Barcelona New Economy Week

ANÁLISIS / La recesión epidémica en España (III): afiliados, parados registrados y prestaciones a desempleados

Para completar la visión del impacto de la Recesión epidémica en el mercado laboral, este artículo lo voy a dedicar a examinar la evolución de tres variables de periodicidad mensual que complementan la información que sobre empleo y paro proporcionan la Encuesta de la Población Activa (EPA) y las estimaciones de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) unas semanas después de finalizado el trimestre de referencia. Las tres variables son el número de afiliados en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), y las cifras de parados registrados (PR) y perceptores de prestaciones de desempleo (PPU) que publica el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE). 

Las estadísticas de la TGSS y del SEPE son meros registros elaborados con criterios principalmente administrativos. En el caso de la afiliación, el registro da fe de que las empresas cumplen su obligación legal de ingresar las cotizaciones sociales obligatorias en la cuenta de la TGSS para desarrollar su actividad. Por su parte, el registro de parados proporciona información sobre el número de personas que están inscritas en las oficinas de empleo en las Comunidades Autónomas, un requisito que si bien no es obligatorio para buscar un puesto de trabajo, sí resulta indispensable cuando el trabajador solicita prestaciones o subsidios de desempleo en el SEPE.  

El interés de estos registros se diluye en gran medida cuando las empresas recurren a ERTEs de forma masiva por causas de fuerza mayor.

Clemente Polo

En circunstancias normales, estas dos series suministran información sobre la evolución de la ocupación y el paro al finalizar cada mes que complementa los resultados de la EPA y de la CNTR y llena el vacío en que de otro modo nos encontraríamos. Sin embargo, el interés de estos registros se diluye en gran medida cuando las empresas recurren a ERTEs de forma masiva por causas de fuerza mayor, tal y como ha incurrido al decretarse el cierre de actividades no esenciales mientras estuvo vigente el Estado de alarma. La razón es que la TGSS sigue ingresando las cotizaciones de los trabajadores afectados, aunque la empresa esté eximida de hacerlo, y son por tanto afiliados a todos los efectos, y el SEPE puede contabilizarlos como parados registrados, incluso cuando reciben prestaciones contributivas o subsidios de desempleo.  

Afiliados a la Seguridad Social y ocupados

El Gráfico 1 muestra la evolución de los afiliados a la SS desde enero de 1996. Centrándonos en lo ocurrido en los últimos meses, puede verse que el número total de afiliados (línea azul) era 19.261.336 en diciembre de 2019 y una cifra muy similar, 19.279.415, a finales de febrero de 2020. La afiliación registró una caída apreciable, situándose en 18.396.362 en abril, pero se ha recuperado algo desde entonces y tanto a finales de junio como de agosto ronda 14,5 millones. No cabe duda de que el inicio de la recesión ha tenido un impacto negativo sobre la afiliación, pero las caídas interanuales son muy suaves en comparación con los desplomes registrados por el PIB, 4,075 y 22,1% en el primer y segundo trimestres de 2020, respectivamente. En otras palabras y por la razón ya comentada en la introducción, se puede afirmar que las cifras de afiliación proporcionan una engañosa impresión de normalidad nada acorde con la profundidad de la recesión en que está inmersa la economía española. 

Gráfico 1. Afiliados en la TGSS desde 1996 (Fuente: elaboración propia).

El Gráfico 2 permite comparar las cifras de ocupados en la EPA (línea azul) en cada trimestre con las cifras de afiliación en la SS (línea verde), calculadas como los valores medios de las tres cifras mensuales.  Para ello, se han obtenido los valores medios de las cifras de afiliados en los tres meses de cada trimestre. En general, la EPA proporciona una estimación del número de ocupados superior al de afiliados, pese a que una misma persona puede tener incluso doble afiliación. En todo caso, el hecho que quiero subrayar es que la brecha entre la cifra de ocupados EPA y afiliados en la SS se ha cerrado en los últimos meses, con lo que podemos concluir que la cifra de afiliados da una impresión incluso más benigna que la EPA del impacto de la recesión en el mercado laboral. Podemos, por tanto, concluir que ni la EPA y menos todavía las cifras de afiliación proporcionan indicaciones fidedignas del estado del empleo en estos momentos.

Gráfico 2. Ocupados EPA y Afiliados a la SS (Fuente: elaboración propia).

