DNI Animal/ «Una carísima base de datos a lo ‘CSI’ que no tienen ni las personas»

Diferentes colectivos y asociaciones alzan la voz contra el nuevo Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal, presentado por el gobierno, que obligaría a unos 20 millones de animales domésticos a tener DNI electrónico y someterse a pruebas de ADN

Desde hace algunos días, es noticia la posible creación de un DNI Animal obligatorio para todas las mascotas. El nuevo Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal que pretende instaurar el Gobierno, y que ha presentado a consulta pública recientemente, no está exento de polémica.

«El objetivo es alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, fundamentalmente, de aquellos de compañía y los que se encuentran bajo la responsabilidad de las personas»

Según el documento publicado por la Vicepresidencia Segunda del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, el objetivo de esta iniciativa es «alcanzar el máximo nivel de protección y bienestar de los animales, fundamentalmente, de aquellos de compañía y los que se encuentran bajo la responsabilidad de las personas». En este sentido, lo que se pretende es, sostienen, luchar contra el abandono y el maltrato, impulsar la adopción o establecer un marco de obligaciones, tanto para las Administraciones Públicas, como para los ciudadanos, en defensa del bienestar animal.

«El pico del iceberg«

Todas las informaciones publicadas pivotan, según declaran a El Liberal diferentes profesionales y colectivos, alrededor de una «romántica propuesta»: «un DNi animal con un código QR que nos llevará a toda la historia clínica de la mascota y, gracias a la cual, será posible luchar contra el abandono y el maltrato». Sin embargo, algunos de los entrevistados para este reportaje insisten en que no hay que perder el espíritu crítico, preguntarse ¿cómo y por qué?. Quien se detenga a estudiar el Anteproyecto de Ley verá, aseguran, que es absolutamente inviable, por diferentes motivos.

Un coste económico ‘aberrante’

Según el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 que se presentó a las Cortes Generales el pasado 28 de octubre, la Dirección General de Derechos de los Animales contará con un presupuesto de 4,6 millones de euros, tres de los cuales, están destinados a la subvención de las protectoras. Es decir, que quedarían 1,6 millones para llevar a cabo ese registro coordinado de identificación que se pretende crear para todas las mascotas.

Para entender el desconcierto, cuenta José María López, presidente de SoHeVa, es necesario saber qué es, exactamente, lo que pretende esta ley y, para ello, asegura, «únicamente hay que visitar el perfil de Facebook de Sergio García Torres, Director general de Derechos de los Animales, a las órdenes directas de Pablo Iglesias«.

El Director General de Bienestar animal comparte la propuesta con sus seguidores de Facebook y Twitter

Cuenta García Torres en esta red social, que «el DNI-A será una base de datos inter-conectada que, a diferencia de lo actual, recopilará todos los datos de los animales (vacunas, tratamientos, contacto, fotos) que será de ámbito nacional. Se podrá ver quiénes son sus responsables, veterinarios, padre y madre del animal…)». Todo esto, añade, será gratuito.

Son muchos los seguidores que aplauden la propuesta y felicitan a García Torres por su lucha contra el abandono y el maltrato animal. «Gracias por los sin voz, por hacerles visibles» o «es un gran paso para visibilizar a nuestros amigos y sus derechos de ser bien tratados». Estas son solo algunas de las muchas muestras de agradecimiento que ha recibido el Director General de Bienestar Animal. Sin embargo, también hay quienes cuestionan el proyecto en diferentes sentidos.

Si tanto la extracción de ADN como el microchip van a ser de carácter gratuito «¿quién asumirá ese coste?», se preguntan algunos internautas. También, el presidente de SoHeVa.

¿De dónde saldrá el dinero?

Para aportar algo de luz a tal desconcierto de cifras, y con el objetivo de saber si serán los propietarios de las mascotas o el gobierno quien asuma este gasto, El Liberal se pone en contacto con Sergio Garcia Torres que, pese a su frecuente actividad en redes sociales, no contesta a nuestra petición de entrevista.

