10 preguntas y respuestas sobre una hipotética separación de Cataluña del resto de España

Una manifestación separatista. EFE.

1.

P – ¿Cuál sería el impacto de la independencia sobre el PIB?

R – La independencia de Cataluña reduciría sensiblemente el PIB. Por dos motivos: caída de las ventas al resto de España, y caída de las inversiones y por tanto de la actividad en Cataluña, a la vista del mayor riesgo de invertir aquí. Por tanto, también el empleo en Cataluña se reduciría. Se estima una reducción del PIB permanente del -9,3 % en un escenario bajo, del -16,1 % en el escenario central y del -24-4 % en el escenario alto.

2.

P – ¿Cómo afectaría la independencia de Cataluña al comercio con España y la Unión Europea?

R – Muy negativamente, jamás positivamente. Éste es el llamado ‘efecto frontera’: cuando se interponen barreras, el comercio se reduce. La reducción del comercio de bienes industriales con el resto de España se estima entre -25 % y -50 % y el de bienes no industriales entre -35 % y -60 %. Esto vendría a reducir el PIB y el empleo en Cataluña en un -9,3 % en el escenario bajo, -16,1 % en el escenario medio y en -24,4 % en el escenario alto. Al quedar Cataluña fuera de la Unión Europea, sus exportaciones al resto de España y a los países de la Unión Europea deberían pagar el arancel aduanero de la Unión Europea, cuya media es del 4% del valor de los productos.

3.

P – Una Cataluña independiente ¿tendría más o menos ingresos fiscales?

R – Sin duda, muchos menos, habida cuenta de la reducción de la actividad, del empleo, de las ventas al resto de España y del menor PIB que implicaría la separación. Para tener los mismos ingresos fiscales con menos PIB deberían subir los tipos de los impuestos, básicamente deberían subir el IVA y el IRPF.

4.

P – ¿Cómo afectaría una independencia de Cataluña a CaixaBank, Banco Sabadell u otras instituciones financieras?

R – Fuera de España, una Cataluña independiente quedaría automáticamente fuera de la Unión Europa y fuera de la zona euro. Los bancos con sede en Cataluña quedarían fuera del Sistema Europeo de Bancos Centrales y del Banco Central Europeo. Ante la necesidad de moneda, en Cataluña se podrían seguir usando los euros existentes pero los bancos radicados aquí no tendrían acceso al crédito, regulación y facilidades del BCE. Luego, finalmente, una Cataluña fuera de España, de la UE y del eurosistema debería emitir una moneda propia (podría llamarse pujoleta). A la vista del riesgo catalán, la nueva moneda regional saldría fuertemente devaluada, se estima que no menos del 50%, y seguiría devaluándose a medida que el sistema financiero catalán fuera colapsando. Esta devaluación reduciría en la misma medida los salarios de los catalanes pagados en la nueva moneda. Desde el punto de vista bancario, quedar fuera de la zona euro y usar una moneda propia generaría una fuga completa de los depósitos bancarios de Cataluña al resto de España, fuga que las autoridades separatistas intentarían evitar con un ‘corralito’. Para los bancos domiciliados en Cataluña eso supondría la quiebra.

5.

P – Un ‘corralito’ ¿sería probable en caso de independencia?

R – El corralito sería ineludible: sería la única forma de intentar frenar la corrida o fuga de depósitos de los bancos catalanes a los bancos españoles y europeos. Ahora mismo, aquel separatista que crea en el éxito de la propuesta, seguro que ya tiene a buen recaudo su dinero en el resto de España, Europa o Suiza.

6.

P – ¿Habría una nueva moneda o seguiríamos en el euro?

R – Siendo así que los bancos catalanes no tendrían acceso a la financiación del Banco Central Europeo, sólo muy malamente podría una Cataluña independiente seguir con el euro. Por tanto, después de intentar usar el euro como moneda, tendrían que crear una moneda propia, lo que necesitaría el corralito y una devaluación no menor del 50 %. Esto implicaría encarecer los productos de importación (procedentes del resto de España y del mundo), una importante inflación de precios y, por tanto, una severa devaluación de los salarios. También los demás valores, propiedades y rentas, al pasar a denominarse en la nueva moneda, se devaluarían en forma semejante.

7.

P – ¿Cómo afectaría la independencia a las pensiones que cobran los catalanes?

