ZFBarcelona
ZFBarcelona

El desgobierno del coronavirus

A estas alturas ya quedan pocas dudas de que la mayor dificultad para superar la crisis de la COVID19 en España son los políticos que nos gobiernan.

No hay mucha diferencia entre los diversos partidos políticos, todos han demostrado con creces su ineptitud. Quizás algunos políticos han tenido más suerte que otros, por las circunstancias, las responsabilidades que ocupan o la habilidad para gestionar su imagen. Pero la nota general para la clase política es de suspenso colectivo.

Tampoco han ayudado mucho los «expertos» que deberían haber marcado el rumbo de las decisiones sanitarias, y que han hecho poco más que reconocer su ignorancia sobre el virus y servir de parapeto a las decisiones políticas.

La mayor dificultad para superar la crisis de la COVID19 en España son los políticos que nos gobiernan

Así que los ciudadanos atónitos, asistimos a un flujo constante de informaciones negativas, contradicciones y anuncios de medidas restrictivas en una espiral que nos lleva a un futuro oscuro.

Las contradicciones de las medidas sanitarias son sangrantes. Tres ejemplos perturbadores:

Sabemos que el arma principal que tenemos contra el coronavirus es un sistema de sanidad pública fuerte, capaz de atender con garantías esta pandemia mientras sigue atendiendo las otras enfermedades. Pero vemos como el sistema sanitario sigue desangrándose y llevando a sus profesionales al límite. 

También sabemos que el mejor freno para la transmisión de la COVID19 es la vida al aire libre, pero nuestros gobernantes se empeñan en confinarnos con el virus en espacios cerrados, destruyendo nuestra salud y la economía. Condenando especialmente a aquellas familias con menos recursos que viven hacinadas en pequeñas viviendas.

Nos preguntamos porque en España la COVID19 ha tenido un impacto mayor que en otros países. La respuesta es evidente: la incapacidad de nuestros políticos

Seguimos con el discurso de la necesidad de los rastreadores y las PCR masivas, cuando ya hemos fracasado con esta estrategia y sabemos que no sirven para la situación de transmisión comunitaria.

El desgobierno en Cataluña y en Madrid es absolutamente insuperable, mientras el gobierno del estado, incapaz, trata de buscar la forma de rentabilizar políticamente el desaguisado.

Los datos son demoledores. España está a la cabeza de las peores estadísticas, como la de muertes por habitante, la de evolución de contagios o la de la destrucción económica. Pero ahí están los políticos dándose la culpa entre ellos mientras siguen empujando a la sociedad por el precipicio.

Nos preguntamos porque en España la COVID19 ha tenido un impacto mayor que en otros países. La respuesta es evidente: la incapacidad de nuestros políticos. El drama es que al coronavirus no le ha llamado nadie, pero a nuestros gobernantes les hemos puesto nosotros. El virus sin duda lo superaremos, ya sea por la inmunidad de grupo o la vacunas (o ambas cosas). Lo de los gobernantes es ya más complicado.

Santiago Alonso
Santiago Alonso
Ingeniero, trabajando en gestión de infraestructuras. Me interesa el medioambiente y el progreso de la sociedad. Fui concejal en el ayuntamiento de Barcelona 2015-2019.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...

ENTREVISTA | Albert Soler: «Después del asalto al Capitolio, a Trump deberíamos llamarle ‘Trumpdemont’»

Periodista en El Diari de Girona y autor de libros como Nos cansamos de vivir bien (2019), Albert Soler (Gerona, 1963) es...

Francia prohíbe llevar ‘CAT’ en la matrícula del vehículo

La Corte de Casación francesa ha prohibido el uso del 'CAT' en las matrículas de ese país, una práctica muy habitual en...