Bnew2021
Bnew2021
" "

ENTREVISTA / Jordi Cañas (Cs): «El líder del partido en Cataluña es Carlos Carrizosa y este es su momento»

El eurodiputado naranja confía en que el Parlamento europeo apruebe la pérdida de inmunidad de Puigdemont

El eurodiputado de Ciudadanos, Jordi Cañas, en el Parlamento europeo (Cs).

Fue una de las figuras clave de Ciudadanos en Cataluña durante los primeros años de andadura de la formación naranja. Muchos son los que recuerdan aún las encendidas intervenciones del entonces diputado autonómico Jordi Cañas en el Parlament. Hoy observa la actualidad catalana desde el Parlamento europeo, donde tiene una agenda de lo más apretada. Entre sus funciones está la de contrarrestar el discurso de los nacionalistas vascos y catalanes. Si hace falta, hablando con cada eurodiputado y explicándoles cuál es la realidad española. Pero, desde Bruselas, no pierde de vista Cataluña, aunque asegura que no tiene previsto volver para liderar el partido, tal y como algunos le reclaman. «Carlos Carrizosa es el presidente», afirma rotundo, «este es su momento».

Todo indica que el Parlamento europeo va a votar a favor de levantar la inmunidad a los separatistas Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. ¿Va a servir para algo esta votación? 

Va a lanzar un mensaje muy potente de que en el Parlamento europeo no se ampara a presuntos delincuentes. Es muy importante. El separatismo ha utilizado Europa como parte de su estrategia. Si hay este voto favorable al levantamiento de la inmunidad, el mensaje va a ser muy claro. Ya ha habido otros mensajes del Tribunal Europeo, de la Comisión… y ahora será el Parlamento. La inmunidad parlamentaria no significa impunidad. Los eurodiputados tienen que rendir cuentas ante la Justicia por sus presuntos delitos. La inmunidad parlamentaria sirve en cuanto a tu actividad y tus derechos como parlamentario. Pero no es un escudo ante tus responsabilidades judiciales por presuntos delitos. Una vez más, Europa les va a fallar y la internacionalización del conflicto solo les va a servir para que les den donde más les duele, que es en su credibilidad. 

Es curioso cómo distorsionan la realidad y los suyos acaban entendiendo que Europa les va a dar la razón en algún momento a pesar de que siempre sucede lo contrario. Además, han hecho creer que esta inmunidad debería ampararles por algo que hicieron cuando ni eran eurodiputados ni tenían previsto serlo. 

En el fondo, ellos huyeron a Bélgica porque saben que tiene un sistema judicial muy favorable a amparar a presuntos delincuentes. Los españoles lo conocemos bien porque era uno de los refugios de los etarras. Así que sabían muy bien a dónde iban. Además, han intentado utilizar el Parlamento europeo como escudo para protegerse de sus posibles responsabilidades penales. Ellos no han venido a Europa a trabajar por los intereses de los catalanes. Están aquí para servirse de la inmunidad que les proporcionaba ser eurodiputados.  

Puigdemont y los demás huyeron a Bélgica porque saben que tiene un sistema judicial muy favorable a amparar a presuntos delincuentes.

Jordi Cañas

La verdad es que no se puede decir que estén allí para vender la independencia de Cataluña porque de eso apenas hablan. 

Mire, en Cataluña llevamos 40 años en los que las informaciones que se dan sobre el peso del separatismo catalán en Europa son mentira. La realidad es que al separatismo catalán lo apoyan los separatistas de otros países, la ultraderecha y una parte de la ultraizquierda. Eso es lo que apoya ahora mismo a Puigdemont. Es decir, todos antisistema que quieren o romper la Unión Europea o romper los estados que la forman. De ahí que puedas creer esas informaciones que decían que Rusia apoyaba al independentismo catalán porque el objetivo de los rusos es romper Europa. Te hablan del Parlamento europeo y la realidad es que, como mucho, son 100 eurodiputados de más de 700. ¿Eso es Europa? No. Y por eso le digo que la votación del lunes va a ser muy importante. Cuando se votó en JURI esta cuestión de la inmunidad, ellos decían que habían ganado porque una parte de los que habían votado eran españoles.  

Han intentado deslegitimar el trabajo de JURI de todas las maneras posibles. 

