ZFBarcelona
ZFBarcelona

La verdadera hoja de ruta separatista

Manifestación de la Diada celebrada en 2018. EFE.

El movimiento independentista, largo en el tiempo y amplio socialmente, ha producido todo tipo de planes y calendarios. Programación, etapas, agenda, hoja de ruta del procés separatista, como si éste y la independencia fuesen ineluctables. Además de tener relato (enemigo exterior, enemigo interior, pasado y presente reconstruidos, futuro utópico, propaganda avasalladora, una administración pública separatista, gente en la calle, ocupación del espacio público), los independentistas han publicitado siempre muy bien las que llaman hojas de ruta.  

De hecho, nada de cuanto hicieron fue una sorpresa, tampoco la intentona de golpe de Estado del otoño 2017. Todo fue bien preparado y todo fue anunciado a bombo y platillo con mucho tiempo de antelación. Todo se repicó hasta la saciedad, efectivamente, en la propaganda oficial de la Generalitat y en la de las organizaciones y medios separatistas. Y todo se realizó –el Estado español permitió que todo se realizara– según los independentistas habían anunciado. Desconocemos si esta transparencia y publicidad es un defecto o es una virtud, pero es la realidad.

A la vista de las hojas de ruta separatistas y de su ejecución, pueden recomponerse las principales fases y momentos del procés (véase también la Figura 1): 

  • Momento -5. Desafío nacionalista, soberanista, independentista: Fractura social e Inestabilidad política: los catalanes son menos libres 
  • Momento -4. Huida de empresas y de depósitos, menor actividad, inversiones y empleo: los catalanes son más pobres. 
  • Momento -3. Riesgo separatista, insumisión y desorden público, inestabilidad bursátil: daños colaterales. 
  •  Momento -2. Primer ‘referéndum’ 9N 2014. ‘Ara sí, sí’ y ‘O tot o rès’
  • Momento -1. Golpe de Estado otoño 2017. ‘Leyes de desconexión’ 6 y 7 S y segundo ‘referéndum’ 1 O. 
  • Momento 0. Declaración de ‘independencia’ de Cataluña y de la república catalana 27 O. 
  • Momento 00. (En este ejercicio un tanto humorístico, vamos a suponer) Que alguien se lo creyese o lo aceptase, o que los separatistas controlaran el territorio y la población de Cataluña, por cesión del Estado español o por vencerle, y que algún Estado reconociera la secesión. 
  • Momento 1. Fuera de España, fuera de la Unión Europea y fuera del euro. 
  • Momento 2. Huida de empresas, de personas, de inversiones, corrida de los depósitos bancarios fuera de Cataluña, crac bancario y bursátil, quiebra de la Generalitat. 
  • Momento 3. Corralito: inmovilización del dinero de la gente. 
  • Momento 4. Emisión de la nueva moneda catalana, pujoletes, dada la desaparición de los euros y la necesidad de medios de pago, y dada la caída de ingresos públicos y la necesidad de pagar a los muchos empleados públicos. 
  • Momento 5. Devaluación de la nueva moneda e hiper inflación de precios. 
  • Momento 6. Devaluación de salarios, pensiones, rentas y de todos los activos: los separatistas han robado a los catalanes hasta la camisa. 
  • Momento 7. Hundimiento de la actividad, inversiones y empleo, y colapso de las instituciones: realizado el paraíso de los independentistas, los catalanes alcanzan la miseria. 

Con el golpe de Estado de otoño 2017 los separatistas han realizado la primera parte de su programa, declarar la independencia y la república catalana. Y han perdido. Como era previsible, la secesión de Cataluña no ocurrirá. Afortunadamente, porque la segunda parte de la hoja de ruta, la independencia misma y la concatenación de medidas que de ella se deducirían, serían catastróficas.

Descompuesta Cataluña como consecuencia de los impactos de la confrontación separatista, estará en decadencia por varios lustros. Pero el caos económico, social y político de una secesión no se producirá, el colapso de Cataluña será evitado. (¡Esperemos!) 

Vendido todo el pescado, los separatistas se han quedado sin programa. La independencia ha desaparecido de su discurso y argumentario, ya no hay hoja de ruta. Ahora hay presos políticos y España, Estado fascista. Hay desorientación, hay facciones y pugna entre ellas. Hay violencia, a la vez muy bien organizada y de sectores residuales. Hay impunidad. 

Por su parte, la democracia española no (ha tenido y no) tiene la capacidad de superar el lance separatista, aunque tenga el modo de hacerlo (un gran acuerdo de Estado entre las fuerzas constitucionalistas y el Art. 155 de la Constitución Española y/u otros del Código Penal), tuvo legitimidad y no tiene mayoría parlamentaria adecuada. En estas condiciones, la confrontación separatista se cronificará y podría producir aún más inconvenientes severos para la democracia española y para los españoles.

Conclusiones

  • En lugar de enaltecer y potenciar Cataluña, el separatismo la ha destruido. En lugar de llevar a Cataluña al florecimiento y a la gloria, la ha llevado a la podredumbre y al caos, naturalmente. 
  • Realizado su programa máximo -la independencia-, los separatistas deambulan sin norte, pero se resisten a aterrizar en la realidad, prefieren repetir el mantra de los presos polítics y la España, fascista.  

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. Divertida ficción distópica donde los CDR reconvertidos en zombis recorren una Cataluña en llamas con los ciudadanos huyendo hacia España. Así me ha parecido.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Argimón alerta: «Hay 160.000 personas vacunadas en Cataluña que podrán desarrollar la enfermedad grave»

A pesar de que la sensación de pánico en torno al COVID-19 ha vuelto a instalarse a casi todos los niveles, el...

Una consejera de Colau indigna al separatismo por hablar de la «Cataluña profunda»

Pese a que a que el separatismo suele hacer gala de constantes muestras de hispanofobia a través de destacados líderes como el...

Santi Vilà y Gerard Esteva dos posibles candidatos a la alcaldía de Barcelona

La decadencia de Cataluña producto del 'procès' y la de Barcelona agravada por el 'colauismo' son dos ideas que gozan de creciente...

Los manteros acusan a la alcaldesa Colau de utilizarles para hacerse publicidad a su costa

Pocos dudan ya en Barcelona de que la alcaldesa Ada Colau es el mejor ejemplo de eso que se conoce como bluf,...