ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

ENTREVISTA / Fernando Sánchez (SCC): «Si votamos todos, les daremos una patada democrática y podremos respirar»

El presidente de Sociedad Civil Catalana tiene como reto inmediato movilizar el voto constitucionalista

El presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa Foto: Europa Press

A sus 36 años, Fernando Sánchez es el presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), la entidad constitucionalista que nació en 2014 para hacer frente a la entonces todopoderosísima Assemblea Nacional Catalana (ANC), presidida por la hoy condenada Carme Forcadell. Al contrario que sus predecesores, Sánchez tiene claro que la presidencia de SCC no puede ser la única imagen que se ofrezca a la sociedad de esta plataforma que hoy se encuentra volcada en la movilización del voto constitucionalista para las elecciones del próximo 14 de febrero. Las circunstancias le han obligado a realizar mucho trabajo interno pero ahora, con las cuentas saneadas y cinco veces más socios, Sánchez afronta los próximos meses con una sola idea en la cabeza: «Los constitucionalistas tenemos que ir a votar para darle la vuelta a la situación».

En las últimas semanas se ha publicado en algún medio que Ciudadanos (Cs) le había pedido volver a la política activa y participar en su candidatura al Parlament para las elecciones del 14 de febrero. ¿Es así?

En realidad, yo no he tenido ninguna invitación ni ninguna oferta concreta. A lo largo de las últimas semanas hemos tenido muchas conversaciones con partidos constitucionalistas en general y, en particular, con Cs. Estas conversaciones han sido para ver cómo articular una estrategia de movilización de cara a las elecciones catalanas. Hemos hablado también con Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa, a los que aprecio mucho política y personalmente, de cuál puede ser el papel de cada uno. Pero yo no he tenido ni una invitación ni una oferta formal porque ellos saben muy bien que ahora estoy completamente centrado y volcado en SCC. Mi sitio está en SCC y saben que estoy volcado en desarrollar una estrategia a medio y largo plazo para ganar la batalla cultural al nacionalismo en Cataluña. Esto pasa por una plataforma que vaya más allá de los partidos políticos. Tiene que ser una plataforma que los agrupe a todos, que colabore con todos los constitucionalistas pero que esté más allá de la estrategia de cada uno.

Usted ya estuvo en la política activa hace años con el PP. Este partido ha tenido reticencias a la hora de pactar con Cs para las próximas elecciones. Previamente, había sido el PP el que se lo había pedido a Inés Arrimadas, pero ella no quiso. Ahora las conversaciones las ha roto Cs después de unas declaraciones de Pablo Casado en las que quedó claro que el PP no estaba por la labor de pactar. Desde fuera de los partidos y como presidente de SCC, ¿cómo analiza esta situación? ¿Por qué hay esta dificultad entre los partidos constitucionalistas en Cataluña para llegar a acuerdos en un momento tan crítico como el que estamos viviendo?

Yo no niego que a muchos de los que hemos trabajado por la unidad del constitucionalismo en los últimos años nos hubiera hecho una cierta ilusión una candidatura conjunta. Dicho esto, nosotros respetamos absolutamente la autonomía de los partidos políticos. Creemos que tienen razones para tomar decisiones y ahora lo importante, por parte de ellos y por la nuestra, es centrarse en sacar a todos los constitucionalistas a votar el 14 de febrero. Nos estamos jugando muchísimo. No es solo la independencia o la estructura constitucional de España, que también. Nos estamos jugando nuestro futuro y el de nuestros hijos. 10 años más de procés y Cataluña no se recuperará ni en 50 años. Desde SCC estamos completamente volcados en movilizar a toda la ciudadanía para que todos aquellos que votaron constitucionalismo en 2015 y en 2017 lo vuelvan a hacer. No hay espacio para el pesimismo. No hay espacio para el desánimo. Hay una grandísima oportunidad porque el hartazgo con el separatismoY es inmenso.

Cs no me ha hecho ni una invitación ni una oferta formal porque Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa saben que estoy totalmente volcado en SCC.

Fernando Sánchez

Da la impresión de que SCC había entrado en cierto letargo. Todo estaba a la espera siempre de acciones del independentismo. Es como si la pandemia y el confinamiento lo hubieran dejado todo en stand by

Yo no estoy del todo de acuerdo con esa visión. SCC, en una situación financiera muy delicada, ha conseguido estos dos últimos años multiplicar por cinco el número de socios. Hemos ampliado notablemente nuestra base y, además, hemos mantenido una actividad constante que, ahora mismo, se centra en lo digital. En este sentido, hemos sido pioneros, por delante de las plataformas independentistas, por ejemplo. También hemos logrado superar aquellos desencuentros que pudo haber en el pasado y volver a ser la casa común de todos los constitucionalistas. Y todo eso en un momento extremadamente difícil para el mundo constitucionalista. La antigua unidad de acción se ha resquebrajado por el Gobierno que hay en Madrid y, a pesar de ello, hemos conseguido seguir sentados en una misma mesa personas que venimos del PP, de la órbita socialista, de Cs y muchas otras que no tienen militancia política. Y ahí seguimos, pactamos, acordamos posicionamientos… Y nos duele mucho ver que eso ha sido y es imposible en Madrid, donde las lógicas de partidos evitan una mínima sintonía constitucional, como sí que logramos en Cataluña. 

