ZFBarcelona
ZFBarcelona

Ecos Independentistas/ Aragonès rompe la baraja

El aspirante de ERC a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonés (Europa Press).

Se acerca el desenlace. «Si ERC y Junts han sido incapaces de ponerse de acuerdo en doce semanas, parece difícil que lo vayan a hacer en las tres que quedan», dice Jordi Juan en la VanguardiaEl Vietnam menos dañino—. Coinciden muchos observadores en que el principal escollo no es el reparto de cargos sino «el papel del Consell y la insistencia de Junts de fijar una estrategia unitaria en Madrid».

«Si ERC y Junts han sido incapaces de ponerse de acuerdo en doce semanas, parece difícil que lo vayan a hacer en las tres que quedan»

Jordi Juan, La Vanguardia

El resultado sería que el partido que quedó en segunda posición, aunque por muy poco, dentro del bloque independentista se impusiera al que quedó primero, y así ERC tendría la presidencia de la Generalitat pero no podría ejercerla plenamente.

Para normalizar este país, lo primero que hace falta es liquidar los estados mayores en la sombra y los comandos de ataque que se llaman a sí mismos de defensa, y volver a poner las instituciones en el lugar que les corresponde.

Es dudoso que JxCat esté en esta labor, porque si el Consell per la República no puede influir en la vida política, aunque sólo sea para entorpecerla, la figura del presidente en el exilio se puede dar por amortizada. Pero tampoco estará en la labor la CUP, aliado preferente de ERC por el momento.

Para que el próximo 26 de mayo Pere Aragonès consiga ser elegido presidente necesitará el apoyo de JxCat en forma de abstención y al menos 4 votos que añadir a los de ERC (33), CUP (9) y Comunes (8). Así llegaría a los 54 votos afirmativos que se impondrían a los 53 negativos de PSC (33), Vox (11), Ciudadanos (6) y PP (3). No es un balance esplendoroso para inaugurar el próximo gobierno.

Volviendo a Jordi Juan, ésta es su conclusión «El gobierno en minoría será complicado, pero es mejor tener un Vietnam en el Parlament que en el Govern. Las desavenencias entre los dos socios que marcaron la anterior legislatura y que han persistido en esta negociación fallida (al menos hasta la fecha) hacen inviable repetir la fórmula.»

«El gobierno en minoría será complicado, pero es mejor tener un Vietnam en el Parlament que en el Govern. Las desavenencias entre los dos socios que marcaron la anterior legislatura y que han persistido en esta negociación fallida (al menos hasta la fecha) hacen inviable repetir la fórmula.»

Jordi Juan, La Vanguardia

No debería sorprendernos que los que acortaron la legislatura anterior porque su gobierno en coalición era insostenible, ahora sigan sin ponerse de acuerdo en lo fundamental. La mayoría independentista del 52 % en votos —55 % en escaños— es un espejismo.

La Generalitat no es una gestoría

El PeriódicoERC da por rota la negociación con JxCat— recoge estas palabras del candidato a presidente: «La última propuesta que hemos recibido es que el Consell per la República sea quien decida la relación del Govern con el Gobierno en aspectos como la mesa de diálogo. Si hay un órgano que le dice al Govern lo que tiene que hacer, eso es una tutela.»

La palabra tutela —según el diccionario: la autoridad que, en defecto de la paterna o materna, se confiere para cuidar de la persona y los bienes de aquel que, por minoría de edad o por otra causa, no tiene completa capacidad civil— se queda muy corta ante lo que sería una renuncia voluntaria al pleno ejercicio del cargo y una perversión de la democracia.

«La última propuesta que hemos recibido es que el Consell per la República sea quien decida la relación del Govern con el Gobierno en aspectos como la mesa de diálogo. Si hay un órgano que le dice al Govern lo que tiene que hacer, eso es una tutela.»

Pere Aragonès

Sigue Aragonès: «La Generalitat no es una gestoría, es soberana y no debe quedar supeditada a ningún organismo. No se pueden alterar los resultados electorales.» La Generalitat de Catalunya sí está supeditada a los organismos de control que establece la ley, pero lo que no puede hacer es renunciar a su propia capacidad y acatar disposiciones de un ente ajeno y lejano, el Consell per la República, que, visto con benevolencia, no pasaría de ser un lobby.

«La Generalitat no es una gestoría, es soberana y no debe quedar supeditada a ningún organismo. No se pueden alterar los resultados electorales.»

Pere Aragonès

¿Quién quiere repetir elecciones?

