ZFBarcelona
ZFBarcelona

Hasta dónde está dispuesto a tensar la cuerda Puigdemont

El 'expresident' y fugado de la Justicia, Carles Puigdemont. EFE.

Esperando la repesca del martes, que Pere Aragonès afrontará con escasas esperanzas de aprobar, van apareciendo comentarios sobre la situación.

El director del Diari de Girona, Jordi Xargayó, abiertamente hostil al exiliado, se pregunta hasta dónde llegará Puigdemont? y resume así su postura:

«Puigdemont no digirió la derrota electoral y ha planteado un pulso a ERC con todo un ejército de monaguillos atacando a los republicanos en las redes sociales. La portavoz de Puigdemont en TV3, Pilar Rahola, calificó de “estafa” y de “decepcionante” el discurso de Pere Aragonès. La presidenta del Parlamento y funcionaria del Estado, Laura Borràs, pone un “me gusta” a un tweet anónimo que dice: “La diferencia es que Laura Borràs, para gestionar una autonomía de España, seguramente no habría entrado en política; en cambio, a Pere Aragonès llevan toda la vida preparándolo para ello.”

«La portavoz de Puigdemont en TV3, Pilar Rahola, calificó de “estafa” y de “decepcionante” el discurso de Pere Aragonès«

Antes, los presidentes del Parlamento, al igual que en todas las democracias responsables, mantenían un tono institucional.»

«Los dos principales partidos del independentismo son incapaces de gobernar juntos y que si llegan a hacerlo no van a durar cuatro años«

Después de lo que se oyó el viernes, Xargayó entiende, como todo el mundo, que los dos principales partidos del independentismo son incapaces de gobernar juntos y que si llegan a hacerlo no van a durar cuatro años. Nada nuevo que no sepamos desde antes de las elecciones.

«La gran duda, en estos momentos, es hasta dónde está dispuesto a tensar la cuerda Puigdemont. ¿Será capaz de forzar unas nuevas elecciones? Desde que huyó a Bélgica, su único objetivo es la supervivencia personal.» Hasta cierto punto, ese es el objetivo de todos los políticos; pero no todos están dispuestos a no dejar nada en pie a su paso.

Precisamente el sábado, en el mismo diario, Josep López de Lerma habla de la paranoia de Puigdemont:

«La paranoia del chico de Amer consiste en no aceptar los resultados del 14-F porque, según le dicta su mente, él sigue siendo el presidente legítimo de Cataluña y debería volver de la misma manera que lo hizo Josep Tarradellas«

«La paranoia del chico de Amer consiste en no aceptar los resultados del 14-F. No los acepta de jure porque, según le dicta su mente, él sigue siendo el presidente legítimo de Cataluña y debería volver a esta tierra de la misma manera que lo hizo Josep Tarradellas. Y tampoco las acepta de facto para que no las ganó su formación política, JxCat, sino el PSC seguido de ERC.

Esta doble ducha escocesa más la desprotección internacional acordada por el Parlamento de la Unión Europea le ha dejado tocado del ala en el improbable caso que no lo estuviera ya antes. Si algo no sabía del Puigdemont que traté es su alto sentido de la venganza y de la mezquindad.»

Probablemente acabarán pactando algo para salir adelante, porque repetir elecciones es un riesgo que no se atreverán a correr, pero las discrepancias han trascendido demasiado para que el nuevo gobierno tenga más credibilidad que el anterior; tendrá menos, y seguiremos pagando el gasto.

Objetivos irrealizables

Si las negociaciones entre ERC y JxCat tienen como punto de partida el preacuerdo ya alcanzado por ERC con la CUP, agarraos que vienen curvas. Éste es el título de un breve análisis sin firma publicado en Converses a Catalunya.

Los objetivos que ese preacuerdo establece «son inalcanzables en una legislatura, y una buena parte de ellos, de imposible cumplimiento». En cuanto a la «taula de direcció estratègica» que pretenden crear, en la que deberían estar presentes todos los partidos y entidades independentistas, es inquietante que trabaje «al margen de toda información pública y transparencia» y de las instituciones democráticas. Por otra parte, quieren situar el Parlamento «por encima de toda decisión que le afecte aunque sea de los tribunales de justicia»

«Los objetivos que ese preacuerdo establece «son inalcanzables en una legislatura, y una buena parte de ellos, de imposible cumplimiento«

Es llamativo que no aparezca «ni una sola referencia al covid-19, al plan de vacunación, a la inexistencia de una red nacional de prevención de enfermedades infecciosas (…) nada relacionado con el gran problema que tiene planteado Cataluña, como el resto del mundo, con la actual epidemia». Debe ser porque, habiendo estado la Consejería de Salud saliente en manos de ERC, no saben apreciar nada mejorable en su gestión.

