El Senyor Esteve y la Revolución

Manifestación en Barcelona en la séptima noche de protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasel LORENA SOPENA - EUROPA PRESS 22/2/2021

Llevamos casi 10 días de algaradas y disturbios en Cataluña, principalmente en el centro de Barcelona con las supuestas protestas por la encarcelación de Pablo Rivadulla (conocido con el seudónimo de “Hàsel”), mal cantante, defensor del “tiro en la nuca” y, sobre todo, un hijo de papá que va de rebelde sin causa, lo que suele pasar en muchas buenas familias antes de que los cachorros se dediquen a los negocios familiares.

Estos disturbios entroncan, aunque con menor virulencia, con los sufridos en octubre de 2019, y parece que siguen una parecida lógica protestataria, mezclando posiciones independentistas, con otras de reclamaciones sociales. Y los medios públicos catalanes de dedican extensamente a vincular los lloros de una juventud de “hijos del procès” que no ven sus aspiraciones colmadas junto con su falta de expectativas profesionales.

Pero una cosa es la leyenda que nos tratan de vender y otra muy distinta es una realidad de grupos de jóvenes divirtiéndose quemando contenedores, enfrentándose a la policía, y, sobre todo, rompiendo lo que se encuentran a su paso con asaltos a comercios de productos casualmente de lo más demandado: Apple, Nike, Hilfiger…. La revolución de las Cuquis Antifa, como hemos visto en memes muy acertados.

No estamos delante de una revolución, ni de una asonada, ni de protestas masivas, si no ante un marco de acoso al ciudadano normal, instigado desde las instituciones y los partidos antisistema, donde ya podemos incluir a todo el espectro separatista hoy en día, con el mero fin de buscar perpetuarse en el poder mediante una campaña publicitaria rodada en nuestras calles. No es más que eso.

«Hasta el momento les ha salido bien, vendo confrontación, genero crispación y aumento los votos, consiguiendo siempre que los males los pueda utilizar para acusar al siempre maldito “Madrit”, ese monstruo imaginario de la mitología catalana«

El marco de lo que llamaremos partidos antisistema la venta de su discurso de enfrentamiento con el estado les ha ido funcionando hasta la fecha. Se quedan en el poder y mantienen sus sueldos y prebendas. Menuda revolución la que busca perpetuar un “régimen” instalado ya desde hace casi ya 40 años. Pero hasta el momento les ha salido bien, vendo confrontación, genero crispación y aumento los votos, consiguiendo siempre que los males los pueda utilizar para acusar al siempre maldito “Madrit”, ese monstruo imaginario de la mitología catalana.

En la situación actual, seguir encausando a los demonios externos de todos nuestros males empieza a no ser creíble. ¿Por qué van cerrando las plantas industriales?, ¿Quién saquea nuestros comercios?, ¿Por qué no se controla la inseguridad ciudadana en Barcelona?. La crisis de 2.008 fue una debacle mundial que nos vino un tanto dada, pero la actual situación en la gestión tanto económica como sanitaria y cómo seamos capaces de recuperarnos (o hundirnos definitivamente) está en nuestras manos.

Y es aquí donde nuestro espíritu colectivo se ve reflejado en la figura tradicional del “senyor Esteve”, quien mejor ha caracterizado el “seny” que se ha creído perdido. Las bases de la sociedad no cambian fácilmente, y esa mentalidad de orden, de trabajo, de búsqueda de consenso, ha sido y es nuestro mimbre social. Esa tranquilidad del senyor Esteve ha convivido con el procès mientras no ha entorpecido la recuperación económica emprendida desde 2.012 y mientras se trataba de sacar algo más a “Madrit”…. Y si mientras tanto nuestros “sobrinos” juagan a la “revolució dels somriures”, pues bueno, todos hemos sido jóvenes, y siempre se ha ligado bien en estos eventos.

Cuidado con amenazar realmente la aspiración de serenidad, paz y progreso del “senyor i la senyora Esteve“. Se confunden quienes ven en Cataluña instinto revolucionario, no conocen bien su “espíritu social”, y podrán quedar barridos del escenario político las propuestas que realmente no prioricen la recuperación económica y el retorno a la normalidad. Todo juego tiene su momentum, y también su final.

Lo estamos empezando a ver con la abstención de las últimas elecciones autonómicas, el verdadero ganador, y en el resultado de las elecciones de PIMEC.

Jorge Fernández-Argüelles
Jorge Fernández-Argüelles
Managing Director en Corporate Intelligence Partners

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por el brutal asesinato de Laia, una niña de 13 años de Vilanova i la Geltrú

El juicio por la violación y el asesinato a una niña de 13 años en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2018...

10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

1. P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB? R –...

ENTREVISTA | Óscar Monsalvo: «En Cataluña el gobierno está en manos de personas que consideran colonos a los no nacionalistas»

Profesor de Filosofía en Bachillerato, colaborador en The Last Journo y autor del blog El liberal de Bilbao, Óscar Monsalvo (Bilbao, 1981)...

Arranca el juicio contra el asesino de Laia: «Espero que vivas muchos años con el mismo miedo que pasó mi hija en esa habitación»

"Espero que el miedo no te deje vivir nunca más en la vida. Que vivas muchos años, pero con mucho miedo, el...