bnew
AGBAR
bnew
AGBAR

Ecos independentistas: La indefinición de Àrtur Mas

El expresidente de la Generalitat Artur Mas Foto: Europa Press

Pere Martí, en VilawebMas no farà de Duran—, cree que es una buena noticia que Àrtur Mas no secunde a Puigdemont en su nueva aventura pero también critica a los que les parece bien que no lo haga.

«Quienes hasta ahora la habían enviado a la papelera de la historia (…) ahora le reconocen todo tipo de virtudes de estadista, de moderación, sensatez e inteligencia estratégica. Cualidades que ha tenido siempre, pero que hasta ahora le negaban (…) Si Mas hubiera anunciado que apoyaba a JxCat, estos mismos analistas habrían encontrado la prueba irrefutable de que la formación de Puigdemont es la continuidad del mundo convergente. Como no ha sido así, porque JxCat representa una ruptura con una parte de este mundo, como demuestra la negativa del PDECat a integrarse en él, ahora el relato es que Mas es la pieza clave para reactivar al diezmado partido de David Bonvehí.»

Si Mas tuviera esas virtudes, aún estaría en activo. Tal vez nunca sabremos qué le pasó por la cabeza, pero renunció a acabar lo que había empezado. ¿Por vértigo ante lo desconocido? ¿Por miedo a las consecuencias? Ahora, a Pere Martí también le conviene retóricamente atribuirle esas virtudes para barrer a favor de la nueva formación creada por el ilustre exiliado:

«En el fondo, quizá calculadamente, Mas ha hecho un favor a Puigdemont. Su distanciamiento avala JxCat como una formación que recoge la centralidad del independentismo pero que rompe con las dinámicas de los errores del pasado y se convierte en el eje del independentismo rupturista (…) Pero Mas no hará de Duran. Quienes le piden que se presente le hacen un mal favor, porque el presidente que emprendió el proceso independentista no puede arriesgarse a ser extraparlamentario o terminar sentado en el grupo mixto compartiendo el banco con Vox.»

Cuando Mas dio aquel «paso al lado», le atribuyeron gran espíritu de sacrificio y visión estratégica, pero no dijeron que se trataba de una retirada definitiva. Al fin y al cabo, sólo tiene 64 años, seis más que Puigdemont.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
BNEW

Lo Más visto

Noche de ‘fiesta’ en Barcelona

Barcelona se ha convertido en escenario de todo tipo de tropelías. Sobre todo el centro histórico de la ciudad, tomado desde hace...

Varapalo del Consejo de Europa al separatismo catalán

Pese a los esfuerzos invertidos por el separatismo catalán en que Europa desautorice a España por una supuesta conducta autoritaria, el Parlamento...

Gran victoria del PP en Andalucía

La alternancia es una característica de la democracia parlamentaria, pero en España se lleva mal. Sobre todo, lo lleva mal la izquierda....

Demoledor informe de AMES sobre el adoctrinamiento en Bachillerato a través de la asignatura de Historia

El sindicato de profesores AMES ha presentado este martes en el Parlament un demoledor informe con el que denuncia el adoctrinamiento que...