Sí, el nivel de intoxicación y acoso no se lo puede ni imaginar. No han tenido ningún respeto institucional. Los eurodiputados tienen inmunidad en función de sus actos como europarlamentarios. Si yo aquí defiendo el aborto y me voy a Polonia y me detienen, sería por mis opiniones como diputado. Y para eso sirve la inmunidad. Pero si yo he atropellado a alguien en 2015 con un coche y me detienen ahora, no puedo esgrimir que soy eurodiputado. Es una utilización obscena del cargo para blindarse. Si eres un delincuente, tendrás que rendir cuentas ante la Justicia. Es evidente, eso sí, que hay una derivada ideológica que hemos de tener en cuenta y que veremos en la votación del lunes. Hay grupos y diputados que no aplican el reglamento siempre y creer que lo de Puigdemont es fruto de una cuestión política. Como apoyan la independencia de Cataluña, dirán que no pueden permitir que estos señores pierdan la inmunidad.

La realidad es que Europa se fundamenta en el respeto al imperio de la ley y lo que han hecho estos señores no se entiende en ninguna parte.

Jordi Cañas

La realidad es que Europa se fundamenta en el respeto al imperio de la ley. Y lo que han hecho estos señores no se entiende en ninguna parte de Europa. Fue algo de tal magnitud que hay gente que aún no se lo cree. No pueden entender que unos señores se pasaran cuatro años diciendo que iban a hacer algo, dos más preparándolo y uno desarrollándolo hasta el punto de llegarlo a hacer sin ser procesados o detenidos. Ningún país europeo hubiera permitido eso.  Y esto lleva a algunos eurodiputados a hacer lecturas que son diferentes de lo que realmente sucedió en Cataluña y, por mucho que les explicas, no lo entienden.  

Claro, la pregunta que deberíamos hacernos todos es dónde estaba el Estado en aquellos momentos. 

Exacto. Y cuando tú le explicas esto a un eurodiputado de otro país se vuelve turulato. Les dices que, por ejemplo, Puigdemont se hacía fotos con las sentencias del TC riéndose o que se fugó en un maletero y lo que te preguntan es si el Estado no hizo nada. No se pueden creer lo que les cuentas porque es que es increíble. Mire, el 155 se tenía que haber aplicado, como mínimo, el 7 de septiembre (de 2017). Pero aquí tienes que explicar lo inexplicable y es complicado. 

Imagino que muchos siguen pensando eso de que Spain is different, ¿no? 

¡Claro! Pero es que somos diferentes. Aquí los nacionalistas vascos y catalanes han estado 30 años vertiendo mierda contra la imagen de España. Eran auténticos virus contra España y el PSOE y el PP no hicieron nada para contrarrestarlo. Esto lo hemos conseguido parar los eurodiputados de Ciudadanos. Logramos expulsar de ALDE a los eurodiputados de Convergència y trabajamos activamente para parar esto. Pero sí, Spain is different porque es el único país donde se permitió a Cataluña llegar a donde llegó en 2017. Somos diferentes porque somos el único país en el que su vicepresidente primero dice que no es un democracia plena o que los condenados por el 1-O son presos políticos. ¿Usted cree que eso puede pasar en Francia? Pues imagine lo que cuesta explicarlo cuando tiene que decir que el vicepresidente es de un partido que tiene detrás a Venezuela e Irán o que el presidente es un personaje siniestro al que solo le importa el poder. Por eso le digo que, cuando salga lo del suplicatorio, será una victoria de Europa y de España. 

Los nacionalistas vascos y catalanes han estado 30 años en el Parlamento europeo vertiendo mierda contra la imagen de España.

Jordi Cañas

Sin embargo, aquí el separatismo ha vuelto a ganar las elecciones y, aunque no llega al 30% del electorado, vende que son ya el 52% y este discurso se les sigue comprando.  

Sí, y el Gobierno español rechaza a Ciudadanos y pacta con un partido político cuyo presidente es Oriol Junqueras, que dice que van a volver a hacerlo. Ese es el partido que va a gobernar en Cataluña. La verdad es que no llegan al 30%. Pero a mí no me preocupa tanto que los independentistas hayan ido a votar. Están muy movilizados y se alimentan de un discurso muy teñido de xenofobia y supremacismo. Tenemos un problema serio con un nacionalpopulismo bestial. Hablan de Vox, que yo no digo que no sea ultraderecha, pero ellos han evidenciado públicamente su xenofobia, su supremacismo palurdo. Si en vez de llamar nyordos a los españoles se lo llamaran a los judíos, a los negros o a los musulmanes, habría querellas a diario. Pero a mí me preocupa más que haya ganado el PSC. 