Cuando SCC irrumpió en Cataluña, lo hizo como respuesta constitucionalista a una ANC que gestionaba una cantidad ingente de recursos y que tenía una enorme influencia en el separatismo. Con los años, esa ANC ha perdido muchísimo peso y ustedes, SCC, parece que buscan de nuevo su sitio. Se ha pasado de una SCC muy presidencialista a otra en la que hay mucho más trabajo interno y por la entidad y no tanto por un presidente en concreto. 

Hace aproximadamente un año tomamos la decisión de que SCC fuera más conocida por sus acciones que por las declaraciones de su presidente. Fue una decisión consciente que yo mismo promoví. Nos parece que es importante para la consolidación de SCC a medio y largo plazo. Eso no significa que, cuando la pandemia remita un poco, no alcemos algo más la voz para reivindicar claramente en el espacio público la sensibilidad constitucionalista. Especialmente, en estos momentos en los que hay un riesgo claro de que Madrid vuelva a confundir Cataluña con el nacionalismo y que, una vez más, los catalanes constitucionalistas volvamos a ser invisibilizados. Es algo histórico. No contamos y somos invisibles para el Govern y, a la vez, no contamos y somos invisibles para el Gobierno nacional, que supedita la política catalana a sus intereses y a su aritmética parlamentaria en Madrid. Esto ha sucedido durante décadas y está sucediendo ahora. Por eso es importante que exista una entidad independiente, autónoma y plural, que pueda alzar la voz, como hemos hecho ahora con la ley Celáa.

No podemos aguantar ya ni 10, ni dos años más de ‘procés’ porque, a este paso, vamos a desquiciarnos como sociedad.

Fernando Sánchez

Es muy desesperanzador ver lo que pretende hacer el Gobierno central con la lengua en Cataluña.

Por eso en SCC estamos dejando claro que no es justo ni es de recibo que la lengua oficial del Estado sea tratada aquí como una lengua extranjera. Hablamos de la lengua mayoritaria en Cataluña, la lengua materna de la mayoría de los catalanes.

El independentismo se ha ido desinflando poco a poco. Al menos en la calle. ¿Qué consecuencias tiene eso para el constitucionalismo?

Es evidente que han bajado las acciones de los independentistas. Eso ha hecho que en el constitucionalismo haya disminuido el sentimiento de riesgo. Y eso puede conducirnos a un laberinto tremendo. Cuando el independentismo está peor, cuando ha gestionado rematadamente mal la crisis del COVID-19, ha conducido a Cataluña a un declive y a una decadencia más que evidentes, van a ganar las elecciones por incomparecencia nuestra.

Pero estamos hablando de un independentismo que va a ir a las urnas con el catalán y la independencia por banderas, pasando totalmente por alto las consecuencias de su nefasta gestión de la crisis económica, sanitaria y social del COVID-19. 

Sí. Mire, hoy hemos conocido un tuit de un personaje que se llama Mark Serra y que se presenta a las primarias de JxCat. Dice que el Parlament no necesita buenos gestores, sino personas dispuestas a defender la independencia. Este es el resumen de lo que ha sufrido Cataluña en los últimos 10 años. Cuando el mundo estaba cambiando profundamente y Cataluña tenía la oportunidad de ser una referencia europea y mundial, aquí se estaba tirando todo por la borda. Y ahora nos toca decidir si entramos en otra década de confrontación y retroceso o apostamos por pasar página y reconstruimos Cataluña. De todos modos, es cierto que SCC nació de algún modo como réplica a la ANC pero, con el paso de los años y en el actual escenario, nosotros queremos parecernos más a una entidad como Òmnium Cultural, si se me permite la comparación. Se trata de trabajar no tanto sobre la estricta actualidad política, sino en la creación de marcos culturales, de conciencia cívica, que acaban influyendo a medio y a largo plazo. Yo tengo claro que, más tarde o más temprano, lograremos dar la vuelta a Cataluña y una mayoría de los catalanes querrá pasar la página de este nacionalismo asfixiante. Al final, miles y miles de catalanes negarán haber tenido nada que ver con el procés porque les dará vergüenza haberse dejado enredar y haber participado en esto.

Nos toca decidir si entramos en otra década de confrontación y retroceso o apostamos por pasar página y reconstruimos Cataluña.

