ZFBarcelona
ZFBarcelona

El Congreso tumba la moción de Vox y Sánchez abre la negociación con el PP sobre la cúpula del poder judicial

El partido de Abascal se queda solo en su intento de derribar al Gobierno y la izquierda se organiza en su contra

Santiago Abascal en un momento de la segunda jornada del debate de la moción de censura (Europa Press).

Tal y como estaba previsto, el Congreso ha tumbado este jueves la moción de censura presentada por Vox contra el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos. Quedaban dudas sobre cuál sería el sentido del voto del PP. Sin embargo, el partido liderado por Pablo Casado ha optado por un rotundo y contundente «no» a los de Santiago Abascal. Minutos más tarde era el presidente Pedro Sánchez el que anunciaba, en su última intervención del bronco debate, que el Ejecutivo deja en stand by la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para abrir una nueva negociación con el PP. Pocos han sido los que no han entendido este anuncio como un gesto de agradecimiento hacia los populares por su voto contra Abascal.

En su última intervención antes de pasar a la votación, Abascal ha asegurado que han «entendido el sentido del discurso» de Casado tras escuchar el anuncio de Sánchez. El presidente de Vox ha señalado al respecto que el líder del PP ha dicho cosas que «jamás» esperaba escuchar por parte de los populares y ha indicado que esa actitud solo obedece al interés del PP en «negociar el reparto de los jueces» con el PSOE.

El presidente Sánchez en un momento de la jornada del segundo debate (Europa Press).

Abascal ha centrado su última intervención en Sánchez, contra quien han presentado la moción. En este sentido, ha asegurado que prefiere que los diputados del Vox estén solos en la Cámara antes que pactando «con Bildu y con ETA» como ha hecho el PSOE. «Ha salido a la tribuna a vomitar falsedades que repetirán sus lacayos mediáticos», ha dicho dirigiéndose al presidente Sánchez y ha añadido: «Usted ha pasado de profanador a necrófilo porque ustedes, sin Franco, no son nada».

298 votos en contra

De este modo, solo los 52 diputados de Vox han votado a favor de la moción, que ha sido defendida en la Cámara baja por el diputado por Barcelona Ignacio Garriga. Lo hizo el miércoles en un discurso considerado por el PP y por Unidas Podemos como una forma de dar a conocer a Garriga e impulsar su candidatura a la presidencia de la Generalitat en las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo 14 de febrero.

El resto de formaciones con representación en el Congreso ha optado por el «no» a la moción, con 298 votos en contra. Además, los partidos de izquierdas, nacionalistas y separatistas han rubricado paralelamente al debate un manifiesto conjunto en el que comprometen a luchar «contra los discursos y las actitudes de odio». En el mismo manifiesto apuestan por rechazar «cualquier tipo de apoyo de la extrema derecha, especialmente cuando afecte a la gobernabilidad de las instituciones, ya sea por activa o por pasiva».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Los médicos retan al Govern ante la posibilidad de quedarse sin vacaciones: «El Ejército también tiene doctores»

La posibilidad de perder las vacaciones de agosto debido a la quinta ola de la pandemia de COVID-19, protagonizada ahora por la...

Un nuevo grupo ultra apuesta por derribar todos los símbolos «de la ocupación española» en Cataluña

Mientras la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural preparan el cuarto aniversario del referéndum ilegal del 1-O con el paseo de...

Los delirantes sueldos de la Corporación Municipal de Barcelona: 3 millones de euros al año para 41 ediles

Mientras una gran mayoría de los barceloneses está experimentado serias dificultades para afrontar el día a día debido a la pandemia del...

Colau lleva la perspectiva de género de obligado cumplimiento a las terrazas de la ciudad

¿Se han planteado ustedes alguna vez que las terrazas de Barcelona puedan ser elementos urbanísticos machistas? El Gobierno de Ada Colau sí...