AGBAR
AGBAR
AGBAR
AGBAR

Cita previa: desatención y corruptelas

Funcionarios públicos/ abogadosadministrativos.es

Una de las pruebas más evidentes que las campañas para atemorizar a la población y hacerla comulgar con ruedas de molino ha tenido éxito es la resignación con que los ciudadanos aceptan la absoluta desatención de los servicios públicos con la excusa del teletrabajo producto de las medidas ‘para evitar la propagación de la pandemia’.

Si el teletrabajo provoca retrasos en la tramitación de expedientes de la ya muy lenta administración a todos los niveles, lo que es un auténtico escándalo es la práctica de la cita previa para cualquier relación con la administración y algunas corporaciones prestadoras de servicios básicos como eléctricas, bancos o telefónicas que ya prestaban un servicio de ‘desatención telefónica’ notablemente abusivo.

Lo que es un auténtico escándalo es la práctica de la cita previa para cualquier relación con la administración y algunas corporaciones prestadoras de servicios básicos como eléctricas, bancos o telefónicas

Conseguir ser atendido para cualquier trámite en organismos vitales como la seguridad social, sanidad, si no se trata de COVID, extranjería y en general en todas las administraciones se ha convertido en un calvario. Todo ello sin justificación.

Funcionarios detrás de mamparas de cristal, o empleados de banca, no parece que estén más expuestos al virus que los que tenemos que coger cada día el transporte público, que los camareros, los taxistas etc.. La realidad es que las citas en muchos organismos, si logras conseguirlas tras muchos intentos, tardan un mínimo de tres semanas.

«Funcionarios detrás de mamparas de cristal, o empleados de banca, no parece que estén más expuestos al virus que los que tenemos que coger cada día el transporte público, que los camareros, los taxistas, etc»

La consecuencia lógica de esta situación es la proliferación de corruptelas de particulares y o funcionarios en forma de compra de citas o ‘amiguismo’. Cuando las cosas no funcionan la gente se busca la vida acercándonos cada día más al deseo de muchos políticos: la república bolivariana. Y lo peor es que parece que la medida de las citas previas ha venido para quedarse.

«La consecuencia lógica de esta situación es la proliferación de corruptelas de particulares y o funcionarios en forma de compra de citas o amiguismo»

Ya hemos visto hace poco el acuerdo entre administración y sindicatos para que 200.000 funcionarios continúen con tres días a la semana ‘trabajando’ en casa. El teletrabajo es una herramienta muy útil en muchas circunstancias, pero su uso generalizado en la administración pública y grandes corporaciones es un auténtico atentado a los derechos de los usuarios.

Francesc Moreno
Francesc Moreno
Abogado y editor. Ha sido profesor de derecho financiero en la UAB y derecho mercantil en la UB. Fundador de cronicaglobal.com y SCC .

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Sil2022

Lo Más visto

El parlamento fake de Puigdemont echa a andar en Canet del Rosselló

En el extravagante mundo del separatismo catalán todo es posible. Incluso la existencia de un parlamento virtual que tiene como único objetivo...

El Hospital Clínic investiga un posible caso de viruela del mono

El Hospital Clínic de Barcelona investiga un posible primer caso de viruela del mono en Cataluña, según han recogido diferentes medios de...

Ecos Independentistas/ Una encuesta no demasiado orientativa

Las encuestas sirven tanto para reflejar la realidad como para crearla, y tienen bastante de divertimento si no hay unas elecciones muy...

Ningún miembro de la Generalitat felicita a la catalana Chanel por su éxito en Eurovisión

El nacionalismo lleva años repitiendo la expresión «un sol poble» para referirse a la supuesta unidad de la ciudadanía catalana. Sin embargo,...