ZFBarcelona
ZFBarcelona

REPORTAJE/ Un Tabú llamado suicidio, “En silencio no se salvan vidas”

Cada 2 horas y media una persona se quita la vida en España, diez al día, 3.600 al año

Foto de Griszka Niewladomski (Freeimages)

Carlos pasó varias semanas pensando si compartir, o no, la historia del suicidio de su madre. “Tenía dos opciones: conformarme con lo que ha pasado silenciosamente y vivir en una pesadilla constante o hacerlo saber por las personas que van a morir por el mismo motivo que mi madre hoy, mañana, pasado mañana, y así cada día”.

Miedo, respeto o falta de conocimientos para contar el horror. Cualquiera de estos sentimientos, o todos a la vez, han provocado que no se hable de un grave problema de salud pública que supone la primera causa de muerte no natural, por delante, incluso, de los fallecimientos en accidente de tráfico.

¿Y si rompiendo el silencio se salvan vidas?

Existen muchos estudios acerca de si se debe hablar del suicidio en los medios de comunicación como, por ejemplo, Informar sobre el suicidio. Recomendaciones de la OMS para los medios de comunicación, publicado en la Revista Española de Salud Pública en el que sus autores exponen lo siguiente:

“La exposición inadecuada en los medios de comunicación sobre suicidios puede producir un efecto contagio o efecto Werther, mientras que determinadas características adecuadas pueden tener un efecto protector o efecto Papageno”.

Entonces, ¿por qué no agarrarse a esa segunda posibilidad si de esa forma se pueden evitar muertes? ¿por qué si existen campañas de la DGT para prevenir los accidentes no ocurre lo mismo con una causa de muerte que la triplica en número?

Eso es, exactamente, lo que hizo Carlos en Twitter. ¿Saben qué ocurrió?, que su mensaje en pocos días tuvo miles y miles de comentarios. Muchos, de personas que, al igual que le pasó a su madre, se encuentran al borde del abismo y piden ayuda a gritos. Piden auxilio.

«¿Cómo les voy a salvar yo, si no fui capaz de salvar a mi madre?»

Carlos Pérez/ Twitter

“¿Cómo les voy a salvar yo si no fui capaz de salvar a mi madre?”, se preguntaba el joven en una entrevista que, junto a su hermana Laura, concedió a Ana Rosa Quintana.

¿Quién sabe si se puede evitar que alguien tome esa fatal decisión?. Sin embargo, muchos piden socorro y eso, es una evidencia de que lo que quieren no es morir, sino aferrarse a una vida que, por un motivo u otro, ha perdido el sentido para ellos.

Es necesario que se hable y que usted, si está pensando acabar con su vida, sepa que puede buscar ayuda por diferentes medios como el Teléfono de la Esperanza (717003717) o la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, que ha creado Prevensuic, la primera APP para dispositivos móviles, una herramienta pensada para estas personas, sus familias y el personal sanitario con el objetivo de detectar el riesgo y poder tomar medidas.

Fuente: Prevensuic.org

Multicausalidad

Es un grave error ‘estigmatizar‘ o relacionar el suicidio con ‘enfermedad mental‘ que, si bien es cierto que la relación entre los trastornos mentales está bien establecida, la generalización es contraproducente ya que hará que muchas personas se sientan etiquetadas y decidan no pedir una ayuda que podría salvarles.

Así lo explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un texto que plantea, ‘literalmente’, las siguientes cuestiones:

¿Qué causas tiene el suicidio? ¿Qué lleva cada año a tantas personas a terminar con sus vidas? ¿Es la pobreza, el desempleo, el deterioro de las relaciones, o la depresión u
otros trastornos mentales graves? ¿Son los suicidios resultado de un acto impulsivo o se deben a los efectos desinhibidores del alcohol u otras drogas?

La conclusión, según el estudio, es que hay muchas preguntas, pero ninguna respuesta sencilla. Ningún factor es suficiente para explicar por qué se suicida una persona; el comportamiento suicida es un fenómeno complejo que se ve afectado por varios factores interrelacionados: personales, sociales, psicológicos, culturales, biológicos y ambientales, concluye el documento.

