BNEW
BNEW
BNEW
BNEW

Alerta en el separatismo ante las últimas encuestas: cae el apoyo a la independencia y sube el candidato del PSC

Menos del 43% de los encuestados por La Vanguardia votaría sí en un referéndum sobre la independencia

Salvador Illa y Miquel Iceta en la sede del PSC.

Las últimas encuestas publicadas por medios catalanes han sido un jarro de agua fría para el separatismo. Mientras que la de El Periódico sitúa al PSC y a Salvador Illa como ganadores de las elecciones del próximo 14 de febrero, la de La Vanguardia, además de confirmar la subida de los socialistas, aleja el sueño de alcanzar el apoyo de más del 50% de los catalanes al proyecto soberanista. Cierto es que, al final, los únicos resultados importantes serán los que arrojen las urnas, pero las tendencias indican que los independentistas no tienen en estos momentos ni la victoria ni la declaración unilateral aseguradas.

Un vistazo a redes sociales como Twitter permite observar que cunde la inquietud entre el separatismo. Hasta ahora, la pugna estaba entre JxCat y ERC, pero la irrupción del aún ministro de Sanidad en el tablero electoral ha hecho que salten las alarmas. Illa, a pesar de la gestión de la pandemia del COVID-19, tiene tirón entre el electorado catalán. El que perfectamente podría ser definido como el hombre tranquilo, ha logrado que los separatistas de base pierdan, como se suele decir, el oremus.

Desde La Vanguardia, por otro lado, el disgusto para los independentistas ha sido constatar que el objetivo de la ruptura con España se aleja del ansiado apoyo del 50% de la población de Cataluña. El sondeo, realizado por GAD3, indica que solo el 42,6% de los encuestados votaría sí a la ruptura en una referéndum por la independencia. En septiembre, el porcentaje era del 45,2%. El 48,9% de los encuestados votaría no en la misma consulta (46,7% en septiembre), mientras que 8,5% ha preferido no contestar. Y a ello se suma que el 49% de los encuestados ve con buenos ojos la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat puesta en marcha en virtud de un pacto entre el PSOE y ERC.

Corren, pues, malos tiempos para un separatismo, sobre todo el de JxCat, que observa perplejo cómo, a pesar de su constante presencia en los medios y de tener en sus manos el Govern, no logra convertir el objetivo de la independencia en algo realmente aceptado por la gran mayoría de la sociedad catalana. A eso se debe sumar la posibilidad de que ERC y PSC acaben pactando un Govern que dé la puntilla a un procés que ha tenido solo resultados negativos, tanto para sus promotores como para los catalanes.

NOTICIAS RELACIONADAS

BNEW
BNEW

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Un periodista deportivo de TV3: «La Roja me la trae floja»

TV3 ha sido denunciada en numerosas ocasiones por su sesgo hispanófobo. El último episodio teñido de esta inclinación tuvo lugar ayer en...

El alcalde de Llívia deja de militar en ERC por el caos en la Cerdanya

El alcalde de Llívia, Elies Nova, ha informado que deja de militar en ERC por las medidas contra la Covid aplicadas en...

ANÁLISIS / Cuando contar deja de tener sentido

El 27 de agosto publiqué un artículo en este diario titulado “Mejor si dejamos de contar” en el que con cierta ironía...

Vic inaugura un buzón para denunciar el uso del castellano

Prosigue el hostigamiento institucional contra el bilingüismo en Cataluña. El Ayuntamiento de Vic ha anunciado a través de redes sociales la puesta...
- Publicidad -