica. 

Convocarlas sin que, en el fondo, haya una necesidad porque el proceso electoral podría continuar hasta abril. Pero, volviendo al principio, creo que lo de Puigdemont y su partido es un elemento más pero no es determinante. 

Estamos hablando entonces de un independentismo que, sobre todo en el caso de JxCat, busca ponerlo todo a su favor, a pesar de estar en el momento crítico en el que estamos. 

Como siempre…

Torra convoca un Pleno para hablar de la monarquía pero se niega a celebrar otro para rendir cuentas sobre su gestión de la pandemia. Se ve que el dolor ajeno no forma parte de ese ‘sentiment’ al que tanto apelan los separatistas.

Se mire como se mire, desde cualquier gobierno, municipal, autonómico, nacional, una pandemia tan rotunda y tan fuerte como la que nos está afectando, obliga a que la estabilidad institucional sea prioritaria. Que el independentismo intente poner en crisis las estructuras del Estado en este momento, en plena pandemia, solo lo entendería si lo que pretenden es tapar las carencias que está teniendo su Govern en la gestión de esta crisis. De todos modos, no se entiende lo de intentar poner en crisis al Estado en el momento en el que, se mire como se mire, hace falta la unidad de todas las fuerzas políticas. 

Me sorprende la cantidad de gente que, ante la gestión del Govern, te dice que estamos en manos de gente muy torpe.

David Pérez

Este es el papel que ha hecho Torra desde marzo. Hoy exige una cosa que mañana rechaza. Cualquier persona medianamente normal que vea cuál ha sido la actitud del presidente catalán estos meses pensaría que Cataluña está en manos de un inmaduro que ha gestionado la pandemia como si fuera un juego. 

Tiene razón. A mí me ha sorprendido la cantidad de gente que, ante la gestión que está haciendo el Govern, te dice que estamos en manos de una gente muy torpe. Estamos en manos de gente que es incapaz de gestionar absolutamente nada. Hasta ahora eran unos pesados con el indepedentismo y el derecho a decidir. Pero se les suponía una cierta capacidad de gestión. Creo que, desde que han vuelto a asumir las competencias, están demostrando una gestión muy torpe en absolutamente todos los temas.

Es un Govern que tiene dos cabezas: JxCat y ERC. Entre ellos la relación es nefasta. La gestión de Alba Vergés y Chakir el Homrani ha sido tremenda. Pero es que la de JxCat, en la misma línea. Quizás la figura más sensata haya sido Gabriel Rufián, que ha intentado mantenerse como socio preferente del PSOE en Madrid. 

Claro. Puedo coincidir con el trabajo que ha hecho Rufián, pero hemos de tener clara una cosa. Eso lo tenía que haber hecho el Govern. ¿Quién del Govern ha hecho ese trabajo? Intentar consensuar los temas entre los dos socios de gobierno. Intentar consensuar las decisiones con el resto de partidos en Cataluña. Aquí no lo ha hecho nadie. Hoy en día, el Govern ha perdido tres votaciones en la Diputación Permanente. Homrani se ha tenido que comer su ley porque el Parlament no la ha aceptado. Esto quiere decir, primero, que la ley era muy mala y, segundo, que son incapaces de hablar con la oposición. Es que no hay manera. Y un buen gestor es aquel que también es capaz de hablar con el resto de fuerzas políticas. Lo que hizo Pedro Sánchez con el PNV en la Conferencia de Presidentes. ¡Hay que hablar, hay que moverse, hay que dialogar, hay que pactar, hay que llegar a acuerdos! Este Govern ha sido incapaz.

Creo que los ciudadanos no esperan tanto una negociación en un momento como el actual. Esperan más que salga de los propios partidos el ir a una, sin sacar nada a cambio. En otras comunidades no hemos visto que intentaran sacar partido de la situción.

Mire, siempre hay que negociar. Y, sobre todo, cuando tienes mayoría absoluta. Hay que hablar, dialogar, llegar a acuerdos siempre. Y más en una situación como la actual.

Siempre hay que pactar y llegar a acuerdos y el Govern es incapaz de hacerlo. Ni con el Gobierno, ni con los ayuntamientos, ni con otras comunidades.

David Pérez

¿En abril también? Se moría la gente por miles, estábamos metidos en casa sin saber qué iba a suceder.

Razón de más. El ministro Salvador Illa ha hecho más de 120 reuniones con representantes autonómicos durante la crisis. Y da igual. Aunque el otro se cabree, te tienes que reunir con él, pedirle cooperación, hablar. Estaba el mando único pero había que llegar a acuerdos con las otras personas que están gestionando. Illa, incluso, apoyó decisiones del Govern, como la compra de mascarillas. Son los que están gobernando y chapeau. Pero siempre hay que pactar y llegar a acuerdos. Y el Govern es incapaz de hacerlo. Ni con el Gobierno del Estado, ni con los grupos de la oposición, ni con el resto de comunidades. Se pasan el día diciendo que no fueron a la reunión porque era una reunión para blanquear a la monarquía. ¿Usted se cree que al resto de presidentes autonómicos le agradan esas manifestaciones? Están hartos y ya no pueden más. Los ciudadanos de Cataluña tenemos un Govern que tiene muchas carencias.