R – Habida cuenta del déficit con el resto de España de unos 3 mil millones de euros anuales que desde 2010 tiene el sistema de seguridad social español en Cataluña, la ruptura de la unidad de caja afectaría muy negativamente al importe de las pensiones que reciben 1.738.000 catalanes. Hoy, el resto de España ayuda a las pensiones, pero en caso de independencia dejarían de recibirse esos 3 mil millones. Por pensionista catalán serían 1.250 € menos al año. Además, como en lugar de pagarse en euros las pensiones catalanas se pagarían en pessetones o pujoletes, el valor de las pensiones catalanas se reduciría adicionalmente en la cuantía señalada con anterioridad a propósito de los salarios.

8.

P – ¿Cómo afectaría al turismo?

R – De un modo sumamente negativo. Quien entrara a una Cataluña independiente desde España, la Unión Europea o el resto del mundo, debería llevar consigo ¡pasaporte y visado! Pasaporte y visado deberían llevar también los catalanes que desearan salir, aunque sólo fuera para ir a ver a sus familiares al otro lado del Ebro. Tanto los visitantes y turistas de la Unión Europea –entre ellos los de España- y del resto del mundo, como los turistas catalanes hacia el resto del mundo, percibirían que, sin duda ¡están en otro mundo! Se acabó la libre circulación. Además, según se ha señalado antes, al tener Cataluña una moneda propia, el impacto de la independencia sobre la actividad turística aún sería más negativo. Se estima que el turismo con destino Cataluña se reduciría en un 45 %, y el tránsito de turistas, por ejemplo, a través del aeropuerto de Barcelona, se reduciría en un 80 %. Por fin, la Sagrada Familia estaría libre de turistas, el Paseo de Gracia desierto, al fin ¡Empuriabrava para los separatistas!

9.

P – ¿Cómo afectaría a los agricultores?

R – Se acabaría la PAC: fin de las subvenciones de la Unión Europea, unos 500 millones de euros al año. Entre 50 mil personas activas, esto supone 10.000 € al año. En cambio, a la Unión Europea –esto es, también a España- se pagarían aranceles para poder exportarles tomates, carne, vino y los demás productos catalanes. Ésta es la consecuencia de la ‘independencia’, el precio de la desintegración.

10.

P – ¿Qué pasaría con la deuda pública?

R – Con la secesión, una parte de la deuda pública de la administración central del Estado correspondería a Cataluña. Al cierre de 2019 la deuda española sumaba 1.250.000 millones de euros. La cuota catalana, el 18%, serían 225.000 millones. Esto supondría una anualidad (amortización e intereses) de unos 30.000 millones. Por otra parte, la Generalitat de Catalunya acumula 79.243 millones de euros de deuda propia. Con un rating BBB- (bono basura), la Generalitat no tiene acceso a los mercados financieros, y tendría mucho menos en una hipotética independencia. La independencia supondría, pues, simplemente, la quiebra de Cataluña.

NOTICIAS RELACIONADAS

1 COMENTARIO

  1. «El vot de Lleida val gairebé dues vegades i mitja que a Santa Coloma de Gramenet»
    TENÉIS UN 26% DEL CENSO (UNA PERSONA UN VOTO)EN LAS «PLEBISCITARIAS» DEL 14-F
    El separatismo ha perdido el 30% (casi 1 de cada 3) de los votos que obtuvo en 2017: de 2.079.000 a 1.456.000, més de 623.000 catalans han dit adéu al prusés, la secesión ya no ilusiona.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo Más visto

Puigdemont amenaza a ERC tras decidir gobernar en solitario: «No nos dejaremos faltar el respeto»

El esperpéntico espectáculo que están ofreciendo ERC y Junts casi tres meses después de las elecciones del 14-F ha alcanzado este sábado...

El exsecretario de Diplocat ‘pagó apoyos’ a la causa independentista’. Ahora, el Tribunal de Cuentas le pide 4,5 millones

El Tribunal de cuentas reclama al antiguo secretario general del Diplocat, Albert Royo, 4,5 millones de euros por, presuntamente, haber intentado 'comprar'...

El manifestante que gritó contra Junqueras en la sede de ERC es el fundador de Terra Lliure

De entre los gritos proferidos por los simpatizantes de Junts per Catalunya el pasado lunes ante la sede de ERC, uno fue...

El fondo de resistencia separatista pide ayuda para pagar las fianzas del Tribunal de Cuentas, que estima un gasto irregular de unos 20 millones

El presidente del fondo de resistencia, Pep Cruanyes, pide "respuesta política" para hacer frente a las multas millonarias que podría imponer el...