ZFBarcelona

El Gobierno recula y cederá el control del toque de queda a las comunidades a partir de noviembre

El Govern tiene sobre la mesa dos tipos de confinamiento: uno corto pero estricto y otro que solo afecte a los fines de semana

El presidente Pedro Sánchez (Europa Press).

Menos de dos días después de anunciar que los españoles deberán cumplir un toque de queda entre las 23.00 y las 18.00 horas durante las próximas semanas, el Gobierno de Pedro Sánchez ha modificado la decisión. Aunque mantiene la «restricción a la movilidad nocturna» hasta el próximo día 9 de noviembre, deja en manos de las comunidades autónomas la decisión sobre si debe mantenerse o no esta controvertida medida. Serán, pues, estos ejecutivos los que, a partir de esa fecha, decidan, en función de los datos epidemiológicos de cada territorio, qué hacer al respecto.

Este cambio se ha producido poco antes de que el Gobierno lleve al Congreso la prórroga del estado de alarma aprobado el pasado domingo. Una prórroga que el Gobierno pretende mantener hasta el mes de mayo de 2021, con la excusa de facilitar a las comunidades la adopción de medidas contra el COVID-19 sin tener que recurrir a los tribunales. A pesar de que Sánchez ha pedido unidad a todas las fuerzas políticas, no está nada claro que en esta ocasión vaya a obtener el respaldo necesario para este largo aplazamiento de una medida que, inicialmente, debería debatirse en la Cámara baja cada 15 días. El presidente señaló en este sentido que serían los presidentes autonómicos los que rendirían cuentas cada dos semanas ante sus respectivos parlamentos, mientras que ante el Congreso lo haría el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Desde la oposición, el PP ya ha anunciado que no apoyará la prórroga si no reduce el tiempo de vigencia, que los populares fijan en dos meses. De un modo similar se han pronunciado Ciudadadanos o ERC, que consideran que un estado de alarma hasta mayo es demasiado prolongado, a pesar de que Sánchez también dejó claro que el decreto podría levantarse en caso de que mejore la situación de la pandemia.

Confinamiento corto o de fin de semana

En Cataluña, en estos momentos el Govern no tiene claro qué medidas adoptará en los próximos días. Unos son partidarios de un confinamiento corto pero duro, de no más de dos semanas y permitiendo la actividad escolar, mientras que otros creen que sería más conveniente decretar encierros de fin de semana. Ambas opciones están sobre la mesa y sea cual sea la decisión, en este caso sí será necesario el refrendo de los tribunales pues el decreto de estado de alarma habilita a las comunidades autónomas para ordenar cierres perimetrales de territorios, pero no encierros domiciliarios.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, en una imagen de archivo (Europa Press).

Tampoco ha quedado aún del todo claro si el teletrabajo es una obligación o solo una recomendación. Mientras que el conseller de Trabajo, Chakir el Homrani (ERC), anunciaba este martes como obligación el teletrabajo para aquellas empresas y administraciones públicas que puedan implantarlo, la portavoz del Govern, Meritxell Budó (JxCat), aseguraba que esta fórmula es solo una recomendación. Budó ha dejado claro que las empresas tienen «el deber» de fomentar el teletrabajo pero la Generalitat no puede obligarlas porque carece de competencias para ello. Ha insistido Budó en que el decreto de estado de alarma no habilita a la comunidad autónoma para fijar el teletrabajo como obligación, pero, a la vez, ha pedido al Gobierno que sí incluya esta competencia, según informa Europa Press.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Yo también soy revisionista

Según he oído, un laureado entrenador de baloncesto no está contento porque le han dado la Medalla de Oro de Madrid a...

El manifestante que gritó contra Junqueras en la sede de ERC es el fundador de Terra Lliure

De entre los gritos proferidos por los simpatizantes de Junts per Catalunya el pasado lunes ante la sede de ERC, uno fue...

El fondo de resistencia separatista pide ayuda para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas, que estima un gasto irregular de unos 20 millones

El presidente del fondo de resistencia, Pep Cruanyes, pide "respuesta política" para hacer frente a las multas millonarias que podría imponer el...

El exsecretario de Diplocat ‘pagó apoyos’ a la causa independentista’. Ahora, el Tribunal de Cuentas le pide 4,5 millones

El Tribunal de cuentas reclama al antiguo secretario general del Diplocat, Albert Royo, 4,5 millones de euros por, presuntamente, haber intentado 'comprar'...