Es que esas deslealtades constantes, al final, a quien afectan es al ciudadano.

Claro. Tiene unas repercusiones que afectan a los ciudadanos. Y, cuando nos vamos a otras comunidades, nos encontramos ese punto de desconfianza. 

¿Impedir al Ejército y los cuerpos de seguridad del Estado hacer hospitales de campaña o desinfectar residencias es torpeza o es otra cosa?

Defínalo como quiera. Es inaceptable y es la demostración más clara de que este Govern ha sido incapaz de gestionar con sentido común esta crisis. Si te  ofrecen una ayuda, acéptala siempre, provenga de quien provenga. Y uno de los mayores errores de este Govern ha sido es que ha sido incapaz de hacer eso. Ni siquiera ha aceptado la ayuda de los ayuntamientos. Siempre con este pensamiento de que ellos lo hacen mejor, han demostrado que no. No tan solo que no son los mejores gestionando, sino que, en algunos casos, han sido de las peores comunidades. Hay comunidades que se han salido en la gestión, como Valencia, por ejemplo. 

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha sido una de las estrellas de estos meses. La propia oposición ha alabado cómo ha gestionado la crisis. 

Efectivamente. Ha gestionado con sentido común, ha llegado a acuerdos con todos y, al final, eso tiene su repercusión.

Ciudadanos ha pedido a Sánchez que el Estado retome la gestión de la Sanidad hasta que todo esté controlado. ¿Pueden estar los caprichos nacionalistas por encima de la salud de las personas? 

La clave es que la situación actual, siendo crítica, no es la que nos encontramos al inicio de la pandemia, con los hospitales saturados y con un índice de mortandad muy superior al que tenemos ahora. El Gobierno, en la situación actual, ha dicho que no hay que bajar la guardia pero sí que hay que permitir que las comunidades gestionen la situación actual de desescalada. Y las comunidades lo han aceptado y de manera notable, salvo algún caso. ¿El hecho de que alguna comunidad no lo haya hecho bien significa que el Estado tiene que recuperar todas las competencias? Tengo mis dudas. Es muy importante implicar a las comunidades autónomas en la gestión de la crisis. 

La situación actual, siendo crítica, no es la que nos encontramos al inicio de la pandemia, con hospitales saturados y un índice de mortalidad muy alto.

David Pérez

La ley a la que apela Ciudadanos habla más de una cuestión de coordinación por parte del Ministerio de Sanidad. 

Eso es lo que ya se está haciendo, con mayor o menor acierto. Y con mayor o menor sinceridad por parte de algunas comunidades. Se sigue haciendo. Yo creo que esta situación es la correcta. Y, si el Gobierno del Estado ve que lo mejor para los ciudadanos sería recuperar otra vez la totalidad de la competencia, lo hará. Pero, en estos momentos, y tal y como dice Fernando Simón, la situación es complicada, hay que ir siguiendo los brotes que se están produciendo, hay sectores de la población sobre los que hay que estar, pero es una situación muy diferente a la de marzo. Por ahora, los hospitales están aguantando. Y yo insisto en que es muy importante que las comunidades vivan de primera mano esta parte de la gestión. 

Pero, en Cataluña, con esta gestión da la impresión de que volvemos a estar en un juego. Hoy se dice que la situación es crítica y dos días después se levanta el confinamiento que se ordenó sobre Lleida.

Sí, pero ahora ha sido un acierto el nombramiento del nuevo secretario de Salud, Josep Maria Argimon. Ahora tienen que gestionar lo que tienen y seguir.

El PSC va a afrontar las elecciones con dos catalanes muy bien situados en este momento, como son Miquel Iceta y Salvador Illa.

David Pérez

Se rumorea que el PSC podría traer de vuelta a Salvador Illa a Cataluña como candidato a la Generalitat y aprovechar, dicen, el voto de los descontentos de Ciudadanos. 

Yo pienso que no. El candidato es Miquel Iceta y ha mantenido una posición muy clara en toda esta legislatura. Él cogió la idea de que esto se arregla dialogando, negociando y pactando y pienso que ese proyecto electoralmente nos va bien. Ha generado muchas expectativas en el partido y creo que va a dar muy buen resultado. ¿Salvador Illa lo haría bien? Por supuesto. ¿Lo haría mejor que Miquel Iceta? No lo sé. Igual sí o igual no. En cualquier caso, en estos momentos nuestro candidato es Iceta, que lo va a hacer bien, y el ministro de Sanidad es Salvador Illa, que también todos tenemos la confianza de que lo está haciendo muy bien. El PSC va a afrontar las elecciones con dos catalanes muy bien situados en este momento, como son Iceta e Illa. Es una pareja que creo que en Cataluña tiene mucha tirada. Y, en el resto de España, es una pareja que también está muy bien considerada. Los dos han hecho campaña en el País Vasco y en Galicia. Es una buena señal. Illa tiene cosas que no tiene Iceta e Iceta tiene cosas que no tiene Illa.