¿Por qué? 

Es el responsable de todo desde 2003. Es el paciente cero de lo que estamos viviendo ahora. Fueron los que metieron a Cataluña en el lío del Estatut, los que entregaron a ERC los medios de comunicación y educación, los que dijeron que aprobarían lo que saliera del Parlament, los que se manifestaron cuando el TC tuvo que resolver el problema porque el PSOE fue incapaz de resolverlo en el Congreso para no perder sus alianzas de Gobierno… El PSC es el responsable de todo esto y es el que ha ganado las elecciones en Cataluña. A mí me preocupa mucho la desmemoria de los catalanes. Y más aún que un partido que nació para combatir eso y para representar a los ciudadanos de Cataluña que fueron ninguneados, despreciados o ignorados por esta gente, haya sacado tan mal resultado. Nosotros nacimos para representar a la Cataluña real, para que fuera respetada. Nacimos para que se respetaran las instituciones, la bandera de España… Para ellos éramos una anomalía que había que normalizar. No podemos olvidar que hace nada el PSOE estaba negociando con ERC, prometiendo indultos a golpistas, y despreciando a Ciudadanos. No podemos olvidar que ERC tiene como candidato al que peor ha gestionado en Europa el tema económico. Y JxCat lleva a una candidata imputada por presuntos delitos de corrupción. Todo junto produce una profunda desazón. 

El PSC es el paciente cero de todo lo que estamos viviendo en Cataluña.

Jordi Cañas

¿A qué atribuye usted los nefastos resultados que ha obtenido Ciudadadanos en las elecciones del 14-F? 

Primero, a fallos propios. El voto es de los ciudadanos y ellos deciden. Y eso hay que respetarlo. Te ponen donde consideran que debes estar. Pero hay una parte que es nuestra responsabilidad. Tal vez no nos hemos explicado bien o hemos hecho cosas que los ciudadanos no querían que hiciéramos. A ver, lograr 36 diputados como logramos en 2017 sabíamos que era algo irrepetible. En aquel momento se puso en valor todo lo que había hecho Ciudadanos. La gente votó al partido que más seguridad ofrecía. 

Sí, pero uno de los reproches que con más dolor han hecho sus votantes desde hace tiempo ha sido que, después de lograr aquello, Inés Arrimadas se fuera a Madrid. 

También se reprochó que no se presentara a la investidura. Vamos a ver qué hace Salvador Illa (PSC). ¿O a él sí que se le permite?  

Yo no le pregunto por Illa. 

A ver, Inés Arrimadas no se presentó porque el PSC dijo que no la iba a apoyar.  

Ya pero yo no le estoy hablando de eso. Arrimadas no asumió su papel como jefa de la oposición, se fue a Madrid y eso fue considerado como una traición por muchos de sus votantes. Recuerde que el voto de 2017 fue un voto muy emocional. 

También se fue Albert Rivera y Arrimadas sacó 25 diputados más. De todos modos, insisto, aquellos fueron unos resultados excepcionales, en un contexto excepcional y con una participación excepcional. Esos 36 diputados es muy complicado volver a obtenerlos. Pero las cosas han cambiado. Hay un contexto muy diferente. Con Pedro Sánchez se ha edulcorado la situación. Vemos al PSOE pactando con ERC y hablando de indultos. ¿Nos estamos preparando para un nuevo tripartito olvidando como dejaron Cataluña? Se quedó arruinada y rota. Yo recuerdo 2010, cuando Cataluña estaba en quiebra técnica. Ahora la gente vuelve a apoyar la misma fórmula. 

Ustedes siempre han dicho que su votante era un votante inteligente al que hay que ganarse día a día. 

Sí, y por eso le digo que una parte de lo que ha sucedido será responsabilidad nuestra. Lo estamos analizando. Pero le recuerdo que la participación ha caído unos 30 puntos. Y sobre todo ha sido la participación constitucionalista. Arrimadas nos convocó a la ejecutiva del lunes día 15 el domingo por la tarde cuando vio los datos de participación. Con más participación, los resultados hubieran sido otros. Para nosotros, nuestro techo electoral en un momento bueno y sin Vox serían unos 25 diputados. Y la media estaría en unos 17 diputados. Pero nuestro electorado no se movilizó. Se movilizaron los independentistas y los socialistas por el efecto Illa. Esos son los votantes que fueron a votar, los ya movilizados y los que tenían una buena expectativa. Esto explica una parte de lo que ha sucedido. Pero no hay duda de que nosotros también tendremos alguna culpa. 

