ZFBarcelona
ZFBarcelona

Puigdemont reivindica a Pujol y ataca el «pactismo mágico» de ERC

El 'expresident' critica en un artículo publicado en 'La Vanguardia' la «ingenuidad peligrosa» de los republicanos

El 'expresident' y fugado de la Justicia, Carles Puigdemont. EFE.

En un artículo publicado en La Vanguardia, Carles Puigdemont entra de lleno en la batalla preelectoral defendiendo a Jordi Pujol y atacando lo que denomina «pactismo mágico» en alusión a la política de ERC. Las encuestas dan ventaja a ERC y Puigdemont, que todavía no ha aclarado si será el número uno de las listas, ha decidido echar el resto para frenar a los republicanos. No sólo está en juego la presidencia de la Generalitat si no todo el entramado creado por el expresidente fugado en Waterloo, incluido su Consell Per la República.

Puigdemont afirma en su escrito que en el «debate sobre la condición nacional de Cataluña, el peso de los legados del conde-duque de Olivares, Felipe V, Primo de Rivera y Franco –por poner algunos nombres bajo los cuales hay toda una retahíla de ministros y funcionarios, jueces y servidores del Estado, leyes y decretos– determina incluso la posición de espacios políticos que ideológicamente se sitúan en las antípodas. Para nosotros, eso es catalanofobia. Para ellos, eso es patriotismo».

Y continua: «En estas condiciones es extremadamente arriesgado y peligroso adentrarse en el terreno de los acuerdos con el Estado español sin tomar las debidas precauciones. La probabilidad de que la maquinaria de poder te engulla antes de que te hayas dado cuenta es muy elevada».

A continuación, critica al catalanismo que «ha fallado siempre» y asegura que «pretender resolver cuestiones estructurales, de fondo, aprovechando la debilidad parlamentaria de un gobierno es de una ingenuidad peligrosa, que ignora el verdadero poder del Estado. Es un ejercicio de autoengaño que quizá permite transitar pacíficamente de unas elecciones a otras pero que contribuye a la cronificación del conflicto, que es el escenario donde el fuerte gana siempre».

Defiende el legado de Pujol

Por otra parte, defiende el legado de Pujol y critica a ERC: «Una parte del catalanismo sintió la necesidad obsesiva de matar el legado político y de obra de gobierno de Jordi Pujol porque creía que eso les ayudaría a ganar las elecciones, en lugar de entender que sobre ese legado, convirtiéndose en lógicos herederos, podrían aportarle sus propias bases de la relación con el Estado, y así habrían aportado a la generación posterior un fundamento todavía más sólido de lo que habían recibido».

«La lógica», prosigue, «con que hemos encarado hasta ahora las relaciones con el Estado nos condena a una derrota permanente. En este terreno, los atajos pueden ser un espejismo y una trampa, y quien vea en los acuerdos con el Estado un atajo para hacer más transitable e indolora la consecución efectiva de la independencia no está contando la verdad».

Del «independentismo mágico» al «pactismo mágico»

Para acabar, defiende una estrategia de confrontación al margen de quién gobierne. «Paradójicamente los críticos con el llamado “independentismo mágico” —algunos de los cuales son también directos responsables de esta corriente cuando se trataba de disputar la hegemonía del catalanismo autonomista— son ahora unos fervientes defensores del “pactismo mágico”. Un pactismo que está lejos de demostrar, en términos comparados, la eficacia de sus predecesores pero que se anuncia como un remedio que predispone la cura de casi todos los males. Nadie explica cómo ni el porqué de esta cura. Pero el producto ya ha sido recibido con entusiasmo… por el sistema experto español».

Y añade: «Tenemos que poner en práctica la estrategia para la consecución de un Estado propio. Una estrategia que no va vinculada a las mayorías coyunturales que haya en el Congreso español, ni tampoco a su correlación de fuerzas ideológicas. Ni la supervivencia de un gobierno de izquierdas en España ni la lucha contra la extrema derecha justifican ningún aplazamiento estratégico. Son los hitos políticos que se marque como movimiento político, avalado siempre por amplias y crecientes mayorías electorales, los que tienen que guiar al independentismo en la consecución de sus objetivos».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

ENTREVISTA | Rebeca Argudo: «La entronización de la víctima me parece perversa»

Azote del feminismo hegemónico y de la izquierda identitaria, Rebeca Argudo lleva un tiempo pisando todos los charcos posibles que se le...

Argimón alerta: «Hay 160.000 personas vacunadas en Cataluña que podrán desarrollar la enfermedad grave»

A pesar de que la sensación de pánico en torno al COVID-19 ha vuelto a instalarse a casi todos los niveles, el...

El separatismo vuelve a las andadas contra España con la excusa del incendio forestal de Llançà

Cualquier excusa es buena para el separatista medio cuando de atacar a España se trata. El problema viene cuando son las propias...

Una consejera de Colau indigna al separatismo por hablar de la «Cataluña profunda»

Pese a que a que el separatismo suele hacer gala de constantes muestras de hispanofobia a través de destacados líderes como el...