«Si tenemos en cuenta que hay unos 20 millones de animales domésticos, queda claro que es imposible llevar a cabo tal barbaridad». Estupefacto todavía, José María hace un cálculo aproximado: «Unos 30-40 euros por chip y alrededor de 50 por la prueba de ADN nos salen unos 80 euros por animal. Eso no se paga con 1,6 millones de euros». Por tanto, en el plano económico «ya chirría la propuesta».

«El caos«

«Discúlpame. No estoy muy brillante, pero es que estamos verdaderamente indignados con todo lo que se está haciendo». Así nos cuenta un avicultor al que llamaremos P.T, ya que prefiere mantener su anonimato, el gran malestar que está generando, tanto esta iniciativa, como el listado positivo, del que ya habló El Liberal en un reportaje anterior.

«El fin de los criaderos»

«Lo van a poner todo muy complicado, insiste, y para tener un periquito de 6 euros te vas a tener que gastar 50″. El fin de todo esto, cuenta, es que acabarán manejando eso que llaman santuarios, «unas instalaciones pequeñas en condiciones precarias, de personas que se declaran animalistas y no son ni científicos, ni etólogos ni zoólogos ni nada relacionado.

«Lo van a poner todo muy complicado y para tener un periquito de 6 euros te vas a tener que gastar 50″

«Les caerán las subvenciones. Darán perros y gatos a casas de acogida sin ningún control y mientras, nosotros cumpliendo la ley, registrando nuestros animales en SOIVRE, dándole las mejores condiciones. En definitiva, se van a hacer con el poder, van a mover las ayudas y a nosotros nos van a machacar», augura.

Desconocimiento

P. T lamenta que esté en manos inexpertas la responsabilidad de crear estas políticas. «Sergio García Torres tenía un bar, estudió algo de Bellas Artes, creo, le llevó las redes sociales a una protectora de animales y por ahí ascendió».

«Que de un ministerio salgan estas cosas, asusta», confiesa Juan Alberto López, presidente de Avirases, una asociación profesional de avicultores de rapaces seleccionadas, dedicada a la cría y exportación de halcones.

«Todos queremos el bienestar para los animales, eso que quede claro. Nosotros somos los primeros que estamos en contra del tráfico ilegal, de la mala praxis en la cría y el mantenimiento de los animales. Sin embargo, se nos está pintando a los criadores como ‘los malos de la película’. Solo pedimos que ya que estás en un ministerio haciendo políticas, lo hagas con conocimiento y elabores políticas públicas que, como mínimo, sean viables».

«Nosotros somos los primeros que estamos en contra del tráfico ilegal, de la mala praxis en la cría y el mantenimiento de los animales. Sin embargo, a los criadores se nos está pintando como ‘los malos de la película’

Este Ante Proyecto de Bienestar Animal es, a su parecer, una especie de lluvia de ideas. «No es viable económicamente, pero tampoco lo es a nivel científico, ni jurídico, ni, por supuesto, logístico porque no hay laboratorios con capacidad para hacer todas esas pruebas».

«Pretenden crear una base de datos a lo CSI, que no existe ni para las personas»

«Imaginad el nivel de despropósito», asevera el presidente de SOHEVA. Lo que pretenden es, ni más ni menos, que todos los animales de España estén marcados. Además, tomar muestras de ADN a cada uno de ellos (ya sea sacando sangre, a través de la saliva, etc…) para crear una base de datos gigantesca, «a lo CSI», que no tenemos ni las personas.

A todo esto, cabe añadir, que «a diferencia de perros y gatos, de la mayoría de especies de animales no saben sus marcadores de filiación, cuyos objetivos son, según ANIMAL BREEDING CONSULTING S.L., «conocer la compatibilidad con uno de los padres, la compatibilidad de los dos padres, la búsqueda de padres entre un lote de animales y la identificación de animales a partir de su perfil genético».

