El Govern da inicio a la Diada con una ofrenda floral deslucida

La consellera de Presidència, Meritxell Budó, lamenta que no haya una gran manifestación independentista

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, el presidente, Quim Torra, y la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, en la ofrenda floral Foto: Europa Press

Que este año la Diada sería atípica ya nos lo habían avisado. Pero se ha podido constatar en la tradicional ofrenda floral ante el monumento a Rafael Casanovas. Un acto marcado por las medidas de seguridad que se ha hecho sin música y sin público, a excepción de una docena de personas que se han acercado a las vallas que cortaban el paso para intentar captar alguna imagen de los políticos y entidades que participaban.

Los primeros en realizar la ofrenda, como viene siendo habitual, han sido las fuerzas policiales, con la participación de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra. Posteriormente, la representación del Govern con tan solo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el vicepresidente, Pere Aragonès y la consellera de Presidència, Meritxell Budó.

Una Diada sin gran manifestación independentista

En declaraciones a los medios Budó ha llamado este viernes a celebrar la Diada de forma reivindicativa porque «sigue habiendo represión», pero siguiendo las medidas de seguridad que recomiendan los técnicos sanitarios. La consellera ha destacado el pequeño formato por el que se ha optado desde los diferentes actores en los actos de conmemoración, ha lamentado que en esta ocasión no haya una gran manifestación independentista para poder arrojar una cifra de personas que respalda el proyecto, pero ha insistido en que la forma no resta importancia a la reivindicación, porque «se necesita una respuesta al conflicto político que no puede pasar por la judicialización y debe pasar por la amnistía y el derecho a la autodeterminación».

También ha participado el presidente del Parlament, Roger Torrent, que en la misma línea ha pedido al Gobierno que afronte el conflicto catalán para buscar una solución y lograr que este año sea «la última Diada con presos y exiliados». Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido a la ciudadanía celebrar la Diada de este año sin grandes manifestaciones ni aglomeraciones, para evitar contagios de coronavirus: «Hagamos de esta Diada un día de cuidados, de coger fuerzas».

Otros partidos como JxCat, ERC, PDeCAT y PSC también han pasado por el monumento de Rafael Casanova para realizar la ofrenda. Asimismo, han participado las entidades Òmnium Cultural, que han traído una pequeña banda que han tocado ‘Els segadors’, y el presidente del FC Barcelona, que ha tenido que oir como algunos vecinos le gritaban «dimisión» desde sus balcones.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Ciudadanos reclama que caiga «todo el peso de la ley» sobre el ‘mosso’ separatista Donaire

La reacción constitucionalista al último exabrupto xenófobo del mosso separatista Albert Donaire no se ha hecho esperar. Tal y como supimos esta...

Un candidato de JxCat y profesor de la UB promete «asaltar el Colegio de Abogados» y «hacer limpieza de españoles» en el Parlament

La cuenta de Twitter del presidente de Reagrupament y candidato de JxCat (número 65 de la lista por Barcelona, liderada por Laura...

ENTREVISTA | Albert Soler: «Después del asalto al Capitolio, a Trump deberíamos llamarle ‘Trumpdemont’»

Periodista en El Diari de Girona y autor de libros como Nos cansamos de vivir bien (2019), Albert Soler (Gerona, 1963) es...

El independentismo se abona a deslegitimar las elecciones por si no le son favorables

El Govern ha lanzado un órdago al TSJC: no piensa dictar otro decreto para un aplazamiento técnico de las elecciones y, por...