ZFBarcelona

Entrevista/ Meritxell Guardia, árbitro de fútbol: «Nunca he recibido menosprecio de un jugador por ser mujer»

La joven de Mataró asegura que el mundo del arbitraje le ha ayudado a formarse como persona

Foto cedida por Meritxell Guardia

A veces, la riqueza escapa a la vista de quien no tiene un minuto para pensar en ella. Lo intangible es, en muchas ocasiones, eso que nos convierte en seres inmensamente ricos. La salud es riqueza y no, esta no es la típica frase que uno dice después de tirar todos sus décimos no premiados el día después del ‘Gordo de la Navidad‘.

Hoy, El Liberal les trae una entrevista que saca a relucir otra de esas riquezas que, a veces, no percibimos. La diversidad de pensamiento, esa opinión a la que no estamos tan acostumbrados. Aunque es evidente la gran brecha de género que existe en el mundo del fútbol, también lo es, que «las mujeres están mucho más valoradas que ayer, pero mucho menos que mañana».

Así piensa Meritxell Guardia, una joven de 22 años, graduada en Estudios Árabes y Hebreos por la Universidad de Barcelona que a los 15 años decidió ser árbitro o árbitra de fútbol. A ella, le da igual cuál de las dos palabras se use para hacer referencia a su papel en una profesión en la que, asegura, nunca se ha sentido menospreciada por ser mujer.

¿Además de dedicarte al arbitraje eres jugadora?

Empecé a jugar a los 10 años en el RCD Español de Barcelona, tras asistir al campus de verano del mismo club. Estuve cinco años jugando, hasta los 15, cuando decidí entrar en el comité de árbitros. Ese primer año alterné el juego con el arbitraje.

¿En qué momento decides que quieres dedicarte a esto?

Cuando tenía 15 años vinieron al club a hacer una charla sobre arbitraje para potenciar el arbitraje femenino. Recuerdo que nos apuntamos varias jugadoras. Era la primera vez que se hacía un curso para incorporar chicas en el arbitraje de manera masiva.

¿En qué categorías arbitras y cuántas temporadas llevas? 

Actualmente estoy en 3ª Catalana y esta nueva temporada será la novena en el Comité Arbitral.

¿Cuál es el mejor momento que recuerdas en un terreno de juego? ¿Y el peor? 

Ha habido muy buenos momentos, tanto dentro del terreno de juego como antes o después del partido. Me quedo con todas esas veces que te han agradecido tu labor y tu acierto arbitrando. Los malos momentos, diría que han sido esos días que sabes que no tienes el día, que el acierto no te acompaña y con ello pierdes el control. El saber que se te va un partido de las manos es muy estresante. 

¿Qué te mueve a seguir arbitrando? 

Arbitrar no es fácil, pero es punto de auto superación en cada entreno para poder subir de categoría e incluso diré, que lo que me empuja a seguir pitando en los campos de fútbol son esos encuentros en los que sufres pero, a la vez, eres consciente de el partido que estas pitando.

«Gracias al arbitraje he crecido mentalmente, he aprendido a escuchar, a gestionar la tensión, el tempo y a contestar con calma. También con temperamento».

¿Qué te aporta el arbitraje a nivel personal?

Lo que más me ha aportado el arbitraje es mi personalidad. He crecido mentalmente, he aprendido a saber escuchar, a gestionar la tensión, el tempo, a contestar con calma y, también, temperamento. He aprendido a controlar mis emociones y mis nervios. Todo un gran trabajo a nivel psicológico que he ido notando con el paso del tiempo.

Meritxell Guardia

¿Cómo gestionas la presión en un partido? (Por el tema de insultos y criticas desde la grada)

Nunca he sido muy buena para escuchar y recibir los insultos de la grada. Muchas veces estás tan centrada en el partido que no escuchas nada más fuera de la delimitación del terreno de juego. Al final, tienes que saber dar a cada insulto y cada crítica, el valor que tiene. Muchas veces son críticas erróneas de gente que, ni siquiera, sabe correctamente el reglamento.