Para llevar a cabo lo que dicen, concluye José María, «se tienen que poner a hacer PCR a lo bestia a millones de animales y estudiar todo el genoma de cada una de las especies con marcadores de filiación desconocidos. Eso sí, si nos encontramos al periquito abandonado podremos saber quiénes son sus padres y su propietario, al que por supuesto, podremos multar».

«De aprobarse, se fomentaría el abandono de mascotas»

Antonio Folch, veterinario de animales exóticos, lo tiene claro: si obligas a todo aquél que tiene un animal en casa a pagar esa cantidad de dinero para poder ajustarse a la ley se incrementará el abandono de animales por parte de gente que no tiene medios y, por miedo a una multa, no les quedaría otra opción.

También Gonzalo Albarrán, presidente de Rexcate, un centro de recogida y bienestar de animales exóticos, tiene algo que decir al respecto. «Si están tan preocupados por el abandono, deberían tener en cuenta los valores reales respecto al abandono de animales exóticos. Se nota que están haciendo todo esto desde el punto de vista de protectoras y/o asociaciones de perros y gatos».

«Si hiciesen un estudio sobre el abandono de animales exóticos, verían que los más perjudicados son las pequeñas tortugas de agua, conejos, cobayas y otros pequeños mamíferos, muy típicos como mascotas de niños».

Sin embargo, tal como dice El Director General, García Torres, en sus redes sociales, esta norma no se ciñe a perros o gatos, sino que incluye absolutamente a todos los animales domésticos, desde periquitos hasta ranas, tortugas, geckos o hámsteres, que se pueden comprar por un importe muy inferior al coste que supondrá su chipaje y estudio de ADN.

«Esta norma no se ciñe a perros o gatos, sino que incluye absolutamente a todos los animales domésticos, desde periquitos hasta ranas, tortugas, geckos o hámsteres»

«No hay que ser ningún loco para tener una pajarera con 15 pajarillos y eso, a 80 euros, serían 1200 euros que casi nadie estaría dispuesto a pagar porque, además, en la próxima temporada de cría tocaría gastarse otra vez un dinero considerable. Todo esto cuando, ahora mismo, las crías se cambian en las tiendas de animales por comida o, simplemente, aclara Folch, se regalan a familiares o amigos».

«Un hámster, que ahora puedes comprar por 5 euros pasaría a costar 85»

Pero la cosa aún va más allá, cuenta Folch. «¿Qué pasa con aquél que tenga peces, arañas o ‘gambitas’? ¿También le va a poner el chip?. ¿Y si tengo gusanos de seda?. Es una barbaridad lo que pretenden».

«¿Qué pasa con aquél que tenga peces, arañas o ‘gambitas’? ¿También le va a poner el chip? ¿Y si tengo gusanos de seda?»

«Un bienestar idílico»

Otro punto más que discutible, aseguran desde varios colectivos, es que esta norma se vanaglorie de buscar el bienestar animal. «Quienes han propuesto esto no han visto una aguja de chipar en su vida», se ríe José María López. «Un microchip es como un grano de arroz pero ¿cómo vas a pinchar a un periquito en el pecho (que es donde se le pone) con semejante aguja?. Bien, pues al periquito habría que sedarlo, meterle el chip en el pecho y después sacarle sangre para la prueba de ADN. Todo bienestar».

A la derecha una aguja de poner chips, a la izquierda una jeringa de 0,3 ml que se suele usar con pequeños animales Foto: José María López

«Microchipar a un canario te puede salir o bien o muy mal, por no hablar ya de pájaros pequeños exóticos como los diamantes, peces o según qué reptiles que son enanos», cuenta Joaquín Laliena Martínez, un veterinario de La Rioja que trabaja muy a menudo con pájaros. «Actualmente, utilizo los micro chips más pequeños del mercado a nivel mundial que importo desde Japón. Aún así, son muy gordos para según qué especies. Es una auténtica locura».