Bueno, eso pasa en todas las parejas.

Nadie es perfecto (risas). Pero yo creo que, en este momento, Cataluña necesita gente con capacidad de diálogo y negociación. Y Miquel Iceta y Salvador Illa son expertos en esto. 

La mesa de negociación entre Gobierno y Generalitat se ha vendido como si fuera algo que solo afecta a ERC. Pero es un acuerdo con el PSOE y en el que el PSC tiene su cuota de protagonismo. ¿Va a seguir adelante?

Por parte nuestra, ningún problema. Pero le recuerdo que el presidente de la Generalitat se encarga cada día de criticar, bombardear y poner pegas a esa mesa de negociación que, bajo mi punto de vista, debería ser una pieza clave en la gestión de esta situación.

Iceta lleva meses haciendo bandera del diálogo.

Es que es incomprensible que lo único que encuentre por parte del presidente de la Generalitat sea desprecio a ese diálogo. Hay que entenderse, ver qué problemas tiene el otro. 

El presidente de la Generalitat se encarga cada día de criticar, bombardear y poner pegas a una mesa de negociación que debería ser clave.

David Pérez

¿Tiene previsto el PSC volver a aliarse con Units per Avançar o con algún otro partido catalanista tipo la Lliga?

No le puedo contestar porque no lo sé. Pero son cosas que se suelen resolver en poco tiempo. 

¿A qué tipo de pactos estaría dispuesto a llegar el PSC si tuviera la posibilidad de gobernar?

Si el PSC se convierte en el primer partido constitucionalista de Cataluña, lo que tiene que hacer Iceta es sacar el programa, decir que ha tenido el apoyo de buena parte de los ciudadanos y defenderlo. Y, a partir de ahí, ver qué hacer.

Pero le hablo de acuerdos con otros partidos para gobernar porque es evidente que ningún partido podría sacar mayoría absoluta. Se habla de un posible tripartito con ERC y los ‘comunes’. Se mira también hacia el inexistente bloque constitucionalista como opción. ¿Qué haría su partido?

Insisto, haría exactamente lo mismo que le he dicho. Señores, este es mi programa, me han votado los ciudadanos, ¿quién está dispuesto a apoyar mi acción de gobierno? Es un ejercicio que Iceta saber hacer y que lo hará bien. A partir de aquí, ¿quién se querrá sumar? Ellos dirán. Lo que el PSC no hará es asumir programas electorales con los que no se ha presentado para ser alternativa de gobierno. 

¿Qué pasará si VOX logra representación en el Parlament? Las encuestas le auguran unos 2 o 3 diputados.

La vida política catalana se radicalizará. Y creo que es lo que menos necesita en este momento. VOX no es un partido de diálogo, sino todo lo contrario. Es un partido de cuanto peor, mejor. Y eso complicará la política en Cataluña. Alguien puede creer que irá bien para que los independentistas tengan su espejo. Pero los que creen esto no saben que los independentistas están deseando esa radicalización de la política con la entrada de VOX.

Cataluña necesita gente con capacidad de negociación como Miquel Iceta y Salvador Illa

David Pérez

En la situación actual, ¿qué posibilidades hay de que el independentismo vuelva a repetir algo tan crítico como el otoño de 2017? 

Veo que es una posibilidad muy remota, aunque no imposible. Esto no significa que ellos no vayan a querer en ningún momento que Cataluña sea la locomotora de España desde el punto de vista social, cultural, económico… prefieren el distanciamiento, la fractura. 

Pero, se prevé que la situación económica vaya a peor. ¿Puede el indepentismo volver a aprovechar el caos a su favor como hizo en la crisis anterior?  

Hay organizaciones políticas que, en situación de crisis económica, intentan sacar un rédito. Eso es evidente. Y eso les puede traer un cierto beneficio en el momento. Pero, a la larga, se les podría girar en contra. 

Unidas Podemos está deseando abrir el melón del referéndum sobre el modelo de Estado. ¿Cómo se observa esto desde el PSC?

Estamos en una situación muy complicada, sino la más complicada de los últimos 40 años. No es el momento de abrir estos melones cuando necesitamos estar lo más unidos posibles. Eso no significa que cada uno tenga que renunciar a su manera de pensar. El que se sienta republicano, que lo haga. Y lo mismo para el que se sienta monárquico. Pero no es el momento ahora de abrir grandes debates que abrirían procesos que no sabemos cómo acabarían. Mi partido en este momento rechaza clarísimamente de empezar a discutir ahora sobre la estructura del Estado. Ya habrá tiempo de hacerlo. 

NOTICIAS RELACIONADAS

2 COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...

Frívola, pero de izquierdas, excajera y muy feminista

A pesar de todo, Irene Montero está dispuesta a regalarnos grandes momentos y titulares memorables. En esta legislatura, sigue sin encontrar su...