Pasarse por el forro la neutralidad institucional en periodo electoral es lo contrario a la democracia

Quim Torra durante la celebración del debate de política general en el Parlament (Europa Press).

Con motivo de la vista ante el TS del recurso de Torra contra su inhabilitación por el TSJC entre el independentismo ha arreciado una campaña denunciando el carácter antidemocrático de la posible inhabilitación del presidente por considerar que ha ejercido su libertad de expresión y que por una pancarta no se puede cesar a un presidente. El argumento es tramposo, no ya porque obvia que la condena, de ser ratificada por el TS, sería por desobediencia, si no por algo a mi entender mucho más grave y demostrativo de la degradación de la democracia en Cataluña: el desprecio a la neutralidad institucional siempre, pero en especial en periodo electoral.

La visión que tiene el independentismo es que las instituciones son suyas y, por tanto, puede instrumentalizarlas a su favor sin recato alguno. Por ello colgaron banderas de partido en edificios públicos o pancartas con lemas partidistas. O decir que la calle es suya, o TV3 también.Es el mismo desprecio por la democracia que les hace decir que por tener una mayoría absoluta en el Parlament pueden saltarse el Estatut y la Constitución. Sin reglas la democracia no existe. Y eso es especialmente cierto durante las campañas electorales. 

Es el mismo desprecio por la democracia que les hace decir que por tener una mayoría absoluta en el Parlament pueden saltarse el Estatut y la Constitución

De entre los muchos destrozos que el procés ha producido, el desprecio por la legalidad es posiblemente el más grave. Se puso de manifiesto el 6 y 7 de septiembre de 2017, y se sigue utilizando constantemente. Ahora, si los partidos independentistas superan el 50% en las elecciones autonómicas volverán a la carga como si el resultado de unas elecciones ordinarias cambiara las leyes que rigen la convivencia. La única vía democrática para plantear un referéndum secesionista es modificar la Constitución y para ello las reglas son claras. Para el independentismo y para cualquier otra opción que pretenda hacerlo. ¿Acaso los independentistas no hablarían de golpe de estado si el Congreso aprobará eliminar las autonomías sin los trámites y mayorías necesarias para modificar la Constitución? ¿o establecer la pena de muerte?  ¿O tantas otras cuestiones amparadas por la Carta Magna o por el propio Estatut?

Yo entiendo que muchos catalanes sufran Síndrome de Estocolmo y piensen que permitiendo las arbitrariedades del independentismo las cosas mejorarán. Nada más lejos de la realidad si de lo que se trata es de saltarse la ley. Defender la democracia es irrenunciable. Y la neutralidad institucional durante las campañas electorales no es un tema precisamente menor. Son temas que deberían ser elementales, pero que hay que repetir porque, a base de consignas sin respuesta ,el independentismo va forjando su hegemonía ideológica, controlando el relato y reescribiendo la historia. 

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por el brutal asesinato de Laia, una niña de 13 años de Vilanova i la Geltrú

El juicio por la violación y el asesinato a una niña de 13 años en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2018...

10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

1. P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB? R –...

Arranca el juicio contra el asesino de Laia: «Espero que vivas muchos años con el mismo miedo que pasó mi hija en esa habitación»

"Espero que el miedo no te deje vivir nunca más en la vida. Que vivas muchos años, pero con mucho miedo, el...

ENTREVISTA | Óscar Monsalvo: «En Cataluña el gobierno está en manos de personas que consideran colonos a los no nacionalistas»

Profesor de Filosofía en Bachillerato, colaborador en The Last Journo y autor del blog El liberal de Bilbao, Óscar Monsalvo (Bilbao, 1981)...