Un reto biológico imposible

Manuel Ratia es presidente de la Asociación Española del Koi, que ha accedido a aportar el punto de vista de la ley en relación a los peces.

«Hay que tener en cuenta el factor biológico del animal ya que muchos carecen de tamaño para poder inyectarles un micro chip (la mayoría no supera los 5 cm)». El valor fundamental del koi, sostiene Ratia, se basa en el ornamento, por lo que cualquier lesión daña su aspecto por la cicatrización de las heridas.

Carpas koi Fuente: Asturio Cantabrio Wikipedia

«En la parte superior radica la belleza de estos animales, considerados en todo el mundo, joyas vivientes. En el caso del koi, la cicatrización supone un cambio en la pigmentación, lo que altera su valor estético y en la parte inferior los órganos están muy apretados, por lo que supondría un riesgo para la salud del animal que ningún propietario va a correr».

Tráfico ilegal

Otra de las problemáticas que se quiere perseguir con esta nueva norma es el tráfico ilegal de especies. Todos los entrevistados coinciden en que, al igual que el maltrato o el abandono, el tráfico es un problema que les preocupa y que hay que trabajar para darle solución. Sin embargo, Luis Bernardo, portavoz de Fauna Seguros, empresa especializada en asegurar todos los animales exóticos, sostiene que hay ciertos matices que no se deben pasar por alto.

«Los animales decomisados en España son, prácticamente en su totalidad, animales mal documentados, que en otro país serían perfectamente legales y no, como pretenden hacer ver los animalistas, provenientes del tráfico ilegal«.

Aquí, asegura, muchos de estos animales están mal documentados debido al peso burocrático que conlleva la cría en cautividad en nuestro país, uno de los países más restrictivos para poder criar. Esto no significa, por tanto, que todos esos animales ‘mal documentados’ sean ilegales o provengan del comercio ilegal. Mucho menos, capturados furtivamente, como quieren hacernos creer.

Mejor educar que prohibir

Si hay algo en lo que inciden todas las personas consultadas es que la clave es apostar por educar, en lugar de prohibir. La restricción llevada hasta estos niveles no es una solución, sino algo antidemocrático que potencia la ilegalidad. «Estas medidas son Hitlerianas», lamenta Joaquín Laliena quien, aunque no es uno de los temas tratados en el reportaje, ha comentado también su rechazo a la obligación que también querrían imponer de esterilizar a todos los animales.

«Es una cosa muy íntima y una decisión que únicamente corresponde al propietario de cada animal pero nosotros, como veterinarios, estamos obligados a contar los pros y contras. No olvidemos que la esterilización no deja de ser una amputación»

En este mismo sentido, Gonzalo Albarrán rechaza las imposiciones radicales y apuesta por la creación de «normativas que faciliten el comercio y la tenencia responsable«. Es hora de educar y no de prohibir porque, quien quiera criar o tener animales de forma ilegal lo va a seguir haciendo con, o sin ley de por medio.

«Es hora de educar y no de prohibir porque, quien quiera criar o tener animales de forma ilegal lo va a seguir haciendo con, o sin ley de por medio».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por el brutal asesinato de Laia, una niña de 13 años de Vilanova i la Geltrú

El juicio por la violación y el asesinato a una niña de 13 años en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2018...

10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

1. P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB? R –...

ENTREVISTA | Óscar Monsalvo: «En Cataluña el gobierno está en manos de personas que consideran colonos a los no nacionalistas»

Profesor de Filosofía en Bachillerato, colaborador en The Last Journo y autor del blog El liberal de Bilbao, Óscar Monsalvo (Bilbao, 1981)...

Arranca el juicio contra el asesino de Laia: «Espero que vivas muchos años con el mismo miedo que pasó mi hija en esa habitación»

"Espero que el miedo no te deje vivir nunca más en la vida. Que vivas muchos años, pero con mucho miedo, el...