ERC prefiere que haya nuevas elecciones antes que buscar algún tipo de acuerdo con el PSC, lo que indica tanto un escaso interés por ser decisivos en Madrid, en contra de la costumbre habitual en el catalanismo político, como el desinterés por presidir una Generalitat en la que puedan verse representados todos los ciudadanos de Cataluña. Y JxCat también prefiere arriesgarse a nuevas elecciones antes que dar gratis los cuatro votos necesarios para investir a Aragonès. O al menos eso dicen; porque hay desacuerdo entre los partidarios los de romper con ERC y los de seguir en el ejecutivo. El gobierno de ERC en solitario, con el apoyo de la franquicia catalana de Podemos y de la CUP, sería un enredo fabuloso, que iría en dirección contraria a la serenidad que el país necesita y reclama.

ERC prefiere que haya nuevas elecciones antes que buscar algún tipo de acuerdo con el PSC

Según Nació Digital, en el resumen que hacen de los movimientos negociadores de los últimos días —Aragonès, en solitari—, hay un hecho poco destacado pero significativo: «En las encuestas que circulan en las sedes de los partidos se dibuja una victoria más holgada del PSC en caso de que el desacuerdo comporte la repetición de los comicios.» Sería extraño que los responsables de tanta inestabilidad y tanto desconcierto recibieran la aprobación electoral.

Otro aspecto a tener en cuenta: «El anuncio de Aragonès [de gobernar en solitario] congela el reparto [de cargos con JxCat] y, si se cumple hasta el final, les obligaría a buscar dirigentes, cuadros e independientes para llenar toda la estructura.» O sea, que ERC no tiene gente suficiente, y ya no digamos gente capacitada, para gestionar toda la administración autonómica. Mejor no pensar qué pasaría si tuvieran en sus manos un Estado independiente.

La calle, lo único importante

En Vilaweb, Vicent Partal relaciona la ruptura entre ERC y JxCat con un artículo de Oriol Junqueras publicado horas antes en el Periódico —Reconstrucción republicana—: Quan Junqueras demana que aguantem açò vint anys més.

Destaca la siguiente frase: «Debemos planificar los cambios pensando a 10 y 20 años vista. Salir del día a día para pensar en pasado mañana. Los grandes cambios de fondo requieren pensar a largo plazo para empezar a poner las primeras piedras, hoy, de una nueva Catalunya mejor para que sea una realidad mañana.» Y la relaciona con otra de David Fernández (CUP), para quien «el 52% del voto no legitima la unilateralidad». A buenas horas.

Partal, convencido de que estamos en medio de un proceso revolucionario, quita importancia a estas manifestaciones ya que ni estos ni otros políticos «tienen la capacidad de controlar el enfrentamiento. De hecho, no tienen la capacidad de controlar que no haya enfrentamiento. Creerse esto, pensarse que esto es posible, es ignorar la diferencia entre hacer política convencional y hacer la revolución. Y sería no entender nada de lo que ha pasado en este país en los últimos diez años.»

A su entender «el deseo de vivir un tiempo tranquilo, veinte años más, es una ilusión irrealizable». España es «un estado que cae a pico en el fascismo más obtuso y que pronto será gobernado por la derecha extrema más intransigente».

Ya lo dijo Joseph de Maistre, «no son los hombres los que dirigen la Revolución sino la Revolución la que dirige a los hombres. Y aquí no somos la excepción. Según Partal, España en el otoño de 2017 «se saltó todas las reglas para impedir como fuese la independencia y esto tiene consecuencias duraderas en el tiempo que ni ellos ni nosotros ya no podemos esquivar. Ni aunque deseásemos hacerlo.»

Una vez más, no podía faltar su invocación a «la calle»: «Por encima de todo, importa la calle y el hecho de que una parte sustancial, determinante, de la población tiene finalmente claro, por primera vez en la historia, que la independencia es la única solución y está dispuesta a seguir adelante, cueste lo que cueste».

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

ENTREVISTA / Anna Grau (Cs): «Cataluña está en un callejón sin salida donde va a arder Troya»

Periodista y diputada de Ciudadanos en el Parlament, Anna Grau es, sobre todo, fuerza en estado puro. Catalana por los cuatros costados...

La familia materna despide a la niña Yaiza: «No imaginas lo rotos que estamos desde el día en que esa mujer te arrebatara todo»

“No te imaginas lo rotos q estamos todos desde ese día, desde el día en el que esa mujer q se hacía...

«Mi vida por volver a hacer un puzzle a tu lado»: El padre de Yaiza, asesinada por su madre en Sant Joan Despí se...

"No le importó que sólo tuviera 4 años y toda la vida por delante. Todavía tenía que aprender a nadar sin manguito...

TV3 insiste: «Puta España»

La hispanofobia que caracteriza a algunos de los presentadores de TV3 no remite. En esta ocasión, el que ha dado rienda suelta...