El registro de parados

En este apartado vamos a examinar la evolución del paro registrado en las oficinas del antiguo Instituto Nacional de Empleo (INEM), ahora troceado con variados nombres al haberse transferido este servicio a las Comunidades Autónomas. El Gráfico 3 muestra como tras el largo período de bonanza que precedió el inicio de la primera recesión a finales de 2008, el número de parados no logró rebasar el suelo de 1,8 millones, una cifra muy elevada en una economía con una población activa de 22-23 millones. En todo caso, las dos recesiones encadenadas entre 2008 y 2013, dispararon la cifra de parados registrados por encima de 5 millones, y el reciente período de expansión vivido entre 2014 y 2019 no logró reducir esa cifra por debajo de 3 millones, 50% más que el suelo de 2 millones durante el anterior período de crecimiento. Los últimos meses muestran un crecimiento del paro desde julio (3.011.433) hasta diciembre () de 2019, y dio un salto muy pronunciado entre febrero (3.246.047) y junio (3.802.814) de 2020. En agosto, la cifra de parados registrados 3.773.034 indica que el paro se ha mantenido muy elevado en plena temporada turística estival.  

Gráfico 3. Parados registrados desde 1996 (Fuente: elaboración propia).
Gráfico 4. Parados registrados y parados según la EPA (Fuente: elaboración propia).

El Gráfico 4 muestra las medias trimestrales de parados registrados (línea morada) y parados (línea roja) según la EPA. Como puede constatar el lector, las dos líneas siguen una evolución similar, si bien la EPA proporciona estimaciones del número de parados que en ocasiones superan ampliamente la cifra de parados registrados como en le primer trimestre de 2013: 6.278.200 según la EPA y 5.018.700 según el SEPE. En los últimos trimestres, la evolución del paro registrado muestra un escalón notable. En efecto, partiendo de cifras muy similares en el cuarto trimestre de 2019, 3.191.200 según la EPA y 3.179.800 según el SEPE, la cifra de parados registrados se elevó por encima de 3,8 millones en el segundo trimestre de 2020. La cifra estimada de paro registrado incluida en el gráfico para el tercer trimestre es 3.831.200, aunque podría ser algo más alta o más baja ya que no disponemos de las cifras del mes de septiembre. En todo caso, se puede concluir que las cifras de paro registrado muestran algo más de sensibilidad a las fuertes caídas del PIB registradas en los dos primeros trimestres de 2020 que las de parados EPA. 

Perceptores de prestaciones y trabajadores en ERTEs

Más útiles para establecer la situación real del mercado laboral en 2020 son las cifras de perceptores de prestaciones y trabajadores incluidos en ERTEs.  

Gráfico 5. Perceptores de prestaciones desempleo y Paro registrado desde enero 2015 (Fuente: elaboración propia).

El Gráfico 5 muestra la evolución de las cifras de Perceptores de prestaciones por desempleo (línea azul) y Parados registrados (línea morada). Como puede observarse las cifras de Parados registrados y de Perceptores de prestaciones de desempleo evolucionó a la baja hasta alcanzar 3.162.162 y 1.714.146, respectivamente, en junio de 2018, momento en que tuvo lugar la moción de censura al presidente Rajoy. Aunque las cifras de Parados registrados siguieron descendiendo hasta situarse en 3.015.186 en junio de 2019, la cifra de Perceptores de prestaciones empezó a aumentar y alcanzó 1.964.182 en diciembre de 2019 y 2.002.295 en febrero de 2020.  

El número de Parados registrados registró un notable aumento en los tres meses del segundo trimestre, alcanzando 3.862.883 a finales de junio, en tanto que el número de Perceptores de prestaciones de desempleo pasó de 2.002.295 en febrero a 4.947.921 en mayo, un aumento de casi 3 millones de perceptores. Esta cifra nos da una idea más aproximada de cuál ha sido la evolución del paro en la economía española en el segundo trimestre de 2020 que las cifras de Parados registrados, 3.802.814, en el SEPE y de Parados, 3.368.000, en la EPA .Sumando a los 3,4 millones de parados en la EPA del segundo trimestre, el aumento medio de Perceptores de prestaciones de desempleo entre el primer y el segundo trimestres, 2,5 millones, podemos estimar el número de parados en 5,9 millones y la tasa de paro en 26,76% en lugar de 15,33% en la EPA.  

Cuadro 1. Beneficiarios prestaciones por despido colectivo (Fuente: elaboración propia).

