Barcelona New Economy Week

Colau cobra una nueva tasa municipal de residuos escondida en la factura del agua en plena crisis

Agbar cambia el diseño de las facturas e inicia una campaña para explicar a sus usuarios lo que pagan de consumo de agua y tasas de residuos

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau Foto: Europa Press

El pasado 28 de febrero de 2020, el pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó la creación de una nueva tasa de recogida de residuos doméstica que se empezó a cobrar a los barceloneses el pasado mes de julio.

La nueva tasa, propuesta por el gobierno de Ada Colau, fue aprobada con los votos de los partidos de gobierno (BComú y PSC) y también contó con el apoyo de ERC, un total de 28 votos a favor sobre los 41 concejales que forman el pleno municipal del Ayuntamiento de Barcelona. El resto de formaciones municipales: Cs, JxCat, PP y BCNCanvi, votaron en contra.

Por decisión de la alcaldesa Ada Colau, la nueva tasa de recogida de residuos se añade al recibo del agua, sumándose al impuesto tratamiento de los residuos (TMTR) que el Ayuntamiento también cobra, dentro del recibo del agua, desde hace años.

Para la mayoría de domicilios barceloneses (74% aprox.), se estima que el cobro de este impuesto supone añadir entre 27 y 51 euros anuales. Un impuesto que supondrá una recaudación de 41 millones de euros, que deben servir para la mejorar la gestión y el tratamiento de la recogida selectiva de residuos, según fuentes municipales. Asimismo, el consumo de agua de cada hogar debe determinar el tipo de tarifa para el nuevo impuesto de basuras, debido a la correlación entre el ahorro de agua y el reciclaje.

La sorpresa de muchos usuarios al comprobar el aumento de su factura del agua durante este verano, han propiciado quejas y reclamaciones. Debido principalmente a que los clientes desconocían que además de la nueva tasa municipal de basuras, también se incrementaba un 5% la tasa metropolitana de tratamiento de residuos municipales (TMTR). Una tasa que se recauda por cuenta del Área Metropolitana de Barcelona desde hace años.

Agbar modifica el diseño de las facturas

Es por este motivo que Aigües de Barcelona (Agbar) decidió enviar a sus clientes una carta para explicar y aclarar que la factura del agua incluye un nuevo tributo, por disposición del Ayuntamiento de Barcelona. La compañía ha modificado el diseño de la factura para hacerla más comprensible a los usuarios.

En dicha carta señala: «Si vives en el municipio de Barcelona, en esta última factura se incluye un nuevo concepto tributario: la tasa por el servicio de recogida de residuos municipales generados en domicilios particulares, aprobada por el Ayuntamiento de Barcelona en el Plenario de 28 de febrero de 2020. Este, como otros impuestos y tributos, se cobran a través de la factura, pero son ajenos al servicio que presta nuestra compañía».

Agbar explica que el 60% de la factura del agua se destina a pagar el ciclo del agua, mientras que el 35% sirve para abonar las tasas de residuos municipales. Un argumento que parece que no ha gustado al gobierno municipal de Ada Colau.

El PP reclama dejar sin efecto la nueva tasa de residuos

El Grupo Metropolitano del Partido Popular en el Área Metropolitana ha reclamado a Ada Colau que separe impuestos como el tratamiento de residuos (TMTR) del consumo en el recibo del agua y, además, ante la situación de crisis por COVID-19, deje sin efecto la nueva tasa de residuos urbana hasta 2022.

El Grupo del Partido Popular en el AMB presentará una moción en el próximo pleno para solicitar esta medida. Miguel Jurado portavoz del Grupo del PP en el AMB ha explicado que «durante los últimos años se ha incrementado la tasa de residuos (TMTR) por encima del IPC, un pago que se incluye en la factura del agua y que, desde este agosto, también se suma la tasa de basuras lo que provoca un incremento de los precios abusivo, de hasta un 7%, demostrando que el agua es un mal trago fiscal por culpa de Colau».

«Desde el Partido Popular siempre hemos exigido que todos los impuestos vayan fuera del recibo del agua, que no los escondan dentro, porque el agua es un servicio básico que no se debe utilizar como herramienta de recaudación como hace el gobierno de Comunes y PSC», añade Jurado.

El consejero Popular recuerda que «Colau sube el agua una media de 20€ en la ciudad de Barcelona, escondiendo la nueva tasa de residuos en el recibo del agua».

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

ENTREVISTA / Rosa Cobo: «La pornografía no puede estar accesible en internet para nadie»

El currículum de Rosa Cobo (Cantabria, 1956) es apabullante. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UCM, actualmente imparte Historia de...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...