Caos

El expresidente de la Generalitat, Quim Torra (i), y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, Foto: Europa Press

Caos: comportamiento errático e impredecible de algunos sistemas; estado amorfo e indefinido; o también confusión, desorden. Todas estas definiciones del término caos extraídas de la RAE me sirven para adjetivar la situación actual.

Si hiciéramos una encuesta acerca del grado de conformidad del encuestado sobre si el movimiento independentista es hoy un movimiento que denota un comportamiento errático e impredecible me apostaría cualquier cosa a que más del 50% de los catalanes estarían de acuerdo. Y si no leer el último libro de Junqueras y Rovira.

Si en la misma encuesta preguntáramos, si el actual gobierno de la Generalitat está en un estado amorfo e indefinido, el grado de aceptación subiría al 70 o 75%, como mínimo. A su producción legislativa y parlamentaria me remito.

«Incapacidad para aprobar unos Presupuestos que incluyan alguna referencia al COVID o medidas paliativas del desmesurado paro una vez se acabe la prórroga de los Ertes.»

Y no digamos ya nada si incorporamos a la muestra la valoración de la situación en la que se encuentra la sociedad en la que vivimos, en donde ya el 95% de los encuestados se sumarían a definir a nuestra sociedad, (y me ciño solo a la catalana), como confundida y desordenada. Veamos:

I) Purga en el Govern a raíz de la lucha cainita entre PdCat y Junts xCat. II) Próxima inhabilitación del MHP de la Generalitat e inmediato anuncio de desobediencia con un «Vénganme ustedes a sacar de mi despacho». III) Medidas de distanciamiento social impresas en el DOGC para después autorizar aquellas manifestaciones que a la ANC le puedan parecer oportunas en cualquier parte de Catalunya. IV) Incapacidad para aprobar unos Presupuestos que incluyan alguna referencia al COVID o medidas paliativas del desmesurado paro una vez se acabe la prórroga de los Ertes. VI) Atrofia parlamentaria frente al 14% de okupaciones por cada 10.000 viviendas en lo que va de año, lo único que le sigue es el aplauso municipal por lo gratificante que resulta resolver de esta manera un problema social. VII) La seguridad está por los suelos: la material -en las calles y en tu casa- con más robos y violencias; y, la jurídica en el Parlament y en las instituciones con decisiones judiciales que solo sirven de pañuelo nasal desmembrando así el principio de separación de poderes básico en nuestra democracia.

¿Estamos ante un nuevo desorden, es decir ante una alteración de un orden previo establecido, o estamos ante el Caos, es decir ante un sistema vacío, sin Leyes, sin Principios, sin Valores?

«Pedimos que estos políticos de hoy dejen sus purgas internas, que abandonen sus egoístas rivalidades dictadas por una estrategia electoral y no por una confrontación ideológica.»

La sociedad hoy en día tiene que recuperar la conciencia y dejar la materialidad que nos rodea en un segundo plano. Siguiendo el esquema de Engels tenemos que militar en el grupo idealista contrapuesto al grupo materialista pues estoy convencido que, o sabemos a dónde vamos y ponemos los medios, o simplemente el conformarnos con lo que tenemos acabará con el sistema en el que hasta ahora habíamos vivido.

¿Hasta cuándo políticos que engañan a los ciudadanos con soflamas imposibles y contraproducentes pero que son incapaces de ejecutar o gobernar? ¿Hasta cuándo políticos que sólo defienden sus cargos? ¿No es posible que nos pongamos de acuerdo en construir un programa hacia el bien común de todos los catalanes, o estamos obligados a ver cómo se perpetúa este caos político que hace 10 años nos atenaza?

Desde Lliga Democrática queremos un poco, o mejor un mucho de orden. Una cierta confianza en saber que nuestros políticos respetan las leyes y además luchan por hacerlas cumplir. Pedimos que estos políticos de hoy dejen sus purgas internas, que abandonen sus egoístas rivalidades dictadas por una estrategia electoral y no por una confrontación ideológica.

«Desde la Lliga trabajamos para la reconstrucción y por eso hemos pedido el indulto para los condenados por el ‘procés’ como punto de solidaridad necesario para asegurar la convivencia entre todos.»

Desde la Lliga trabajamos para la reconstrucción y por eso hemos pedido el indulto para los condenados por el ‘procés’ como punto de solidaridad necesario para asegurar la convivencia entre todos; hemos dado ya el primer paso en este camino de los que queremos el mejor futuro para una Catalunya reconocida en España y en Europa.

En Lliga Democrática llevamos un año arremangándonos para evitar el vacío, para evitar este caos que empieza a absorbernos. Sólo nos falta que se convoquen elecciones. ¿Se atreverá Torra?

Nicolas de Salas
Nicolas de Salas
Vicepresidente Lliga Democràtica

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Junts fracasa en su intento de ‘macro-repulsa popular’ a Pedro Sánchez durante una visita al pueblo de Puigdemont

Unos veinte manifestantes independentistas han recibido entre gritos, insultos y Esteladas al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la...

Cercas planta cara al linchamiento separatista y tomará medidas legales

Las figuras públicas catalanas que alzan la voz contra el separatismo pagan un alto precio en forma de linchamientos públicos por parte...

El ‘DNI catalán’ está copiado de un documento separatista estonio de 1989

Todo está inventado. Así lo corrobora El confidencial, que hoy cuenta que el DNI republicano lanzado por el Consell de la República...

El PSC rechaza dejar a Vox sin senador, como pretenden los separatistas: «No nos saltaremos la ley»

El separatismo se ha propuesto dejar a Vox sin el senador por designación autonómica que le corresponde por sus resultados electorales del...