ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

Los ‘anti-Colau’ se manifestarán en Barcelona para exigir la dimisión de la alcaldesa por su mala gestión

El socialista Jaume Collboni, número 2 del Ayuntamiento, se perfila como sucesor de la cuestionada alcaldesa

Los manifestantes llevarán chalecos 'anti-Colau'.

Grupos cívicos bautizados como anti-Colau se manifestarán esta viernes por las calles del centro de Barcelona para pedir la dimisión de la alcaldesa, Ada Colau. La protesta comenzará a las 17.00 horas en el cruce del Paseo de Gràcia con la calle Aragón.

Reivindicar el creciente descontento de miles de catalanes por la gestión de Colau y mostrar el rechazo a decisiones que están «destrozando la imagen y el prestigio de Barcelona» son los objetivos de los convocantes de la manifestación. El urbanismo táctico, la inseguridad, los bloques de hormigón, la guerra contra el vehículo privado y las obras del tranvía por la Diagonal son algunos de los motivos que han acabado por hartar a muchos vecinos que saldrán a la calle para pedir la dimisión de Colau.  

La alcaldesa Ada Colau en una imagen de archivo (Europa Press).

Los grupos convocantes llevan varias semanas utilizando los hashtags #ColauDimissio y #ColauFora y han creado chaquetas para ir en moto con este mensaje a sus espaldas. «Hacemos un llamamiento a los medios de comunicación para que cubran la manifestación y no silencien la protesta contra Colau», reivindican.  

 

Twitter, la red en la que es más criticada

Resulta paradójico que esta convocatoria se haya realizado principalmente desde Twitter, coincidiendo con la decisión por parte de Colau de abandonar la red del pájaro azul. Fuentes de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona aseguran que “el equipo de la alcaldesa lleva mucho tiempo obsesionado por controlar las críticas en redes”. Incluso, aseguran, han llegado al extremo de contratar empresas que se dedican a rastrear estos grupos contrarios a la gestión del Gobierno municipal.  

“No encajan las críticas», asegura uno de los concejales consultados por elliberal.cat, «cuando era activista podía decir y hacer lo que le daba la gana en Twitter. Pero ahora, cuando te encuentras al otro lado, las quejas ya no sientan tan bien, un hecho que demuestra la falsedad y el populismo de aquella activista que llegó a la alcaldía en 2015».  

Es curioso que entre los motivos señalados por Colau en su largo mensaje de despedida de Twitter se encuentran cuestiones como que en esta red «es muy fácil acabar entrando en discusiones y peleas con adversarios políticos» o que participar en la misma no le ayuda a «hacer buena política».

Protestas que se repiten

No es la primera vez que se convoca una protesta contra la alcaldesa para exigir su dimisión. Sucedió en 2018, cuando el colectivo Barceloneta en Lluita logró unir a 20 barrios de la ciudad, entre ellos Gràcia, Diagonal Mar, Poblenou, El Besòs i el Maresme, Vila Olímpica, Gótico y Sagrada Familia, bajo el lema Barcelona no funciona.  

Un año más tarde y tras las elecciones municipales, las protestas no se hicieron esperar. Detractores y seguidores de Colau se dieron cita en la Plaza Sant Jaume el mismo día en el que ella renovaba su cargo como primera edil. Proclamas e insultos cruzados se hicieron muy evidentes cuando la comitiva municipal atravesó la plaza para dirigirse a la Generalitat. Tanto Colau como la teniente de alcalde Laura Pérez denunciaron lo que consideraron agresiones. «No solo nos llamaban traidores y nos gritaban ‘fuera fuera’, a nosotras, además, nos llamaban putas y zorras», relataron posteriormente.  

Semanas más tarde tuvo lugar una nueva proetesta, esta vez bajo el paraguas de Tsunami Vecinal. El millar de participantes reclamó «civismo y seguridad», además de la dimisión de la alcaldesa tras un verano conflictivo por la delincuencia, los robos, los narcopisos y el récord registrado en homicidios. Nuevamente se unieron manifestantes de distintos barrios de toda la ciudad, perjudicados por la falta de seguridad, limpieza y civismos como la Barceloneta, el Raval, Poble Sec, Gótico, Trinitat Nova, Bon Pastor, Besòs-Maresme o Vila Olímpica.  

Desgaste tras seis años en el cargo

La PAH fue la plataforma que utilizó Ada Colau para llegar a la Alcaldía de Barcelona.

Después de seis años al frente de la alcaldía, es evidente el desgaste que acumula Ada Colau. «Aquella activista convertida en alcaldesa y que recibía aplausos y proclamas de apoyo se ha ido diluyendo, especialmente en los dos últimos años», aseguran fuentes municipales.  «La pandemia, el confinamiento y la crisis han provocado que la figura de Colau se vea menguada frente a la de su socio de gobierno del PSC, Jaume Collboni», añaden.  

Un ejemplo de esto ha sido la puesta en marcha de Barcelona ReAct esta misma semana. Una iniciativa impulsada por el líder socialista y que desde algunos círculos municipales se percibe como un paso al frente de Collboni para reivindicar su figura de alcaldable de cara a los próximos comicios municipales de 2023.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
" "

Lo Más visto

Puigdemont, un expresidente cada vez más molesto

Por tradición, los expresidentes suelen dedicarse a cosas que no molestan al que les sucede en el cargo. En el caso de...

Mossos y policías huyen a la carrera perseguidos por jóvenes en las fiestas de Tiana

La policía local y los Mossos d'Esquadra tuvieron que salir a la carrera en la noche de este sábado tras ser perseguidos...

Más de 400 profesores exigen que rectifique la ‘consellera’ que llamó «fascista» a la AEB

El separatismo está acostumbrado a que sus excesos no le pasen factura por la histórica pasividad del constitucionalismo. Sin embargo, esta situación...

Puigdemont lloriquea en Twitter porque El Mundo titula un artículo sobre su rechazo al diálogo con el verbo «matar»

El fugado expresidente catalán, Carles Puigdemont, tiene, como se suele decir, la piel muy fina. Tanto como para publicar este jueves un...