Fueron a votar los ya movilizados y los que tenían una buena expectativa. Pero no hay duda de que nosotros también tendremos alguna culpa.

Jordi Cañas

¿Cómo cuáles? 

Lo tenemos que analizar. Nosotros hemos hecho un buen trabajo de oposición pero eso hoy en día no vale nada. Es un trabajo que hay que hacer pero no puedes fiar tu resultado a eso. Pero si no eres capaz de transmitir emoción… La mayoría de las veces votamos por emoción. Unos con el corazón y otro con el hígado. Y, con el cerebro, es con lo que justificamos nuestro  voto. Generalmente, es un estado de ánimo. Ciudadanos fue un estado de ánimo y probablemente no hemos sabido mantener la identificación del votante con lo que significaba el proyecto. El contexto general, además, no ha ayudado. Antes de las elecciones de 2017, Arrimadas tuvo la oportunidad de demostrar su capacidad de liderazgo. Carlos Carrizosa (candidato en 2021) no la ha tenido porque Cataluña ha sido más una molestia informativa y no ha estado en el centro del debate. 

Carrizosa fue un candidato de última hora. Durante casi toda la legislatura la candidata fue Lorena Roldán. 

Sí, pero Carrizosa era el presidente del grupo en el Parlament. De todos modos, hemos de ver qué hemos perdido en la conexión con nuestros votantes. No es suficiente con decir que gestionas bien o que eres un partido confiable y responsable. La gente tiene que identificarse contigo y, en un momento como el que estamos viviendo, hemos de ser capaces de canalizar la ira, el hartazgo, de forma ilusionante y constructiva. La gente ya sabe que somos de fiar. Pero ahora, en el caso de Cataluña, tenemos que saber hacia dónde vamos. Ciudadanos en el pasado fue el partido que con mayor nitidez era el freno a la independencia. Ahora tiene que ser el partido que con mayor nitidez diga no a la decadencia económica y política de Cataluña. Esto requiere de tiempo y hay que explicarlo. Es menos atractivo y más costoso que pelearte con Puigdemont o con Quim Torra. Por otro lado, otros no harán ahora en el Parlament algo que no hayamos hecho antes los de Ciudadanos. Nosotros ya estuvimos en Vic. Nosotros ya hemos llevado el castellano al Parlament. Nosotros ya hemos impedido que hablen más de los inmigrantes españoles. La gente ya sabe que todo eso lo sabemos hacer. Ahora es necesario que la gente sepa que Ciudadanos es clave para frenar la decadencia y que, además, somos garantía de buena gestión. Mire Andalucía. Nosotros podemos hacerlo. Tenemos que infundir esperanza. No podemos resignarnos a que el Govern no sirva para nada. 

En un momento como el que estamos viviendo, hemos de ser capaces de canalizar la ira y el hartazgo de forma ilusionante y constructiva.

Jordi Cañas

¿Usted estaría dispuesto a liderar esta nueva etapa? Ya sabe que hay muchos militantes que quieren que vuelva a Cataluña a tomar las riendas del partido. 

El líder del partido en Cataluña es Carlos Carrizosa. Es su momento. A partir de ahora y desde una posición muy difícil, tiene que liderar el partido. Al final la gente tendrá que valorarle por su capacidad de reformular un proyecto y lograr que la gente quiera volver a votarnos. Y creo que tiene la capacidad y los medios para hacerlo. Es su momento. A todo el mundo hay que darle tiempo. Tiene que hacer cosas a nivel orgánico, recuperar el pulso con los votantes y lograr recuperar la capacidad de emoción. Si emocionas a los tuyos, serás capaz de emocionar y recuperar la confianza de los demás. Yo quiero que la gente vote por nuestras propuestas pero también que se sientan parte del proyecto. Necesitamos algo positivo. En 2010 decidimos dejar de estar a la defensiva y presentarnos como un proyecto alternativo e inclusivo. Mire, los catalanes estamos asistiendo en directo a un suicidio colectivo de Cataluña, con unos partidos separatistas a los que no les importa arrastrarnos a todos en su estrategia.  

