Santander Thank You

ENTREVISTA | Joaquín Luna: «En Cataluña, la libertad de opinión es patrimonio del independentismo»

El columnista de ‘La Vanguardia’ cree que el separatismo debería reconciliar a la sociedad y no seguir fracturándola

Desde que empezó a trabajar en La Vanguardia en 1982, Joaquín Luna ha sido corresponsal en ciudades como Hong Kong, Washington y París; redactor jefe en Internacional o columnista de opinión, labor que lleva a cabo en la actualidad. En esta conversación con El Liberal, Luna muestra su preocupación con el daño ocasionado con el procés, que «ha partido en dos a Cataluña» y devaluado su imagen, tanto dentro como fuera de España.

Su artículo ¿Y esta colla iba a crear una república modélica? le ha valido numerosas críticas por parte del secesionismo por comparar la actitud temeraria de Puigdemont con la del piloto de Germanwings. ¿Imaginaba semejante reacción?

Ni por asomo. Es un orgullo contar entre mis lectores con el MHP Carles Puigdemont y sus fiel infantería aunque Lluis Llach se preguntase quién era ese «imbécil» (yo). No le falta razón porque en enero de 1976 ya fui a escucharle. Entonces era un artista y no un Torquemada que va amenazando con pasar lista a los funcionarios de la Generalitat que no sean afectos al Movimiento o no rindan lealtad inquebrantable.

No debí utilizar el símil de Germanwings porque la tragedia es reciente, pero sí mantengo la analogía: Carles Puigdemont es un líder suicida al que no le importa llevar a todos —a los que le votan y a los que no— al fondo del precipicio. Vivir para ver: ocupa el mismo cargo que Josep Tarradellas.

«Que te lapiden los mismos que montaron un escrache al Jefe del Estado y a todo el Gobierno en una manifestación de duelo institucional por los atentados yihadistas denota fanatismo»

Joaquín Luna

Por suerte, ni estoy en las redes ni me intimidan. La reacción ha sido de un cinismo considerable y otra muestra de que la libertad de opinión es patrimonio del independentismo. Como las calles, vaya. Que te lapiden los mismos que montaron un escrache al Jefe del Estado y a todo el Gobierno en una manifestación de duelo institucional por los atentados yihadistas —la manifestación más bochornosa registrada en Europa en muchos años— denota fanatismo. Aquel día, por cierto, algunas cancillerías europeas de peso empezaron a dar la espalda al movimiento independentista.

En otro artículo, La chusma habla castellano, decía que en el imaginario nacionalista esta lengua solo es hablada por taurinos, macarras o fachas. ¿Hasta que punto el conflicto en Cataluña es un conflicto lingüístico?

Es un conflicto de identidades que ha partido a la sociedad catalana. Yo estaba orgulloso de ser catalán pero no alcanzo a odiar España, requisito, me temo, indispensable hoy para ser catalán bueno. A diferencia de muchos testimonios, nunca me despreciaron o hablaron mal de Cataluña delante de mí en el resto de España. Más bien al contrario. En el colegio mayor en Pamplona, donde estudié la carrera, nos tomaban por más avanzados y europeos. Ahora me parece que ser catalán es tan glorioso como ser de Coria del Río.

Según Puigdemont, si el separatismo quiere alcanzar sus objetivos debe apostar por lo que él denomina como «confrontación inteligente». ¿Acierta?

¿A que le llamará «inteligente» este hombre? Volverse a estrellar contra el Estado español —soy de los que se hartó de desaconsejar el choque de trenes, consciente del resultado— y seguir ninguneando a más de la mitad de los electores catalanes es incompatible con la inteligencia. Ahora bien, quizás sea suficiente para mantenerse en el poder y  seguir viviendo del procés sin tener que rendir cuentas sobre la sanidad, la educación o el desempleo. Como todos sabemos, unos males atribuibles a Madrid.

«Mi gran reproche a los medios públicos catalanes es que un periodista no puede darle la espalda a la realidad y la realidad es que los catalanes no independentistas y con vínculos afectivos con España somos mayoría… en Cataluña»

Joaquín Luna

Catalunya Ràdio ha fichado para presentar un nuevo programa al cómico Jair Domínguez, que pidió que le tirasen un «cubo de mierda» encima a Inés Arrimadas y llamó «gusano» a Enric Millo. ¿Cuál ha sido el papel de los medios públicos catalanes en el auge del separatismo?

No puedo opinar sobre este señor porque no conozco su trabajo. Mi gran reproche a dichos medios es que un periodista no puede darle la espalda a la realidad y la realidad es que los catalanes no independentistas y con vínculos afectivos y familiares con España somos mayoría… en Cataluña. Lo siento. Tengamos también en cuenta que mantienen unos salarios y derechos laborales que ya no tiene ningún otro periodista en Cataluña. Eso fideliza mucho.

Torra ha exigido a Sánchez que se aborde la «autodeterminación» en la mesa de negociación con el Govern. ¿Es una exigencia razonable?

