ENTREVISTA| Jorge Alonso Rodríguez: «A lo mejor una persona no tendrá una casa, pero podrá vivir en cinco o seis»

Entrevista a Jorge Alonso Rodríguez, arquitecto urbanista en Chapman Taylor Madrid Studio

Jorge Alonso Rodríguez, arquitecto urbanista en Chapman Taylor Madrid Studio

Jorge Alonso Rodríguez es arquitecto urbanista con experiencia en promotoras internacionales en Egipto, México, Panamá y Brasil y, actualmente, arquitecto, planificador y director de desarrollo de negocio de la oficina en Madrid del galardonado gabinete de arquitectura y urbanismo Chapman Taylor, un estudio internacional británico en el ámbito del diseño residencial, comercial y de ocio, hotelero, oficinas, regeneración urbana y usos mixtos.

Jorge Alonso participó en la reciente Barcelona New Economy Week, organizada por el Consorci de la Zona Franca, donde presentó una ponencia sobre el futuro del urbanismo global. Coincidiendo con el inicio de 2021, recogemos su visión sobre hacia dónde va el sector inmobiliario y arquitectónico.

¿En qué ha cambiado la arquitectura y el urbanismo con el Covid?

Esta es una pregunta descomunal. Porque en realidad ¿Qué no ha cambiado con el Covid? No hablaría del Covid como algo del pasado, creo que estamos surfeando una ola que aún no “ha roto”. No habrá nada que quede exento de cambio. Pero, en arquitectura y urbanismo, será una adaptación a lo que está cambiando en la sociedad y en la tecnología. Como los nuevos materiales, las nuevas formas de medir comportamientos o las nuevas pautas de seguridad. Estamos viviendo un momento extraordinario.

¿Qué es un traviajante? ¿Se puede ser nómada en plena pandemia?

Me considero un traviajante, es decir, una persona que trabaja viajando. Soy como el antiguo viajante de corbatas y enciclopedias, pero viajando, visitando y aprendiendo del mundo. Ahora mismo nuestro nomadismo es puramente digital, es Internet, es acceder a noticias de prensa de varios países, de EEUU, de China o de ámbito nacional y no tener una posición única sobre la verdad, sino varias. Por darte un dato, actualmente llevo 40 semanas en Asturias, donde vivo con mi familia teletrabajando, y he viajado tan solo 4 a Barcelona, Málaga y Madrid. Al extranjero, físicamente no. Pero a través de Internet, a muchos lugares, y con las mismas ganas.

¿Va a ser un lujo ir a lugares donde no haya WIFI?

Creo que todavía no hay mercado para este nuevo sector del lujo “no conectado”. Pero hace años trabajé para un promotor inglés en la Costa del Sol, y él intuía que se crearían espacios de lujo sin conexión para tener libertad, para que nadie te encuentre y puedas estar tranquilo. Para mucha gente, ahora mismo, esto provocaría mucha ansiedad. Pero, con el tiempo, creo que vamos a ir viendo que estar sin cobertura es un plus. Y se van a buscar estos sitios. Lo que no sé es si en el futuro van a quedar en el mundo muchos sitios sin cobertura.

¿Podría ser la desconexión un aliciente para el sector inmobiliario en España?

En España el sector inmobiliario no es puntero, es más bien conservador. En Estados Unidos se están haciendo clínicas de desintoxicación digital, donde van personas que no pueden seguir conectados constantemente, 24/7. Es una desintoxicación como la de las drogas.

«Soy como el antiguo viajante de corbatas y enciclopedias, pero viajando, visitando y aprendiendo del mundo.»

Jorge Alonso Rodríguez

Quienes no puedan desintoxicarse ¿estarán esclavizados a la electrónica?

Esclavizados es una palabra dura, pero creo que correcta. Pensemos que las ciudades de futuro van a medir nuestros usos de transporte público, nuestros hábitos de movilidad y acabarán teniendo más información sobre nosotros de lo que nos imaginamos.

¿Está favoreciendo el Covid la hegemonía de Asia en el mundo?

En la situación que se ha generado, Asia en general y China en particular, van por delante porque está pudiendo trabajar a cambio del control sobre los datos de los trabajadores. Estaba leyendo un informe sobre las 16 oficinas que tiene Chapman Taylor en el mundo. La República Checa, Bélgica, Alemania están ralentizando actividades y las 3 o 4 que tenemos en Asia están funcionando a un ritmo más normal que en Europa. Está clara la ventaja que nos están tomando los orientales porque, controlando los datos de los trabajadores o de la sanidad están pudiendo trabajar a buen rendimiento. Europa va a otra velocidad con sus negociaciones internas, solo hay que ver lo del Brexit. Estados Unidos tiene gran capacidad tecnológica pero también mucha dependencia de China. Creo estamos ante un cambio total de mandos en el planeta, la cultura occidental ha colapsado, incluso moralmente.

¿Cuáles son las oportunidades de negocio en el ámbito del urbanismo y la arquitectura?

