ZFBarcelona

JxCat y el PDECat mantienen las negociaciones abiertas, tal y como adelantó elliberal.cat

El ex presidente Artur Mas sigue apostando por un pacto que integre a miembros del PDECat en la lista de Puigdemont

Carles Puigdemont durante el acto del Consell de la República en Perpiñán (Francia). Foto: Europa Press

JxCat y el PDECat mantienen las negociaciones abiertas de cara a las próximas elecciones y a pesar de que ambas formaciones se han enfrentado en los tribunales este viernes por la propiedad de la marca Junts per Catalunya (JxCat) de la hasta ahora coalición. Tal y como adelantó ya ellliberal.cat, los dos partidos, presididos por Carles Puigdemont y David Bonvehí, comparten la necesidad de llegar a un acuerdo antes de que Quim Torra o el presidente del Parlament, Roger Torrent, llamen a los catalanes a las urnas.

El presidente del PDECat, David Bonvehí, en una imagen de archivo (Europa Press).

Si bien es cierto que entre ambos partidos existen recelos, también lo es que los dos son conscientes de que participar por separado en las elecciones no beneficiará a la derecha separatista. El escollo a estas horas está en la fórmula que deberían aplicar para concurrir unidos. Puigdemont no quiere que esa unidad se materialice en una coalición y ha ofrecido a los de Bonvehí cuatro puestos de salida en la lista electoral. El PDECat, de momento, exige que sean seis y mantener sus siglas, algo que, hasta ahora, había rechazado el eurodiputado fugado de la Justicia española, que ha apostado en los últimos meses por la disolución del partido que lo llevó a la presidencia de la Generalitat dentro de JxCat.

El «deseo mayoritario de las bases»

Carles Puigdemont ha confirmado este sábado que tiene la voluntad de «explorar» vías de acuerdo con el PDECat, siempre y cuando estas no pasen por una coalición. Y ha basado su propuesta en dos hechos: la «buena relación personal y sintonía» que existe entre cargos de ambas formaciones y «el deseo mayoritario de las bases de JxCat y diría que también del PdCat» de que no concurran por separado a las urnas, según ha explicado en declaraciones a Efe recogidas por elnacional.cat.

Uno de los artífices del acuerdo entre los dos partidos es Artur Mas, que, afiliado al PDECat, fundó junto a Puigdemont (miembro también entonces del PDECat) JxCat en 2017. Mas no apoya la idea de que el PDECat se presente en solitario. Y es que las encuestas no les son precisamente favorables, aunque haya quien crea que, de hacerlo, obtendría entre 5 y 6 diputados. El ex presidente no lo tiene tan claro y considera que el acuerdo sería posible si JxCat aceptara la presencia de miembros del PDECat en su lista electoral. Consciente de que Puigdemont no quiere saber nada de la coalición y de que será necesario contar también con la opinión de los líderes separatistas condenados por el referéndum ilegal del 1-O (Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Sánchez y Quim Forn), Mas cree que esta fórmula, la de la integración en la lista, sería una buena manera de cerrar el enfrentamiento entre las dos formaciones.

El ex presidente Artur Mas, en su última aparición pública (Europa Press).

Al menos de cara de los comicios y para evitar situaciones aún más graves, pues si el PDECat se presentara en solitario y la Justicia admitiera como medida cautelar que Puigdemont no pudiese utilizar el nombre de Junts per Catalunya electoralmente, la ruptura sería total. No en balde, de ser así, la nueva formación del ex presidente podría verse muy perjudicada de cara a la campaña electoral, tanto en lo relativo a su presencia en los medios públicos como en lo referente a las ayudas económicas que podría recibir de la Generalitat y del Estado para llevarla a cabo.

De cualquier manera, dos fechas marcan ahora mismo el calendario de ambos partidos. El 3 de octubre el nuevo JxCat clausurará su primer congreso, del que, entre otras cosas, saldrán la propuesta electoral y el candidato. Dos días más tarde, se reunirá el Consell Nacional del PDECat y no será hasta entonces cuando se anuncie formalmente la decisión. Dos jornadas que, además, podrían verse alteradas en cierta medida si, tal y como se espera, el Tribunal Supremo da a conocer en breve su decisión definitiva sobre la inhabilitación de Quim Torra. Algo que, de confirmarse, llevará al separatismo en general, y a la derecha independentista en particular, a reformular su estrategia, al menos de cara a sus votantes.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA / Santiago Camacho: «La peor mentira sobre la pandemia es la que dice que no se podía prever»

Santiago Camacho es uno de los periodistas españoles que mejor se mueve entre las denostadas teorías de la conspiración. Hipótesis que, en...

El Consejo de Europa da la espalda al separatismo catalán: no admitirá referéndums que no respeten la Constitución

La Comisión de Venecia, órgano del Consejo de Europa encargado de velar por todo lo relativo al derecho constitucional en la UE,...

Colau llama «monstruos» a los defensores de Felipe VI que protagonizan el vídeo de Libres e Iguales en apoyo al Rey

La alcaldesa de Barcelona ha tirado del filósofo Antonio Gramsci para criticar el vídeo que, en defensa de Felipe VI, ha publicado...

Enfrentamientos entre CDR por el fracaso de la protesta en el aniversario de la sentencia del 1-O

Que la movilización separatista en la calle ha perdido intensidad es un hecho. Ya antes de la pandemia del COVID-19 se había...