Lo estamos viendo con lo de las manifestaciones por el encarcelamiento de Pablo Hasél y la actitud, cuando menos, curiosa del Govern en funciones.  

Eso no es curiosidad, es complicidad. Sucede lo mismo con los empresarios. Ahora dicen que están hartos pero cuando las algaradas de octubre de 2019 no dijeron basta. ¿Se dan cuenta ahora? Mire, ahora mismo lo que se está haciendo en Barcelona es inversión especulativa. Con lo que tenemos montado, ¿quién va a querer hacer inversión productiva aquí? Somos una comunidad que lleva tres años sin gobierno real. Todos los mensajes que se dan son los del “lo volveremos a hacer”.  ¿Qué estabilidad económica, institucional y jurídica estás dando? La gente no se acuerda de cuando fue a sacar dinero porque temía un corralito. Ahora vuelven a confiar en los mismos. A ver, la gente tiene derecho a suicidarse como quiera. Nosotros lo que tenemos que hacer es intentar proponer un proyecto que sea una alternativa a esto. Insisto, ya no se trata de impedir la independencia, sino de impedir la decadencia de Cataluña. 

Ya no se trata de impedir la independencia sino de impedir la decadencia de Cataluña.

Jordi Cañas

¿Qué mensaje le manda a quienes quieren que usted vuelva a Cataluña? 

Es que eso no es así. Es algo que se dice desde hace mucho tiempo pero no es así. Yo estoy en Bruselas, creo que haciendo un buen trabajo. Pero yo no me he ido de Cataluña. Es más, contribuyo en todo lo que sea. Hago todo lo que me piden. Sigo trabajando y en el Parlamento denuncio permanentemente lo que pasa en Cataluña, como las cuestiones lingüísticas o los problemas con los Mossos. Alguien tiene que estar aquí explicándole a la gente quién es Carles Puigdemont. Yo aquí soy el único de Ciudadanos que puede decir que soy tan catalán como Puigdemont y que lo que él cuenta no es verdad. Es un trabajo que no da titulares pero que hay que hacer. Ahora mismo estamos en un momento de transformación y retos globales inimaginables y esto hay que explicarlo bien.  

¿Qué opina de quienes cuestionan la democracia interna en Ciudadanos?  

Todos los partidos tienen que tener democracia interna porque, si no, no serían partidos. Es verdad que los nuestros, como todos, son mejorables. Pero no me refiero a que haya que cambiar los estatutos. Creo que es una cuestión de actitud personal. Te tienes que sentir parte del proyecto y hacer que los demás también se sientan parte de ese proyecto común. Yo empecé colocando mesas en Ciudadanos. Cada uno tiene que saber qué papel tiene en la estructura y esa estructura tiene que reconocerlo. Tengo claro que nadie va a defender un proyecto político mejor que aquel que lo siente, lo vive y lo hace suyo. A mí, por ejemplo, no me gustan mucho los fichajes porque creo que tenemos entre nuestros militantes y simpatizantes capacidad para generar buenos cuadros políticos. Insisto, uno tiene que sentirse parte del proyecto. Si no, a la primera de cambio, esos fichajes se van si no les gusta algo. Un partido no es algo en donde tú puedes escoger quién, cómo y cuándo. Y esto lo hemos visto en algunas de las crisis de Ciudadanos. Hay gente que se ha ido porque no ha entendido que el partido es de todos. Y luego tienes a los que vienen a aprovecharse, pero eso sucede en todos los partidos. De todos modos, esto es como un barco, que se puede reflotar si todos hacen su trabajo. Ahora, si tienes polizones que se dedican a hacer agujeros… lo que tienen que hacer es abandonar el barco, no hundirlo.  

Hay gente que se ha ido porque no ha entendido que el partido es de todos. Y luego tienes a los que vienen a aprovecharse, pero eso sucede en todos los partidos.

Jordi Cañas

Si la coalición entre PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno central se rompiera, ¿usted sería partidario de que Ciudadanos alcanzara algún tipo de acuerdo con Pedro Sánchez? 