Para completar esta visión del mercado laboral, quiero referirme brevemente a la estadística de trabajadores beneficiados con prestaciones contributivas por la aplicación de medidas colectivas de regulación de empleo. Hasta el mes de abril, los informes publicados por el SEPE incluían el cuadro BP-2.2 con las cifras de beneficiarios de prestaciones contributivas afectados por medidas colectivas de regulación de empleo, desglosados en tres categorías: Despido colectivo, Suspensión de contrato y Reducción de jornada. Como puede comprobarse en el Cuadro 1, el número de afectados se situaba entre 23.000 y 24.000 trabajadores en los meses de enero y febrero, pero la situación registró un cambio notable en marzo cuando el número de trabajadores con contratos suspendidos pasó de 902 a 10.201.  

Las cifras de paro en España son muy superiores a las que proporcionan tanto las series de parados registrados como la EPA.

Clemente Polo

A partir de abril, los informes del SEPE incluyen también un nuevo cuadro BP-2.7 que proporciona información sobre los trabajadores incursos en ERTE’s ocasionados por la paralización forzosa de las actividades tras la aprobación del Estado de alarma en España. Como puede comprobarse, la cifra de casi la totalidad de los trabajadores afectados por suspensiones de contratos y reducción de jornada obedecen a esta causa. Con una cifra media de trabajadores afectados por despidos colectivos de 2,3 millones en el segundo trimestre, casi en su totalidad debidos a ERTE’s solicitados por la irrupción del Covid-19, se puede concluir que las cifras de paro en España son muy superiores a las que proporcionan tanto las series de Parados registrados como la EPA.  

En la cuerda floja

España registró en el primer y segundo trimestre caídas interanuales del PIB de 4,07% y 22,1%, respectivamente, que no han tenido su reflejo en las estadísticas de ocupados y parados de la EPA que elabora el INE, ni en las cifras de Afiliados a la SS y Parados registrados que elaboran el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el SEPE del Ministerio de Trabajo e Igualdad, respectivamente. En el artículo de la semana pasada, utilicé las correlaciones entre crecimiento del PIB y empleo y entre crecimiento del PIB y variación de la tasa de paro (Ley de Okun) para presentar estimaciones alternativas de las cifras de ocupados, parados y tasa de paro, y en este artículo hemos recurrido a las series de Prestaciones y Beneficiarios de prestaciones por despidos colectivos para completar el cuadro de los efectos de la Recesión epidémica en el mercado laboral.  

Algo debe quedarnos muy claro: en el segundo trimestre de 2020 hubo varios millones menos de ocupados y varios millones más de parados de lo que sugieren las cifras de la EPA, la Administración de la Seguridad Social y el SEPE. La situación ha mejorado en los meses de julio y agosto al reiniciarse la normalización de la actividad económica, pero la situación de la economía española en un contexto sanitario que está empeorando por el aumento de contagios y el consiguiente repunte de las cifras oficiales de fallecidos, dos circunstancias que podrían agravarse cuando nos acerquemos al invierno, nos sitúa ante una perspectiva muy incierta en lo económico. Conviene no olvidar que con caídas tan fuertes de la demanda interior y exterior, y la desastrosa temporada turística, la mayoría de las empresas están operando muy por debajo de su capacidad habitual, y si la situación no se revierte pronto serán innumerables los comercios, bares, restaurantes, hoteles, cines, teatros, etc., que se verán obligados a cerrar sus puertas. 

Hay quienes todavía hoy levantan su mirada al cielo y depositan sus esperanzas en San Roque bendito para que con su mano tendida nos libre de la pandemia.

Clemente Polo

Insisto una vez más en la necesidad de controlar la epidemia para que la economía pueda rebotar con fuerza impulsada por la demanda interior de momento. Y en esto ni el Gobierno de España, haciendo ahora de Don Tancredo, ni las Comunidades Autónomas, carentes de instrumentos legales, equipos humanos capaces de gestionar situaciones extraordinarias y capacidad para endeudarse, están a la altura de las circunstancias que exige un enemigo invisible y dañino. Hay quienes todavía hoy levantan su mirada al cielo y depositan sus esperanzas en San Roque bendito para que con su mano tendida nos libre de la pandemia, y en mi ciudad no habrán faltado quienes hayan subido a la ermita para solicitar su ayuda. El gobierno laico de Sánchez-Iglesias, “agotadas todas las medidas” y desbordado por su propia imprevisión e ineficacia, sólo confía ya en que alguien en algún lugar encuentre pronto una vacuna que les salve su bronceado trasero. 

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...

ENTREVISTA / Rosa Cobo: «La pornografía no puede estar accesible en internet para nadie»

El currículum de Rosa Cobo (Cantabria, 1956) es apabullante. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UCM, actualmente imparte Historia de...