ZFBarcelona

El miedo al COVID-19, la soledad de los abuelos y la pérdida de trabajo de los padres, temores de los niños en Barcelona

En pleno confinamiento, cuatro de cada 10 niños en situación de pobreza carecía de ordenador para la enseñanza telamática

Varios niños descansan junto al acuario Foto: Europa Press

El Consistorio de Barcelona, presidido por Ada Colau, está volcándose en analizar cómo la pandemia del COVID-19 está afectando a los residentes en la capital catalana. Así, acaba de publicar un estudio sobre cómo el confinamiento vivido entre los meses de marzo y junio afectó a los niños y adolescentes barceloneses. Un documento que recoge cuestiones como, por ejemplo, cuáles han sido los principales temores de los menores durante el encierro. El 84% ha mostrado temor ante la posibilidad de que sus familiares fueran contagiados. Para el 65% era preocupante que sus abuelos estuvieran solos, mientras que un 44% tenía miedo de que sus padres perdieran el trabajo por la crisis.

El estudio, por otro lado, ofrece datos sobre el efecto de la crisis económica provocada por la pandemia en los menores de Barcelona. En este caso subraya que los niños más afectados han sido aquellos cuyas familias ya estaban en situación de pobreza antes de que estallara la crisis. Ante esta situación, el Consistorio ha potenciado diversos planes de ayuda como el proyecto ALIMENTA, que ha pasado de repartir 1.200 comidas a domicilio a 4.799. Junto con otros programas y en tan solo los tres primeros meses de la pandemia el Ayuntamiento ha repartido, en colaboración con diferentes entidades, 60.000 kilos de alimentos, la misma cantidad que entregó a lo largo de todo 2019.

El análisis, finalmente, valora cuestiones como el grado de penetración de internet en los hogares justo en un periodo en el que se ha impuesto la enseñanza telemática debido al confinamiento estricto. En este caso, se presentan datos realmente preocupantes como que el 5% de los hogares en situación de vulnerabilidad carece de conexión a internet; cuatro de cada 10 menores no tenían ni ordenador ni tablet y casi la mitad de los que sí tenían debía compartirlos con otros miembros del hogar.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

ENTREVISTA | Albert Soler: «Después del asalto al Capitolio, a Trump deberíamos llamarle ‘Trumpdemont’»

Periodista en El Diari de Girona y autor de libros como Nos cansamos de vivir bien (2019), Albert Soler (Gerona, 1963) es...

Ciudadanos reclama que caiga «todo el peso de la ley» sobre el ‘mosso’ separatista Donaire

La reacción constitucionalista al último exabrupto xenófobo del mosso separatista Albert Donaire no se ha hecho esperar. Tal y como supimos esta...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...