El PSOE no lo necesita. Ya tiene todo. Tiene unos Presupuestos Generales del Estado aprobados y tiene la llave de los fondos de recuperación de la UE gracias a Vox. No necesita nada más y puede gobernar en minoría. Y Unidas Podemos no va a apoyar una moción de censura contra el PSOE. Al PSOE solo le importa esto y ya tiene el abracadabra para la cueva de Alibabá. Si ahora mismo Pablo Iglesias saliera a decir que abandonan el Gobierno, le haría un favor al PSOE. ¿Usted cree que se arriesgaría a ir a elecciones cuando aún tiene que venir el tsunami económico del virus? Tiene los Presupuestos, que los puede prorrogar tres años, y 140.000 millones de euros que puede gastar a discreción.  

Hay quienes, por el contrario, apuestan porque Ciudadanos se una o se diluya o se funda con el PP. 

Sí, los del PP (risas). Cuando esto me lo dice gente del PP les respondo que lo que tienen que hacer es fusionarse con Vox. Les ha salido un PP duro, les ha salido Fraga. Entonces, tienen que hacer lo que les dijo Aznar. Lo que les ha salido es el PP. Vox es el PP duro, es la España conservadora. Mire, a España las novedades suelen tardar en llegar. Entonces, aquí no había llegado la reconfiguración del espacio político de la derecha dura. Le hablo de Farage, Wilder, Orban, Le Pen… Ahora tienen más el populismo de derecha, con un derecho tirando la xenofobia, muy nacionalista, de bandera. Eso lo hemos visto en toda Europa y ya ha llegado a España. Los que en Francia se oponen a Macron son Vox. Es un PP sin complejos. Populismo de derechas, la Alianza Popular de 2021.

Los 140.000 millones de los fondos europeos son la última oportunidad que tiene España para colocarse en el lugar que merece.

Jordi Cañas

Ciudadanos es un espacio político nuevo, liberal progresista. Creo que es más contemporáneo. Es de una tercera España, más moderna, más contemporánea, que no se mueve en las trincheras, que cree en la capacidad de llegar a acuerdos, busca que España ocupe el espacio que le corresponde en lo internacional… Esto es Ciudadanos y somos los únicos que defendemos una determinada idea de España mejor. Es una idea que ahora mismo no es mayoritaria pero tenemos que trabajar para crear ese espacio. Y en Cataluña sucede lo mismo. A la gente que nos vota no le gusta el frentismo. Ven que hay unos problemas y quieren resolverlos. Y la forma de resolverlos no es tirándonos los trastos a la cabeza cada día, sino intentando buscar acuerdos. Le pongo como ejemplo que Ciudadanos fue el arquitecto de los fondos europeos. Estos 140.000 millones de euros son la última oportunidad que va a tener este país para ponerse en el lugar que merece. ¿Qué están haciendo el resto de partidos? 

Están echado las cuentas a ver qué pillan. 

Sí, eso se puede hacer pero el problema es que ni sabemos cómo va a acabar esto. Creo que vamos a ver una secuencia de casos de corrupción inimaginable porque la cantidad de dinero que se va a mover aquí es brutal. Esto va a suceder en un contexto de polarización en el que Ciudadanos va a tener que trabajar para ocupar su propio espacio.  

¿Qué pasará en el futuro con su partido? 

Ahora mismo, con todo lo que le he dicho, está claro que tenemos un proyecto muy ilusionante si somos capaces de explicarlo. Es mi opinión personal. Hemos ido tomando medidas a pesar del coste electoral y hemos de ser capaces de explicar bien nuestro proyecto. Y hemos de ser capaces de emocionar e ilusionar. Hay un proyecto para España que representa Ciudadanos y es un proyecto apasionante e ilusionante.  

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Un preso arranca el dedo de un mordisco a un funcionario en Quatre Camins y los servicios médicos lo abandonan a su suerte

Un preso ha arrancado la falange de un dedo de un mordisco a un funcionario de prisiones en el centro penitenciario de...

Colau pide que las familias que quieran escolarizar a sus hijos en castellano lo hagan en centros privados

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este miércoles que las familias catalanas que deseen escolarizar a sus hijos en castellano...

La última ocurrencia del ministro

Lo malo de tener un gobierno de coalición donde lo primordial para los representantes de Unidas Podemos consiste en exhibir cada día...

Dimite la alto cargo encargada de aplicar el 25% de castellano

El temor ante las consecuencias de desobedecer la sentencia del Tribunal Supremo que establece un 25% de español podría estar empezando a...