Colau mantendrá las calles a Companys, Sabino Arana o Durruti, pero olvida a Caballé, Dalí o Samaranch

El PP ha propuesto que se dediquen calles a Montserrat Caballé, Adolfo Suárez y Freddie Mercury, entre otros

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al líder de Unidas Podemos y vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo.

Cuando Ada Colau abandone la Alcaldía de Barcelona, muchos barceloneses la recordarán como la alcaldesa del nomenclátor, debido a sus constantes polémicas por el cambio de nombres en las calles de la ciudad. Durante el primer mandato, ha eliminado unos 20 nombres de calles, una acción que ha seguido realizando durante este año y medio de su segunda legislatura.  

Esta semana, el Partido Popular ha querido ir más allá, presentando en la Comisión de Servicios Sociales, Cultura y Deporte del Consistorio una propuesta para dar cumplimiento a Ley de Memoria Histórica y a la resolución del Parlamento Europeo de 2019 sobre la importancia de la memoria histórica, solicitando que la Ponencia del Nomenclátor de Barcelona retire aquellos nombres que no se ajusten a la legalidad vigente y los sustituya por otros más transversales de la reciente historia de la ciudad.   

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Óscar Ramírez, presentó una serie de nombres para considerar su retirada del callejero como «los xenófobos y racistas» Lluís Companys o Sabino Arana y «comunistas y anarquistas» como Buenaventura Durruti, Salvador Puig Antich o Andreu Nin.    

«Proponemos un callejero más plural que cumpla con la ley», ha explicado Ramírez, «que se integren figuras que han marcado la historia más reciente de Barcelona y que merecen un reconocimiento». Es el caso de la soprano Montserrat Caballé o la actriz Mary Santpere. Pero desde el PP proponen también que otros personajes relevantes tengan sus propias vías en la capital catalana. Es el caso de María Cinta Balagué, primera locutora de radio española; Eulalia Ferrer, directora del Diario de Barcelona en 1838; el artista Salvador Dalí; el presidente del COI, Joan Antoni Samaranch; el Papa Juan Pablo II; Adolfo Suarez o el cantante Freddie Mercury.  

Uso instrumental y partidista

Ramírez ha dejado claro que «esta iniciativa no pretende revertir nombres, tal como ha hecho el Gobierno municipal de Colau en determinados espacios de la ciudad, utilizando el callejero de forma instrumental y partidista». Y ha añadido que la propuesta de los populares «va dirigida a eliminar del callejero aquellos nombres que incumplen la Ley de Memoria Histórica y la resolución del Parlamento Europeo». 

La propuesta del PP logró el apoyo de Cs y BcnCanvi, pero fue rechazada por mayoría con los votos contrarios del gobierno municipal (Bcomú y PSC), sumados a los partidos independentistas de ERC y JxCat.

Menos monarquía y más república

Eliminar a la monarquía española de las calles de Barcelona y de los edificios públicos ha sido una de las fijaciones de Ada Colau. Muestra de ello es que, pocos días después de ser nombrada alcaldesa en julio de 2015, una de las primeras medidas adoptadas, a modo de simbolismo, fue retirar del Salón de Plenos el busto de Juan Carlos I. Después de más de cinco años, la imagen del rey no ha sido sustituida por la de su hijo Felipe VI.  

Otra decisión controvertida fue la de cambiar el nombre del salón, conocido antiguamente como Salón de la Reina Regente María Cristina, que se convirtió en el Salón Carles Pi i Sunyer, rindiendo homenaje al que fuera alcalde de Barcelona por ERC durante la II República. 

En los últimos cinco años, el Ayuntamiento ha sustituido los nombres de Avenida Borbón por Els Quinze; la plaza Juan Carlos I por Cinc d’Oros; la avenida Príncipe de Asturias por Riera de Cassoles o los Jardines del Príncipe de Girona por Jardines del Baix Guinardó. A todos estos cambios, se puede sumar próximamente la calle dedicada a los Reyes Católicos en Vallvidrera, que previsiblemente será sustituida por el nombre de la psicopedagoga Elisa Moragas

Por el contrario, Gran Vía Carlos III de les Corts parece que de momento se salvará del cambio nombre que proponían algunas plataformas vecinales vinculadas a movimientos independentistas, que pretenden rebautizarla como Ronda de Les Corts.  

Otro cambio destacado, fue en abril de 2017, la plaza Llucmajor en Nou Barris fue sustituida por La República, con inauguración festiva incluida, y enmarcada en la celebración de la Primavera Republicana que promueve el partido de Ada Colau. 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por el brutal asesinato de Laia, una niña de 13 años de Vilanova i la Geltrú

El juicio por la violación y el asesinato a una niña de 13 años en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2018...

10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

1. P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB? R –...

ENTREVISTA | Óscar Monsalvo: «En Cataluña el gobierno está en manos de personas que consideran colonos a los no nacionalistas»

Profesor de Filosofía en Bachillerato, colaborador en The Last Journo y autor del blog El liberal de Bilbao, Óscar Monsalvo (Bilbao, 1981)...

Arranca el juicio contra el asesino de Laia: «Espero que vivas muchos años con el mismo miedo que pasó mi hija en esa habitación»

"Espero que el miedo no te deje vivir nunca más en la vida. Que vivas muchos años, pero con mucho miedo, el...