Mitos acerca del suicidio

Siguiendo con la extensa aportación de la OMS citada anteriormente, es importante destacar falsas creencias sobre las personas con tendencia suicida.

Es urgente que el gobierno tome el control

El objetivo de este reportaje no es el de buscar culpables. Tampoco el de explicar cómo ni dónde estas personas deciden acabar con su existencia, sino de concienciar a la sociedad de la tremenda magnitud de este grave problema de salud pública que acaba con la vida de 800.000 personas al año en el mundo, una cada 40 segundos y para el que, a día de hoy en España, no existe un Plan Nacional de Prevención del Suicidio que cuente con los recursos económicos, materiales y humanos necesarios.

Al igual que Carlos y Laura, muchas familias se ven obligadas a convertirse en policías para evitar el fatal desenlace porque, al igual que su madre, muchas personas que intentan quitarse la vida no reciben un seguimiento/ tratamiento adecuado y se les manda a casa.

Se necesita una respuesta nacional integral para la prevención

«Abordaje participativo». Esa es una de las claves que da la OMS a todos los países en el artículo citado anteriormente. «La elaboración de una respuesta nacional es una ocasión para reunir a diversos interesados directos en la prevención del suicidio (…) Gobiernos, ONG’s, el sector de la salud y otros sectores que pueden contribuir. En aras de la eficacia, se podrían prever objetivos nacionales de prevención del suicidio con miras a lo siguiente»:

Fuente: Prevención del suicidio, un imperativo global (Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (Oficina Regional para las Américas)

Hay Salida. «¿Por qué dar solución eterna a problema que tiene arreglo?»

Dolores: «Empecé a pedirle a Dios morirme cada noche. Solo que me levantaba al día siguiente y seguía viva, sufriendo y sin perspectivas de que las cosas fueran a mejorar«

Todo empezó en 2011, cuenta Dolores en su entrevista a este diario. «No tenía ni idea de lo que me estaba pasando. Solo sabía que algo no iba bien. Y que no había ningún motivo para que yo me encontrara triste«. Sin embargo, la tristeza fue creciendo tanto, que su mente la invitaba, al salir de la Facultad, a lanzarse ante los coches cuando el semáforo se ponía en rojo. La ansiedad era cada vez mayor y tenía sensación de ahogo al comer. «A ver si me ahogo y se acaba todo», pensaba Dolores.

«Cuando decidí suicidarme le mandé un SMS a la directora contándole mis intenciones. Debió de ser algo tipo… esta noche lo hago»

Dolores Bueno

«Después de mandar el SMS me quedé muy tranquila. Esa noche se acababa todo». Sin saberlo, Dolores pidió ayuda. Hoy, queda demostrado que ese mensaje era, en realidad, una llamada de socorro que la directora captó y, sin dudarlo, la llevó a urgencias. Le salvó la vida.

«Nunca he estado mejor! No solo porque a nivel psicológicopsiquiátrico llevo estable al menos dos años, sino porque ahora tengo más herramientas para disfrutar mi vida y ser feliz»

Dolores Bueno

«¡Nunca he estado mejor! No solo porque a nivel psicológicopsiquiátrico llevo estable al menos dos años, sino porque ahora tengo más herramientas para disfrutar mi vida y ser feliz. Además, sé que buena parte de mi felicidad de ahora viene por el trabajo que he ido haciendo (sobre todo con mi psicóloga), así que estoy segura de que mi futuro será aún mejor.

Susana: «Solo quería desaparecer y llegué a sentir miedo de mí misma, de lo que había estado a punto de hacer. Ahora me alegro de mi elección. Vivir»

Una enorme decepción sentimental hizo que Susana se sumiese en una profunda depresión. «Lloraba sin control por la calle, por un centro comercial, por cualquier parte. La gente me miraba con compasión. Mi mundo se había convertido de repente en un profundo drama. No imaginaba mi futuro sin esa persona y pensé que ya no quería vivir. Eso es. Eso pensaba hasta el día que decidí dar el paso. En el último momento, sentí miedo de mi misma, de lo que había estado a punto de hacer. Hoy me alegro de mi elección. Vivir«.

Nuna Lozano: «No hablar del suicidio implica no hablar de prevención»

Twitter es testigo de la generosidad de esta joven mallorquina que hace 8 años vivió encadenada a una serie de problemas y adicciones que la condujeron a un pozo del que decidió salir.

