ZFBarcelona

Los políticos presos podrán hacer campaña, según la consellera de Justicia

Ester Capella explica que a mediados de febrero los políticos encarcelados llevarán cumplida una cuarta parte de la pena y podrán salir de permiso

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; el líder de ERC, Oriol Junqueras; y los exconsellers Raül Romeva y Jordi Turull. EP.

Es conocido el valor simbólico que el electorado separatista concede a los políticos presos por lo hechos de octubre de 2017. Siendo así, es normal que el separatismo no renuncie a servirse de ellos en la campaña para las elecciones al Parlament previstas para el 14 de febrero. Pero, dadas sus condiciones penitenciarias, ¿será esto posible? Pues según la consellera de Justicia, Ester Capella, sí lo será, según ha confirmado en una entrevista publicada hoy en La Vanguardia.

Según explica Capella en el diario conservador, «los presos podrán hacer campaña porque ya habrán cumplido una cuarta parte de la pena y tienen derecho a salir de permiso». Pese a ello, la consellera también algunos de los políticos presos seguirán encarcelados durante las fechas navideñas. «Permanecerán en prisión los que no tienen la cuarta parte de la condena que permite tener permisos: Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva, Jordi Turull y Dolors Bassa», precisa en la entrevista.

Preguntada sobre cuál será el dictamen de las prisiones cuando vuelvan revisar el grado penitenciario en el mes de enero, Capella responde: «Lo que harán las juntas de tratamiento es poner en la balanza la resolución del Tribunal Supremo y también las razones por las que acordaron por unanimidad los terceros grados el 2 de julio. Y se tendrá que tener en cuenta que todos a mediados del próximo febrero ya tendrán cumplida la cuarta parte de la condena».

Rechaza que el tercer grado sea prematuro

En este sentido, rechaza que conceder el tercer grado a los políticos presos resulte prematuro, tal y como dictaminó el Tribunal Supremo. «En ningún sitio de la ley penitenciaria dice qué tiempo se tiene que estar en prisión para poder acceder al tercer grado. Eso es una condición no prevista en la ley y una interpretación que hace el Supremo. El tercer grado y el 100.2 son una manera de cumplir una sentencia y no de vaciarla de contenido», explica.

Óscar Benítez
Óscar Benítez
Periodista de El Liberal. Antes, fui redactor de Crónica Global y La Razón; y guionista de El Intermedio.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. LE PREGUNTE A PERE ARAGONES TRAS SU «HOMILIA» EN UNA PLAZA DE BCN «SI HABRIAN TENIDO COJONES DE HACER UN 1-O EN USA, CHINA O RUSIA».NO HUBO RESPUESTA

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Reportaje/ «No soy tonto. Tengo dislexia»

Uan de cdaa deiz penosras surfen dislexia. Un balei de pavralas que no lorgan conrtolar. ¿Se imaginan convivir con...

Ciudadanos reclama que caiga «todo el peso de la ley» sobre el ‘mosso’ separatista Donaire

La reacción constitucionalista al último exabrupto xenófobo del mosso separatista Albert Donaire no se ha hecho esperar. Tal y como supimos esta...

ENTREVISTA | Albert Soler: «Después del asalto al Capitolio, a Trump deberíamos llamarle ‘Trumpdemont’»

Periodista en El Diari de Girona y autor de libros como Nos cansamos de vivir bien (2019), Albert Soler (Gerona, 1963) es...

ECOS INDEPENDENTISTAS| ¿A quién le importa el otro medio país?

Oriol Junqueras, con una lucidez tardía que brilló por su ausencia en 2017, afirma, en una entrevista en el Nacional el pasado...