Se ha hablado mucho de la discriminación que sufre la mujer dentro de esta profesión. ¿Crees que los jugadores o el público masculino respeta menos a una árbitro cuando es una mujer?

A nivel personal, durante las 9 temporadas que llevo, nunca he recibido menosprecio de ningún jugador por ser mujer. A lo mejor algún insulto fuera de lugar se ha oído en la grada pero eso es algo que ha, y está evolucionando cada vez más.

¿Y a nivel laboral? ¿Estás satisfecha con el lugar que ocupa la mujer dentro de la profesión? 

Por el momento estoy satisfecha con la evolución que hay en este sentido. Hay que ver que las mujeres de mañana estarán mejor que las de hoy, y éstas, están mejor que las de ayer. Poco a poco se está haciendo un esfuerzo enorme para dar visibilidad a la mujer, al futbol femenino y con ello al arbitraje.

«Las mujeres de mañana estarán mejor que las de hoy, y éstas, están mejor que las de ayer».

¿Qué metas tienes dentro de esta profesión?

Por ahora, poder subir a la siguiente categoría, 2ª Catalana y espero que los objetivos que tengo fuera del arbitraje me permitan seguir haciéndolo.

¿Qué dirías a todas esas chicas que en un futuro quieren dedicarse al mundo del arbitraje? 

Les diría que el arbitraje es un submundo dentro del fútbol. Es muy bonito, y tampoco es del todo desagradecido. También, que su esfuerzo les traerá recompensas, amistades únicas y muchas anécdotas, que para nada todas son negativas.

¿Qué cualidades crees que hay que tener para hacerse hueco en esta profesión?

Mucho coraje, valentía, confianza y sobre todo disciplina para luchar por el objetivo día tras día.

¿Tiene Meritxell Guardia como referente a alguna compañera que haya llegado a arbitrar en la élite del fútbol?

Por ahora no tengo ninguna referente, aunque admiro a todas esas compañeras que están por encima y que pueden decir que han llegado a lo más alto en el mundo del arbitraje.

¿El mejor y peor arbitraje de la historia del fútbol?

 No sabría decirte

¿Qué opinas del VAR? ¿Es positivo o le resta emoción al partido? ¿Y al árbitro? ¿Le quita autoridad? 

Creo que el VAR ha sido, y será, una herramienta que va a ayudar al árbitro. Cuando las cosas son nuevas cuesta hacerse a ellas, pero poco a poco empieza a funcionar sin problemas. Yo creo que está ayudando y suma más que resta. En cuanto al árbitro, no considero que le quite autoridad, simplemente es una ayuda en determinadas acciones (muy acotadas) que se pueden dar en el partido pero, al final, quien tiene la ultima palabra es él.

«El VAR suma, más que resta. Es una ayuda en determinadas situaciones que se dan pero siempre, la última palabra es la del árbitro»

¿Qué opinión te merece la prensa deportiva de este país? 

Hay muchas veces que los propios comentarios de los periodistas crean confusión a muchos aficionados. Esto es un arma de doble filo. Me parece genial que inviten a los programas o, incluso, haya artículos de ex árbitros opinando del partido. Ahí es cuando, bajo mi punto de vista, muchos periodistas ven con otros ojos una jugada, o la propia labor del arbitro en ese partido.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | David Mejía: «El objetivo del separatismo es expulsar culturalmente a España de Cataluña»

Profesor de Humanidades en IE University y flamante fichaje como columnista en El Español, el también articulista de The Objective David Mejía...

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

El diputado Ignacio Garriga, «el negro de Vox», levanta la ira de la izquierda en Twitter

Hay que admitir que quien en Vox tuvo la idea de poner al parlamentario Ignacio Garriga a defender la moción de censura...