Fernando Sánchez

Si esto lo tenemos claro usted y yo, ¿por qué es tan difícil que haya un frente constitucionalista de partidos políticos? El independentismo está cada vez más atomizado y parece que el constitucionalismo va por el mismo camino, aunque también es verdad que puede que las urnas nos den una sorpresa a todos el 14 de febrero.

Sí, yo también creo que podemos ver una sorpresa porque el nivel de hartazgo es muy alto. Sobre todo por la gestión de la pandemia. Muchos son ya conscientes de que no podemos aguantar ni 10 ni dos años más de procés porque vamos a desquiciarnos como sociedad. Nosotros, como movimiento civil, tenemos la esperanza de convencer a una amplia parte de la ciudadanía de que ha llegado la hora de hacer un cambio muy profundo en Cataluña. Es cierto que en el ámbito constitucionalista la unidad de acción es algo más difícil porque no estamos sometidos a ese tono mesiánico que ha dibujado el procés, en el que todo está supeditado al discurso populista. El constitucionalista es más plural, algo menos emocional y más normal porque, además de la cuestión nacional, tiene en cuenta temas sociales, económicos, etc. De todos modos, SCC hace una llamada ya a los constitucionalistas para construir, tras las elecciones, un frente no independentista para retomar la sintonía que hubo en 2017. Una sintonía que sirvió para que nos conociéramos y supiéramos que es posible gobernar juntos. Además, esa colaboración entre el centro-izquierda y el centro-derecha puede ser muy positiva para Cataluña.

Ustedes, incluso, organizaron recientemente un debate con los líderes de Cs, PSC y PP y ahí quedó claro que son más las cosas que los unen que las que los separan. 

Sobre todo quedó claro que hay un gran acuerdo en la necesidad de reconstruir Cataluña y superar esta utilización sectaria de las instituciones. Aquí hemos vivido una degradación terrible del espacio público, de las instituciones, de la convivencia… Pero, al final, lo cierto es que la solución a esto está en manos de la ciudadanía. Esperamos demasiado del Estado. No ha venido nunca a resolver estos problemas y no va a venir ahora. Tenemos que ser nosotros, los catalanes fraternales con el resto de España, los que nos empoderemos y decidamos ponernos en marcha para cambiar las cosas en Cataluña. SCC, en buena medida, lo ha ido haciendo. Y yo como presidente invito a todos a dejar la cultura de la queja desde el sofá y a implicarnos cada uno en lo que podamos. No tenemos que esperar que el Estado o Europa vengan a resolvernos los problemas. Tenemos que ser nosotros.

Miles y miles de catalanes negarán en el futuro haber tenido algo que ver con el ‘procés’ porque les dará vergüenza.

Fernando Sánchez

Entiendo, entonces, que SCC tiene ahora dos objetivos inmediatos. Por un lado,  movilizar a los constitucionalistas. Y, por otro, dar un toque de atención a los partidos para que atiendan a esa movilización. 

Sí, nosotros tenemos un doble objetivo. Dar voz a la Cataluña constitucionalista, a aquel millón largo de personas que salió a la calle y que no quiere volver a ser invisible ni está dispuesto a que decidan otros por ellos. Quieren ser parte activa en la construcción de la Cataluña del futuro. También queremos alzar la voz en el debate a nivel nacional porque no admitimos volver a ser moneda de cambio. Por otro lado, estamos trabajando también en recrear la cultura del vínculo, en contra de lo que ha hecho durante tantos años el independentismo. Queremos fomentar esos vínculos que existen, comerciales, literarios, artísticos, empresariales, deportivos… Para esto hemos puesto ya en marcha un programa de TV que se emite por YouTube y en el que tienen cabida y voz todos los constitucionalistas. SCC es un instrumento en manos de la ciudadanía. Si alguien tiene un proyecto, que se acerque a nosotros porque queremos implicarnos. Y, en el corto plazo, estamos en el intento de que vote la inmensa mayoría de la población el próximo 14 de febrero. Si votamos todos, les pegamos una patada democrática y respiraremos por fin. Necesitamos cuatro, ocho o 12 años para desintoxicarnos totalmente del virus nacionalista. 

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Justificación del terrorismo en TV3

La pasividad que muestran parte de los presentadores de TV3 ante algunas barbaridades que profieren sus invitados les ha valido más de...

El abogado y el secretario de Puigdemont admiten en una charla que la UE no reconocerá la independencia

No es la primera vez que sale a la luz cómo los líderes del procés admiten en privado que el proyecto separatista...

Puigdemont renuncia a ejercer de líder y sigue huyendo

Lo más significativo del episodio de la breve detención del expresidente Carles Puigdemont en Italia ha sido su negativa a ser extraditado....

Abuso sexual y medios de comunicación

Hace unos días, Sofía Cristo, hija de Barbara Rey y el fallecido Ángel Cristo, daba a conocer en Secret Story, el último...