dfactory
dfactory
dfactory
dfactory

The Lancet apunta al sistema autonómico como uno de los agravantes de la segunda ola de COVID-19

La prestigiosa publicación médica considera que la desescalada fue demasiado rápida y que han faltado controles

Personal sanitario realizando una prueba PCR

Una desescalada demasiado rápida en algunas comunidades, infraestructuras de control epidemiológico insuficientes o «la polarización política y la gobernanza descentralizada» son algunos de los motivos por los que la prestigiosa publicación médica The Lancet considera que la segunda ola del COVID-19 es especialmente preocupante en España. Así lo recoge en un editorial basado en la información firmada por 20 científicos españoles y publicada en la misma revista el pasado mes de septiembre.

«Cuando se levantó el cierre nacional en junio», afirma The Lancet, «algunas autoridades regionales probablemente reabrieron con demasiada rapidez y fueron demasiado lentas en la implementación de un sistema de seguimiento y localización eficiente». Y prosigue: «En algunas regiones, la infraestructura de control epidemiológico local fue insuficiente para controlar futuros brotes y limitar la transmisión comunitaria. La polarización política y la gobernanza descentralizada de España también podrían haber obstaculizado la rapidez y la eficiencia de la respuesta de salud pública. Mientras que la primera ola pudo haber sido impredecible, la segunda ola en algunas partes de España fue bastante predecible«.

Comisión independiente para un «futuro brillante»

Tal y como reclamaron los científicos españoles en septiembre, la publicación médica se muestra también partidaria de que una comisión independiente evalúe la gestión desarrollada por el Gobierno central y las comunidades autónomas. Una evaluación que, afirma, debe «comenzar de inmediato», «generar consenso entre la sociedad» y llevarse a cabo con un «compromiso firme» del Estado y las autonomías. Esta comisión, apunta, tiene que tener un enfoque «independiente, diverso y multidisciplinario«, además de «un alcance amplio». Solo así, señala, se podrá «tranquilizar a la población» y restablecer «la confianza en el enfoque del Gobierno en materia de salud pública».

A pesar de la gravedad de la pandemia en España, sin embargo, The Lancet también recuerda que los indicadores de salud españoles son buenos, teniendo en cuenta el índice sociodemográfico. Y por ello concluye que «si los líderes políticos pueden sacar conclusiones de su respuesta subóptima al COVID-19», España estará bien posicionada para «brindar a su población un futuro brillante y saludable«.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
dfactory

Lo Más visto

El Ayuntamiento de Tarragona pide disculpas por colocar por error un cartel en castellano

La intransigencia del nacionalismo en la cuestión lingüística está alcanzando cotas desusadas. Esta semana, la Generalitat ha anunciado un paquete de 100...

Cataluña pierde la sede de la Agencia Espacial la misma semana que envía al espacio su segundo nanosatélite

Cataluña no acogerá la sede nacional de la Agencia Espacial. El Gobierno central ha anunciado este lunes que será Sevilla la ciudad...

Una exdiputada de Cs culpa a Arrimadas de la debacle en Cataluña

La agónica situación que atraviesa en estos momentos Ciudadanos en toda España parece la ocasión ideal para que algunos se decidan a...

Elisenda I, reina dels Països Catalans

Los independentistas miran atrás no sólo con ira sino también con pesadumbre. No perciben fracasos sino ocasiones desaprovechadas. Octubre de 2017 fue...