ZFBarcelona
ZFBarcelona

Budó no descarta cerrar las escuelas si la situación no mejora en las próximas semanas

El Govern prepara un toque de queda en toda Cataluña pero no ve motivo para suspender las votaciones en el Barça

Vista de un aula escolar (Europa Press).

Uno de puntos débiles en la lucha contra el COVID-19 es el sistema educativo. Muchas han sido las voces que desde que en septiembre se retomó la actividad han reclamado el cierre de los colegios, institutos y universidades. De momento, el Govern ha enviado a los universitarios a casa y, tal y como están las cosas, no se descarta el cierre de los colegios en las próximas semanas. Así se desprende de las declaraciones de la portavoz del Ejecutivo autonómico, Meritxell Budó, que este sábado ha señalado que, en caso de confinamiento domiciliario, es muy probable que cierren sus puertas también los centros educativos. El Govern decretaría «de forma inmediata» el toque de queda si hay estado de alarma

La consellera Meritxell Budó en una rueda de prensa (Europa Press).

En una entrevista con RAC1 recogida por Europa Press, Budó ha subrayado que ese cierre «no es una decisión que esté tomada» y que deben ser las autoridades sanitarias las que recomienden al Govern si debe hacerse. Preguntada precisamente por la posibilidad de decretar confinamientos domiciliarios, ha respondido que tanto médicos como epidemiólogos la ponen sobre la mesa, aunque «en estos momentos no están previstos de forma inmediata».

De cualquier manera, Budó también ha explicado que, ante un previsible cierre de los colegios, la Conselleria de Educación cuenta ya con 300.000 ordenadores que garantizarán que los alumnos que no disponen de herramientas tecnológicas puedan hacer un seguimiento telemático de la escolarización desde sus casas en caso de cierre de los colegios. La portavoz del Ejecutivo autonómico, no obstante, ha insistido en la necesidad de reducir en estos momentos la interacción social para evitar llegar a ese extremo y por ello ha pedido a los catalanes «corresponsabilidad».

Preparando el toque de queda

A la espera de lo que decida este domingo el Consejo Extraordinario de Ministros, en el Govern trabajan ya en el decreto de toque de queda con el que se pretende evitar al máximo las relaciones sociales para hacer frente al COVID-19. Todo indica que el Gobierno anunciará la declaración de un nuevo estado de alarma que facultará a las comunidades autónomas para tomar decisiones que afecten a derechos fundamentales, como es el de la movilidad y la libre circulación. Meritxell Budó ha indicado al respecto que hubiera sido preferible que ese Consejo de Ministros se celebrara este sábado para poder ordenar «de forma inmediata» el toque de queda que, en Cataluña, se aplicará entre las 23.00 y las 6.00 horas.

Budó ha recordado que el nuevo estado de alarma «será descentralizado», tal y como anunció el viernes el presidente Pedro Sánchez. En esta situación, será la Generalitat la que se convierta en autoridad delegada competente, lo que permitirá no tener que pedir autorización al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para aplicar las decisiones del Govern relativas a la lucha contra la pandemia.

Y es que, ha lamentado la consellera, es habitual que «las autoridades sanitarias piden una medida, un juez decide otra cosa y al final no se aplica». Sobre las consecuencias económicas que puedan tener estas restricciones, Budó se ha limitado a señalar que servirán para proteger a la economía.

Bares cerrados y culés votando

Una de las medidas más controvertidas en Cataluña ha sido la del cierre de bares, restaurantes y centros de estética durante dos semanas. Sobre esta cuestión, Meritxell Budó ha indicado que se estudiaran «los datos epidemiológicos» a partir del lunes y se tomará una nueva decisión.

Por otro lado, Budó también se ha pronunciado sobre la votación que se celebrará el próximo fin de semana en el Camp Nou con motivo de la moción de censura presentada contra la directiva que preside Josep Maria Bartomeu. En este sentido, la consellera ha dicho que no existe ningún motivo «de salud pública» que justifique la suspensión de la votación y ha subrayado que el Govern ya ha pedido al Barça «un protocolo que garantice que las votaciones se realizarán preservando las medidas higiénicas y de protección». Un protocolo en el que, ha añadido, trabajan el club y el PROCICAT.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Guerra entre ministerios por el control de los criadores de animales

Varios criadores de diferentes puntos de la península aseguran a El Liberal haber sido inspeccionados en las últimas semanas de una forma...

La izquierda se moviliza ante la exclusión del castellano en la ‘ley Celaá’

«¿Conocen ustedes algún país del mundo donde en una parte de su territorio nacional, desde su escuela pública, gratuita y obligatoria, no...

El actor Daniel Grao denuncia el «manejo político del idioma en TV3»

Pese a los enormes medios con los que cuenta TV3 —su presupuesto es el triple que el de Telemadrid y cuenta casi...

La Asociación por la Tolerancia al PSOE: «No hay ningún país donde no sea posible estudiar en la lengua nacional»

Con mucha preocupación observan desde la Asociación por la Tolerancia la reforma de la ley educativa española promovida por el PSOE y...