ZFBarcelona
ZFBarcelona

ERC ajusta cuentas con JxCat y exige a Puigdemont que «congele» el Consell per la República

Temen que el ex presidente utilice la entidad soberanista de la que también forman parte como plataforma electoral

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante el mitin que ofreció en Perpiñán.

Tras meses de soportar en silencio todo tipo de ataques por parte de JxCat, en ERC han comenzado a elevar el tono contra la posconvergencia. Y más ahora que, con la remodelación del Govern, han descubierto que los ataques contra los republicanos serán más descarnados por orden de Carles Puigdemont. La respuesta de ERC se ha materializado vía artículo de opinión con la firma de Isaac Peraire, ex alcalde de Prats de Lluçanès y miembro del Consell per la República que preside el líder de JxCat desde Waterloo.

Bajo el título Preservem el Consell per la República, Peraire lee la cartilla a JxCat, recordando, por ejemplo, cómo concurrió a las elecciones de 2017 con un candidato, Puigdemont, que no podía acceder a la Presidencia de la Generalitat por haberse fugado de la Justicia española a Bruselas pero prometiendo a sus votantes que, de ganar los comicios, presidiría la Generalitat. «El nuevo partido Junts per Catalunya», recuerda el republicano en su artículo, «se había presentado bajo el lema Perquè torni el president, s’ha de votar el president, a pesar de saber que aquella promesa no se podía cumplir«. Evoca también Peraire que aquellas elecciones se saldaron con «el peor resultado de la historia de Convergència» y «el mejor de la historia reciente de ERC».

La salida honrosa para el ex presidente

El republicano lamenta también que JxCat responsabilizara a ERC de la imposibilidad de nombrar presidente a Puigdemont. Algo que califica como «un clásico» y que lamenta que «se haya ido repitiendo durante toda la legislatura con otros episodios». Pero también recuerda que, tras lograr el apoyo de los republicanos para nombrar a Quim Torra presidente y formar el Govern, JxCat volvió a recurrir a ERC para dar una salida honrosa a Puigdemont. Es entonces cuando se acuerda entre ambas formaciones crear el Consell per la República, «el espacio libre del exilio, con capacidad para impulsar políticas, estrategias, propuestas e internacionalización», que a día de hoy cuenta con 91.267 asociados. Una cifra muy alejada de los casi 2 millones de votantes independentistas que los organizadores pensaron que se darían de alta.

Partidos como la CUP o entidades como Òmnium decidieron no integrarse en una entidad que, desde su creación, se ha convertido en el instrumento de Puigdemont para, no solo internacionalizar la situación del independentismo en Cataluña, sino también elevar su figura por encima de cualquier organización separatista. Desde ERC, Isaac Peraire reconoce que el Consell per la República «podría haber hecho más», asumiendo que no se han alcanzado los objetivos inicialmente propuestos. «Todo ha sido realmente muy complicado«, explica, «y una de las lecciones aprendidas es no poner expectativas que no se pueden cumplir».

El poco esfuerzo de Puigdemont

Responsabiliza de esta situación directamente a Puigdemont, al que recrimina que no se haya volcado en la «acción exterior» y que haya preferido dedicar el Consell a asuntos internos de Cataluña, «entrando en competencia directa con la ANC«. «Puigdemont podría tener una relevancia internacional más grande de la que tiene», afirma el republicano y añade: «Tener un instrumento fuerte en el exilio podría ser altamente importante para el futuro y para la resolución del conflicto. Por eso hace falta que pueda dedicar más esfuerzos a la acción internacional».

Desde ERC se considera que es difícil «hacer útil el Consell» si su presidente «se convierte en cabeza de cartel electoral«, tal y como está previsto con Puigdemont y JxCat. «No se puede ser todo», subraya Peraire en su artículo, «es muy complicado mantener una figura de presidente de todos, que lo es, convirtiéndose en cara electoral de un partido político, aunque intentes hacer ver que no es un partido político. Creo que Puigdemont debería haber hecho un ‘Tarradellas’«.

Por todos estos motivos, desde ERC se exige a Puigdemont que no utilice el Consell per la República como «artefacto electoral y partidista«. «Mientras la cara la ponga quien después encabeza un cartel electoral», advierte Peraire, «nos lo pone más difícil a los que creemos y encontramos necesario que el Consell funcione». Por ello exige a Puigdemont que el Consell «congele su actividad» hasta que se celebren las elecciones «sean cuando sean». Y es que los republicanos no están dispuestos a «permitir» que el líder de JxCat utilice una entidad en la que están ambos partidos en su propio beneficio. «En la unidad republicana imprescindible que hemos de construir y tejer«, concluye Isaac Peraire, «hace falta que tengamos claras las herramientas que pueden ser útiles al conjunto del movimiento. Preservemos el Consell, que hará falta».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Guerra entre ministerios por el control de los criadores de animales

Varios criadores de diferentes puntos de la península aseguran a El Liberal haber sido inspeccionados en las últimas semanas de una forma...

La izquierda se moviliza ante la exclusión del castellano en la ‘ley Celaá’

«¿Conocen ustedes algún país del mundo donde en una parte de su territorio nacional, desde su escuela pública, gratuita y obligatoria, no...

El actor Daniel Grao denuncia el «manejo político del idioma en TV3»

Pese a los enormes medios con los que cuenta TV3 —su presupuesto es el triple que el de Telemadrid y cuenta casi...

ENTREVISTA | Manuel Toscano: «La exclusión del castellano en la escuela es una anomalía democrática»

El pensador malagueño Manuel Toscano (1963) alterna su labor como profesor de filosofía moral en la Universidad de Málaga con su tarea...