«La niña que sufrió abusos, vivió entre adicciones y decidió ser libre», este es el titular con el que El Liberal publicó su historia, una historia dura pero con un final feliz que demuestra que hay salida. La hay.

«Creo que es esencial dar un mensaje de prevención del suicidio. No hablar del suicidio implica no hablar de prevención. Lo importante no es ‘hablar o no hablar’, sino cómo se habla de ello. Hay que insistir en la atención psicológica, en la importancia de la terapia… eso sí se puede hacer»

Fin del silencio «Hay que mirar cara a cara al sufrimiento»

Javier Díaz Vega ha decidido mirar de frente al sufrimiento, un sufrimiento que vivirá en él el resto de sus días pero que, en ningún caso, conseguirá sumergirlo en un silencio que no lo ayudaría ni a él, ni a todas esas personas que se encuentran en una desesperación constante.

En 2009, con tan solo 22 años, le tocó vivir la peor pesadilla que jamás habría podido imaginar, la pérdida de su madre.

«Desde el suicidio de mi madre viví el silencio que rodea a este tema»

Javier Díaz Vega

«Desde el suicidio de mi madre viví el silencio que rodea a este tema y como al hablar de ello, casi sin pretenderlo, generaba que las personas quisieran comprender mi propio dolor».

Hoy, este hijo es un esposo, padre y licenciado en Psicología que ha decidido aportar luz y dar visibilidad en forma de libro a un problema silenciado que, al igual que a él, ha destrozado y sigue destrozando la vida de miles de familias.

Entre el Puente y el Río una mirada de misericordia ante el suicidio (Editorial Nueva EVA).

Así se titula esta obra escrita a base de lágrimas pero también de esperanza. «Parte de mi propia experiencia, muy dolorosa, pero en la que también se ha recorrido un camino en el que la esperanza ha iluminado el dolor y la culpa«.

¿Por qué decidió plasmar su propio drama en un libro?

Mi objetivo era que mi historia y la de mi madre sirviera de punta de lanza para romper con el tabú y conocer esta realidad, para ayudar a su prevención y para que, sea porque se ha vivido en la propia carne, en la familia o de forma cercana o sea por querer mirar cara a cara el sufrimiento humano, podamos vivirlo con misericordia y ayudarnos los unos a los otros. 

¿Cuál ha sido la respuesta del público a su obra?

El libro fue publicado el octubre de 2020 y ha tenido una muy buena acogida, este mes de febrero hemos publicado una segunda edición. Varias entrevistas en diversos medios y algunos encuentros digitales por motivo de la pandemia, así lo atestiguan, pero lo mejor, los testimonios de gratitud directos de muchas personas que también han perdido familiares por culpa de esta lacra y que han encontrado en mi historia una pequeña luz.

En parte es una liberación personal, supongo

El mejor fruto de haberlo escrito y por el que ha merecido la pena y el dolor haberlo escrito. Como me dijo un buen amigo, tras leerlo y recomendarlo: «sana por donde pasa». Por ello, deseo que siga haciendo bien y que llegue a más gente, que sumemos personas para exigir mayores medios de prevención y que entre todos nos demos esperanza. 

«Deseo mayores medios de prevención y que entre todos nos demos esperanza»

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

¿Igualdad o postureo?: Se llamaba Yaiza, tenía cuatro años y una vida por delante

Su olor, su fragilidad, su primer llanto. Resulta increíble como se puede amar a alguien que ni siquiera conoces. El amor no...

Detenida la pareja de Nerea Añel por presunta implicación en la muerte de la joven

Detienen a la pareja de Nerea Añel Vázquez, la joven ourensana que, tras seis meses en paradero desconocido, fue hallada sin vida,...

Un presentador de Catalunya Ràdio: «Los españoles me causan un poco de repelús»

Nuevo menosprecio por parte de un colaborador de TV3 y Catalunya Ràdio a los ciudadanos del resto de España. Tras afirmaciones tales...

Traspiés para el separatismo: pierde su mayoría en el CAC

Tradicionalmente, el sesgo separatista que caracteriza a TV3 —donde la mayoría de las voces que se escuchan en los debates son secesionistas...