En definitiva, mucho gasto —1.000 millones anuales en políticas de vivienda, plan de estabilización de los 90.000 interinos del sector público— mientras el impulso de la economía brilla por su ausencia: «Es el problema de hacer programas sin tener la calculadora a mano.»

Cínicos o tontos

Toni Soler, bien alineado con la posición de ERC ——, cree que Pere Aragonès «estuvo presidencial en el discurso, hábil en las réplicas e impasible ante los intentos de JxCat de visibilizar el conflicto (real) que está presidiendo la actual ronda negociadora», a pesar de que nunca un candidato a presidir la Generalitat obtuvo tan poco apoyo en la primera votación, sólo 42 votos de 135.

Aparte de las «intervenciones atropelladas» de su portavoz, Albert Batet, considera que «el problema de la dirección de JxCat no se encuentra sólo en el estado de ánimo que transmite —la frustración y la melancolía, los reproches que no encuentran respuesta, el maniqueísmo— sino también en la ausencia de argumentos poderosos que le permitan marcar perfil».

«La reivindicación del Consell per la República incomoda a ERC y CUP, debido a su partidismo y, sobre todo, no interpela a la gran mayoría de la población catalana, que tiene problemas más graves«

Concretamente, «la reivindicación del Consell per la República incomoda a ERC y CUP, debido a su partidismo y, sobre todo, no interpela a la gran mayoría de la población catalana, que tiene problemas más graves». Feliz y tardío descubrimiento, porque hace años que tenemos problemas más graves y siempre, ante la mera insinuación de su existencia, se nos ha respondido que en cuanto accedamos a la independencia tendremos inmediatamente los recursos necesarios para resolverlos. Y esto no es una exclusiva de JxCat, sino que lo comparten todas las opciones independentistas, al menos hasta nuevo aviso.

Pilar Rahola, una vez más ejerciendo de divulgadora del planteamiento del partido de Waterloo —La calculadora—, afirma que ERC ha cometido un «error de manual» al menospreciar a su aliado imprescindible, JxCat, «con una táctica de dispersión que, visto el resultado, se les ha vuelto en contra».

Pilar Rahola sobre el discurso de Aragonès: «Ha sido muy decepcionante: hinchado de retórica, sin ninguna hoja de ruta, ni siquiera de mínimos, ni ninguna capacidad para conciliar la cuestión del exilio y con un ‘buenismo’ estéril con respecto a la relación con el Estado«

En cuanto al discurso de Aragonès, «ha sido muy decepcionante: hinchado de retórica, sin ninguna hoja de ruta, ni siquiera de mínimos, ni ninguna capacidad para conciliar la cuestión del exilio y con un buenismo estéril con respecto a la relación con el Estado. Era un discurso que lo habría podido firmar algún presidente del tripartito, pero no parece la base de un acuerdo independentista».

Ni Francesc-Marc Álvaro tiene claro que no vayamos a tener que votar de nuevo —Nuestro Suez interior—: «Tras medio año de Govern en funciones, la investidura presidencial se atasca y nadie puede asegurar que el martes se haya resuelto el bloqueo institucional que mantiene todo al ralentí, sin nadie tomando decisiones importantes.» Y recurre al atasco en el canal de Suez como metáfora de la política catalana, convertida en «un atolladero donde sus señorías juguetean con el móvil mientras los oradores van pasando por el atril a la espera de que ocurra algo».

«Dilatar este impasse es menospreciar las necesidades de los ciudadanos —agravadas por la covid— de una forma tan evidente que ya no sabemos si algunos son cínicos o tontos.» Si tuviéramos que apostar, el cóctel más representativo consistiría en tres cuartos de tontería y un cuarto de cinismo.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. «El vot de Lleida val gairebé dues vegades i mitja que a Santa Coloma de Gramenet»
    N.B. TENÉIS UN 26% DEL CENSO (UNA PERSONA UN VOTO)EN LAS «PLEBISCITARIAS» DEL 14-F

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Colau lleva la perspectiva de género de obligado cumplimiento a las terrazas de la ciudad

¿Se han planteado ustedes alguna vez que las terrazas de Barcelona puedan ser elementos urbanísticos machistas? El Gobierno de Ada Colau sí...

Un nuevo grupo ultra apuesta por derribar todos los símbolos «de la ocupación española» en Cataluña

Mientras la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural preparan el cuarto aniversario del referéndum ilegal del 1-O con el paseo de...

Los delirantes sueldos de la Corporación Municipal de Barcelona: 3 millones de euros al año para 41 ediles

Mientras una gran mayoría de los barceloneses está experimentado serias dificultades para afrontar el día a día debido a la pandemia del...

Los médicos retan al Govern ante la posibilidad de quedarse sin vacaciones: «El Ejército también tiene doctores»

La posibilidad de perder las vacaciones de agosto debido a la quinta ola de la pandemia de COVID-19, protagonizada ahora por la...