Me remito a nuestra situación como estudio internacional de urbanismo. Es cierto que ha habido una rotura de escala y que ahora no solo las grandes empresas tienen voz pero también los emprendedores y las pequeñas empresas del sector. Ahora mismo, con las nuevas tecnologías, un emprendedor que tenga una buena idea puede funcionar más rápido que una empresa grande, que requiere de mucha jerarquía, muchos procesos y muchas fases. Tenemos clientes muy jóvenes y dinámicos que están haciendo temblar el sistema tradicional inmobiliario español.

¿Por ejemplo?

Como decía, en España es un sector muy conservador donde se compra mucho y no se alquila. Pero ahora, cuando el negocio de vender no da para más porque no hay tanta oferta y hay recesión, de repente te están apareciendo emprendedores que te mueven bien un alquiler y te hace mover un edificio que tenías parado. Eso nos va a llevar al Build to Rent y al mundo del alquiler. Como no podemos tener el lujo que tenían nuestros padres de una casa para toda la vida, a lo mejor una persona como yo no tiene ninguna casa, pero puede vivir en cinco o seis, y eso va a revolucionar completamente el mundo del urbanismo y la arquitectura: la economía compartida y circular son las buenas noticias del futuro, ante un consumismo occidental incontrolado.

«Como no podemos tener el lujo que tenían nuestros padres de una casa para toda la vida, a lo mejor una persona como yo no tiene ninguna casa, pero puede vivir en cinco o seis, y eso va a revolucionar completamente el mundo del urbanismo y la arquitectura»

Jorge Alonso Rodríguez

¿Están cambiando los niveles de consumo?

Creo que vamos a tender a tener menos cosas. Porque ya ni se va a invertir tanto en poseer y se va a invertir más en pertenecer, por ejemplo, al edificio que está mejor ubicado de Barcelona, o donde están todos los gamers, o los que les gusta el Barça, o los que les gusta el tenis o el yoga. Por ahí van a venir las nuevas tendencias. Vamos a poder elegir donde queremos vivir y cómo vamos a gastar el dinero, y quizás la fórmula de la hipoteca a 30 años va a sonar hasta antiguo.

¿Piensa que ahora la evolución irá hacia lo público o lo privado?

Yo creo que lo público tiene que ser mucho más dinámico. Nuestro estudio trabaja mucho para empresas privadas y tienen mucha más agilidad, actúan más rápido, deciden rápido, van por delante. Ahora mismo el Build to Rent y la Industrialización en España son las nuevas tendencias, se están encontrando con que las legislaciones de los ayuntamientos y de los gobiernos ralentizan las inversiones. Lo privado tiene mayor capacidad de inversión y desarrollo, y lo público debería sintonizarse más con este dinamismo.

¿Es Barcelona una ciudad de los 15 minutos? ¿Qué le falta para serlo?

Barcelona es una ciudad ejemplar desde todos los puntos de vista, pero ya he escuchado a varios compañeros urbanistas de Barcelona quejarse de que nos hemos quedado viviendo de la fama de otras épocas y hace falta un nuevo empujón. Por supuesto, cumple con los 15 minutos, pero tiene que volver a ser sí misma. Otras ciudades no tienen sus opciones: es una ciudad abierta al mar, abierta a Europa, donde apetece caminar,…un modelo de referencia urbana para Europa.

¿Y, por ejemplo, desarrollar las Superillas?

Por ejemplo, y esa es una idea de Barcelona. Cerrar esas manzanas en espacios de 500 x 500 y que esas distancias de 15 minutos, sean más verde, más paseables y merezcan más la pena. Yo abogo por la ciudad de los 30 minutos, por la propia escala de la ciudad. En Barcelona estoy seguro que la respuesta es positiva al respecto.

¿Existen diversas ciudades en cada ciudad?

Hay que dejar de hablar de las ciudades como si fueran una única cosa y preguntarse de que parte de la ciudad hablamos. Estamos ante la consolidación de las nuevas ciudades policéntricas y con distintos usos, tiempos y organización. La de los usos mixtos y las sociedades respetuosas con su entorno e inclusivas para todos. Es hora de una profunda reflexión urbana y de una acción conjunta, hoy.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Dinamarca del Sur

Hace unas semanas apareció en las RRSS un vídeo danés que se convirtió en viral. Me llegó por WhatsApp. El esperpento de...

El negocio no está en la independencia, sino en el ‘procés’

1.- El 'procés' separatista es una 'industria'. Propaganda, desfiles, viajes, merchandising, personas dedicadas en cuerpo y alma todo el santo día a...

REPORTAJE | La hispanofobia en los presidentes del Parlament

Hace dos semanas, cuando la neoconvergente Laura Borràs fue elegida presidenta del Parlament de Cataluña, la mayoría de partidos de la oposición...

Perplejidad ante el diputado de JxCat que no quiere ni mociones por la independencia ni rechazos al rey

Perplejidad es la palabra que mejor define la forma en la que muchos separatistas han recibido este viernes las palabras del ex...