ZFBarcelona

Las encuestas marcan el debate central de la campaña electoral del 14-F en TV3

El socialista Salvador Illa se muestra tranquilo ante un separatismo que parece haber perdido toda la seguridad

Los candidatos de En Comú-Podem y Ciudadanos, Jéssica Albiach y Carlos Carrizosa.

Las encuestas internas que manejan los partidos que concurren a las elecciones del próximo domingo han marcado la dinámica del debate central de la campaña organizado por TV3. Por primera vez, la demoscopia muestra, al parecer, la posibilidad de que los no independentistas tengan la mayoría absoluta en Cataluña. Y eso se ha notado en un debate en el que los partidos separatistas solo han sacado la artillería entre sí con la cuestión del llamado conflicto catalán, dejando de lado su particular animosidad en otros temas.

Lo cierto es que, si se compara con el debate celebrado en TVE, el de la televisión pública catalana ha sido más espontáneo. Pero también es verdad que, en esta ocasión, el socialista Salvador Illa no ha sido el destinatario de todos los ataques. Unos y otros se han tirado los trastos a la cabeza mientras el ex ministro, que ha vuelto a sonreír tras dejar la responsabilidad de afrontar la pandemia del COVID-19, ha hecho gala de esa tranquilidad que promete en una Cataluña gobernada por el PSC. Ha dejado claro que está casado cuando la posconvergente Laura Borràs les ha acusado a él y a otros candidatos de actuar como «parejas de hecho» y solo ha perdido el buen humor cuando el líder de Vox, Ignacio Garriga, ha puesto sobre la mesa el grave problema de los menas en Cataluña. Momento en el que ha asegurado que no contará con los de Garriga «ni por activa, ni por pasiva, ni por perifrástica».

La pólvora de los ‘menas’

Garriga, al que les encuestas auguran un resultado mucho mejor del inicialmente previsto, ha encontrado en la inmigración irregular el talón de aquiles del buenismo progresista que caracteriza al común de los políticos en Cataluña. Todos han saltado a su yugular cuando ha denunciado que un mena cobra más de 600 euros mensuales mientras que un parado español de 52 años no llega a los 500. Los candidatos han exigido al moderador, Vicente Sanchís, director de TV3, que echara al líder de Vox del plató y este se ha visto obligado a defender la pluralidad: «No todas las opiniones son dignas de respeto pero todas las opiniones deben poder expresarse».

Lo cierto es que el debate ha consistido en un cruce de acusaciones de unos contra otros. La enemistad entre JxCat y ERC ha sido, una vez más, evidente pero menos intensa. La candidata del partido de Carles Puigdemont, Laura Borràs, ha sonreído en TV3 menos de lo que lo hizo en TVE. Eso sí, no ha olvidado poner de relieve el papel de su principal valedor en el partido, el ex presidente Quim Torra. Y, si la oratoria tiene algún tipo de validez, solo ella y el popular Alejandro Fernández pueden presumir de haber hablado claro y con propiedad.

El candidato del PP ha intervenido poco y se ha echado en falta su habitual sarcasmo. Fernández ha optado por arremeter contra Garriga, su adversario en los caladeros de voto conservador, en lugar de azotar dialécticamente a un separatismo que ha sorteado, una vez más, cualquier responsabilidad en la nefasta gestión de la crisis del COVID-19 en Cataluña. Algo similar le ha sucedido al cabeza de lista de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, aunque este ha tenido algún que otro momento impactante, como cuando ha repasado, para vergüenza de todos, los casos de corrupción en los que se encuentran inmersas la mayoría de formaciones que concurren a los comicios del domingo.

Candidata de andar por casa

La líder de Guanyem-CUP, Dolors Sabater, ha descubierto en este debate que presentarse a unas elecciones autonómicas poco tiene que ver con unas municipales, por mucho que Badalona sea la cuarta ciudad de Cataluña. Sabater coge habitualmente el autobús en la capital del Besós, algo que el resto de candidatos seguramente no hace desde hace años. Lleva toda la campaña con el mismo abrigo naranja y eso le permite reivindicar la necesidad de dejar los despachos para salir a la calle. Sin embargo, la dinámica parlamentaria es muy diferente y hasta alguien tan grisáceo como Pere Aragonés logró sacarle los colores cuando fue incapaz de explicar qué reforma fiscal había propuesto la CUP en la última legislatura.

Muy similares en la sensación que transmiten son las candidatas de Catalunya En Comú-Podem y del PdCAT, Jéssica Albiach y Àngels Chacón. La primera ha intentado defender la gestión de Unidas Podemos en el Gobierno central y al equipo de Ada Colau en Barcelona con escaso éxito. La segunda ha pretendido hacer ver que no tuvo nada que ver con el nefasto Govern liderado por Quim Torra. Y, echando mano del victimismo habitual en el separatismo, sea o no radical, ha llegado a decir que ella sí estuvo al lado de los «sectores productivos», mientras que otros, Laura Borràs en concreto, no pueden presumir de lo mismo.

Así las cosas, el debate en la televisión pública catalana difícilmente habrá servido para convencer a ese casi 25% de indecisos. Y menos aún para intentar que la abstención, que puede llegar al 50%, no sea la auténtica ganadora de esta nueva cita electoral.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. Otto Von Bismarck: “Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido.El día que dejen de intentarlo volverán a ser la vanguardia del mundo.”

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

¿Igualdad o postureo?: Se llamaba Yaiza, tenía cuatro años y una vida por delante

Su olor, su fragilidad, su primer llanto. Resulta increíble como se puede amar a alguien que ni siquiera conoces. El amor no...

Detenida la pareja de Nerea Añel por presunta implicación en la muerte de la joven

Detienen a la pareja de Nerea Añel Vázquez, la joven ourensana que, tras seis meses en paradero desconocido, fue hallada sin vida,...

Un presentador de Catalunya Ràdio: «Los españoles me causan un poco de repelús»

Nuevo menosprecio por parte de un colaborador de TV3 y Catalunya Ràdio a los ciudadanos del resto de España. Tras afirmaciones tales...

Traspiés para el separatismo: pierde su mayoría en el CAC

Tradicionalmente, el sesgo separatista que caracteriza a TV3 —donde la mayoría de las voces que se escuchan en los debates son secesionistas...