Sánchez califica de «inaceptables» los altercados y muestra su apoyo a la Guardia Urbana, los Mossos y la Policía

Aragonés (ERC) evita pronunciarse sobre los agentes policiales mientras Borràs y Puigdemont se mantienen en silencio

Disturbios y destrozos tras la manifestación en defensa de la libertad de Pablo Hasél y los derechos sociales tras 12 días de protestas, en Barcelona (España), a 27 de febrero de 2021. La protesta ha sido convocada por Arran, la CUP, Endavant, el SEPS y los CDR, entre otros para reclamar: `amnistía total, disolución de los antidisturbios autodeterminación y pan, techo y trabajo´. El rapero Pablo Hasel ingresó la mañana del 16 de febrero en el centro penitenciario de Ponent, en Lleida, tras ser arrestado por los Mossos d'Esquadra. Está condenado por la Audiencia Nacional a dos años, cuatro meses y quince días de cárcel por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona. Como consecuencia a su encarcelamiento, durante siete noches consecutivas se están produciendo fuertes protestas en varios puntos de España, sobre todo en Catalunya, Madrid y Valencia. Los Mossos d´ Esquadra han detenido a un total de 75 personas en Barcelona desde el inicio de las manifestaciones. Lorena Sopêna i Lòpez / Europa Press 27/2/2021

Mientras en Cataluña los partidos separatistas buscan la manera de coartar la acción de los Mossos d’Esquadra ante manifestaciones violentas, el presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, ha mostrado este sábado su apoyo a la policía autonómica y a los agentes de la Guardia Urbana y de la Policía Nacional. Fuerzas de seguridad que, un noche más, se han enfrentado a las algaradas de los violentos en la capital catalana. Actos que el presidente ha calificado de «inaceptables» y que ha definido como «vandalismo y violencia«.

La de este sábado ha sido la manifestación más violenta de las organizadas por diversas entidades para protestar por, entre otras cuestiones, el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél y la declaración unilateral de independencia. Este sábado los manifestantes han cruzado el límite al poner en peligro la vida de un agente de la Guardia Urbana cuya furgoneta han incendiado con él dentro. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha señalado en su cuenta de Twitter que «el derecho a la protesta es totalmente legítimo». Pero ha añadido: «La violencia y el vandalismo no. Mi condena rotunda rotunda a los hechos violentos de hoy después de una manifestación pacífica. Mi apoyo a la Guardia Urbana y agentes de la comisaría de Rambles, vecinos y comerciantes afectados por las algaradas».

Pere Aragonés, sí pero no

El candidato de ERC a la Presidencia de la Generalitat y actual presidente en funciones, Pere Aragonés, también ha apoyado a quienes se manifiestan pacíficamente. Ha dejado claro que «el saqueo o el destrozo de comercios, quemar mobiliario o atacar a trabajadores públicos no son ni libertad de expresión ni de manifestación«. No ha mostrado apoyo ni a la Guardia Urbana ni a los Mossos.

El socialista Salvador Illa, por su parte, además de apoyar públicamente y «sin fisuras» a los Mossos y la Guardia Urbana, ha calificado de «graves» los hechos de este sábado. «Nuestra condena sin matices«, ha escrito en Twitter, » a los actos de vandalismo y violencia gratuita e injustificada que estamos viendo en las calles de Barcelona y otras ciudades catalanas».

El silencio de líderes de JxCat

Desde JxCat, ni la candidata Laura Borràs ni el líder del partido, Carles Puigdemont, se han pronunciado. Ha sido la concejal Elsa Artadi la que ha mostrado su apoyo a la Guardia Urbana ante «este ataque intolerable«.

El ya diputado electo de Vox, Ignacio Garriga, ha acusado al «separatismo y a la izquierda» de alentar a «estos terroristas callejeros«. Y ha augurado que con la formación verde en la Cámara «se acabaron los tiempos de paz para delincuentes en Cataluña». «Vox», ha anunciado, «exigirá su identificación y tomar las medidas necesarias para restablecer la ley y el orden en Cataluña».

La número 1 de Guanyem-CUP, Dolors Sabater, no ha condenado los hechos ni ha apoyado a los agentes afectados. Es más, ha calificado de «hipócrita lamentar y condenar las algaradas si no se abordan las causas de las protestas». «Es ineficaz», ha añadido la que podría ser la nueva presidenta del Parlament, «aplicar un sistema policial represivo para frenar las protestas. Hay que resolver las hemorragias del país: vivienda, represión y deriva social».

La líder de En Comú-Podem, Jéssica Albiach, ha evitado pronunciarse sobre esta nueva noche de violencia en Cataluña. El número uno de Cs, Carlos Carrizosa, ha denunciado, por su parte, que «cuando el separatismo y el populismo ponen en la diana a la policía y negocian cómo desprotegerla, los violentos se vienen arriba«. «Basta ya, los gobiernos deben cerrar filas con los agentes y la ley», ha exigido.

El líder del PP, Alejandro Fernández, finalmente, ha puesto el dedo en la llaga al recordar las reacciones de los separatistas y los violentos cuando los Mossos utilizan balas de foam para dispersar este tipo de manifestaciones.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

ENTREVISTA | Óscar Monsalvo: «En Cataluña el gobierno está en manos de personas que consideran colonos a los no nacionalistas»

Profesor de Filosofía en Bachillerato, colaborador en The Last Journo y autor del blog El liberal de Bilbao, Óscar Monsalvo (Bilbao, 1981)...

Arranca el juicio contra el asesino de Laia: «Espero que vivas muchos años con el mismo miedo que pasó mi hija en esa habitación»

"Espero que el miedo no te deje vivir nunca más en la vida. Que vivas muchos años, pero con mucho miedo, el...

10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

1. P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB? R –...

La Fiscalía pide prisión permanente revisable por el brutal asesinato de Laia, una niña de 13 años de Vilanova i la Geltrú

El juicio por la violación y el asesinato a una niña de 13 años en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 2018...