Después de diez años de tabarra sobre lo dialogante que era el independentismo y las muchas ganas que tenía de dialogar, ahora que existe una ocasión única torpedean el diálogo a base de exigir de entrada un derecho que no existe, a menos que el mundo y la ONU cambien el concepto de «derecho a la autodeterminación» o que compren la teoría de que Cataluña es una colonia de España. Por cierto, la más desarrollada y potente hasta hace un par de años. Curiosa manera de estar sojuzgados por la metrópoli.

«El pensamiento políticamente correcto está muy bien y todos estamos de acuerdo en que no hay que hacer chistes de mal gusto. Lo malo es que es la coartada perfecta para gente intolerante o fanática»

Joaquín Luna

Por su parte, el director editorial de El Periódico, Joan Tapia, ha afirmado que el indulto a los presos del procés sería un «factor de distensión». ¿Sería una medida conveniente?

Estoy de acuerdo con Tapia, un director extraordinario, siempre y cuando los partidos independentistas hagan lo propio antes: reconciliar a la sociedad y no seguir fracturándola. Y destierren esa teoría tan catastrófica de que las leyes pueden ser infringidas a criterio de cada cual.

Tras no ponerse de acuerdo para renovar el GGPJ, Pedro Sánchez ha afirmado que en estos momentos Unidas Podemos es un partido más constitucionalista que el Partido Popular. ¿Es así?

Desconfío de las carreras y los rankings sobre constitucionalismo. Pero me gustaría que un partido que forma parte del Gobierno no lanzase una campaña contra el orden constitucional. Que no se desgañiten tanto atacando desde dentro del sistema al Jefe del Estado. Dudo que los ciudadanos se levanten cada mañana pensando que con una república este país sería la leche. Lo que sí tendría es a un presidente de la República llamado Aznar o González porque sería, inevitablemente, un exdirigente del PP o del PSOE.

«El Govern ha logrado hacer olvidar que aplicaron unos recortes muy fuertes en Sanidad durante la crisis y que en los años posteriores no invirtieron ni un minuto en revertir la situación. Gobernar mal Cataluña sale gratis»

Joaquín Luna

Pedro Sánchez se otorgó un notable en la gestión de la pandemia. ¿Qué nota le pondría usted?

Yo le doy un aprobado pese a los excesos en la comunicación. No era nada sencillo  y ha tenido el acierto político de no responder a las provocaciones. Las deficiencias son de fondo y algunas incluso extrapolables a toda Europa en cuanto a capacidad de producción de determinados productos, desde mascarilla a fármacos.

¿Y qué opinión le merece el papel llevado a cabo por el Govern?

Inicialmente muy lamentable, después deficiente. Esta vez, los hechos pusieron en su sitio a los hiperactivos y hay que ser un fanático para decir con rotundidad que una Cataluña independiente hubiese salvado vidas. Eso sí y como siempre, han logrado hacer olvidar que aplicaron unos recortes muy fuertes en Sanidad durante la anterior crisis y que en los años de recuperación posteriores no invirtieron ni un minuto de su tiempo en revertir la situación. Gobernar mal Cataluña sale gratis.

Los Oscar exigirán estándares de inclusión y diversidad racial a las películas a partir de 2024. ¿Debe los artistas ajustarse a las exigencias del pensamiento políticamente correcto?

El pensamiento políticamente correcto está muy bien y todos estamos de acuerdo en que no hay que hacer chistes de mal gusto. Lo malo es que es la coartada perfecta para gente intolerante o fanática. Han resucitado la inquisición y las hogueras y a medida que aumenta la distancia entre el lenguaje “oficial” y lo que piensa o siente gente razonable mayores son las posibilidades de que votemos a candidatos populistas. Donald Trump no significa que los estadounidenses se hayan vuelto extremistas, locos de atar o antidemocráticos. La gente a la que le van mal las cosas no soporta que no sólo nadie les eche un cable sino que además les digan: ¡todo va bien!

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Caos en Educación Especial: el Govern pretende que los alumnos contagiados sean confinados en los colegios

El Departamento de Educación, dirigido por el republicano Josep Bargalló, ha creado un nuevo frente de incertidumbre y nerviosismo en los centros...

Elsa Artadi (JxCat) pone en el punto de mira al columnista Albert Soler por criticar a la mujer de Puigdemont

La portavoz de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, ha arremetido este martes contra Albert Soler, columnista del Diari de...

ENTREVISTA / Rosa Cobo: «La pornografía no puede estar accesible en internet para nadie»

El currículum de Rosa Cobo (Cantabria, 1956) es apabullante. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología por la UCM, actualmente imparte Historia de...

ENTREVISTA / Julio Posadas: «Los Djs siempre transmiten musicalmente la expresión social del momento»

El COVID-19 ha arrasado con todo y ha traído a nuestras vidas nuevas formas a las que aún no nos hemos terminado...