ZFBarcelona
ZFBarcelona
" "

Cuando Pere Aragonès aceptó pulpo

Pere Aragonès: Europa Press

Tres meses ha tardado ERC en pasar por el aro. Los de Aragonès – ¿o debería decir los de Junqueras?-  se apresuraron en negociar un acuerdo de Gobierno con la CUP, dejando así fuera de juego a Salvador Illa y “su efecto”, convertido en bluf tras el 14 de febrero, y cuya principal promesa de campaña se vio traicionada nada más conocerse los resultados: enseguida olvidó Illa sus compromisos de no pactar con ERC para pasar a reivindicar un Govern de izquierdas, junto a Comunes y Republicanos. Con lo que Illa no contaba era con el nivel de tragaderas de estos últimos.

Tres meses ha tardado ERC en pasar por el aro. Los de Aragonès – ¿o debería decir los de Junqueras?-  se apresuraron en negociar un acuerdo de Gobierno con la CUP, dejando así fuera de juego a Salvador Illa y “su efecto”

El acuerdo con la CUP no era suficiente, o conseguían atraer a Junts o la repetición electoral sería inevitable. Aragonès jugó todas sus cartas: presentó su programa de Gobierno apelando a la responsabilidad y la unidad de acción del separatismo, amenazó con formar Govern en solitario e, incluso, se reunió con los Comunes, en un amago de farol desprovisto de toda convicción. El problema es que enfrente estaba nada más y nada menos que el rey del faroleo, Puigdemont, y este no estaba dispuesto a perder su cuota de poder.

«Enseguida olvidó Illa sus compromisos de no pactar con ERC para pasar a reivindicar un Govern de izquierdas, junto a Comunes y Republicanos».

Tras semanas de negociaciones bochornosas e interminables, donde ni siquiera se molestaban en disimular, la pugna por el control de los medios públicos y el Consell Per la República resultaban ser los escollos más importantes.

En un ecosistema como el separatista, donde las legislaturas saltan por el aire y dos partidos se disputan el mismo electorado, tener la sartén por el mango se hace imprescindible. Y eso era algo a lo que Junts no estaba dispuesto a renunciar. Con la amenaza de una repetición electoral cada vez más cerca, los aspavientos de Aragonès iban menguando. Si Junts se levantaba de la mesa, su sueño de ser president no vería la luz. Y así, en una demostración sin igual de las ya mencionadas tragaderas, Aragonès aceptó pulpo como animal de compañía.

«En un ecosistema como el separatista, donde las legislaturas saltan por el aire y dos partidos se disputan el mismo electorado, tener la sartén por el mango se hace imprescindible».

Junts se ha quedado las consejerías más relevantes. Quizá Pere Aragonès ostente el cargo de presidente, pero será Junts quien corte el bacalao en este Govern aunque, eso sí, si las cosas van mal dadas, no cargarán con las culpas. De todas las supuestas “jugades mestres” de Puigdemont esta probablemente sea la mejor. Aunque reconozco que la huida en el maletero después de decirle a sus socios nos vemos mañana, también es digna de encabezar la tabla.

«Aragonès aceptó pulpo como animal de compañía. Junts se ha quedado las consejerías más relevantes. Quizá Pere Aragonès ostente el cargo de presidente, pero será Junts quien corte el bacalao en este Govern aunque, eso sí, si las cosas van mal dadas, no cargarán con las culpas.»

Y es ese episodio, precisamente, el que nos da la medida de cómo son las relaciones entre ambos partidos. Hace un año y medio, Torra confesaba que las relaciones con ERC estaban rotas y que el pacto de Gobierno era insostenible. Hoy, tras una pandemia y el inicio de una crisis económica y social, ERC y Junts reeditan ese mismo pacto, con las mismas diferencias de hace un año, y probablemente más rencores,  sumando a la mezcla a la CUP, inestables por definición. Que de ahí no puede salir nada bueno es evidente. Que, de nuevo, perdemos los catalanes, también.

«Pere Aragonès ha aceptado pulpo y la legislatura se pone en marcha por fin. Cuánto durará es una incógnita, pero mientras dure no dejaremos que ni Junts ni ERC se crean los dueños del tablero».

Pere Aragonès ha aceptado pulpo y la legislatura se pone en marcha por fin. Cuánto durará es una incógnita, pero mientras dure no dejaremos que ni Junts ni ERC se crean los dueños del tablero.

Lorena Roldán
Lorena Roldán
Lorena Roldán Suárez (Tarragona, 1981) licenciada en Derecho por la Universidad Rovira i Virgili y posee un máster de Acceso a la Abogacía por esa misma universidad. Actualmente es diputada del Partido Popular en el Parlamento de Cataluña. También fue senadora por designación del Parlamento de Cataluña desde 2018 a 2020.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -
Bnew2021

Lo Más visto

Más de 400 profesores exigen que rectifique la ‘consellera’ que llamó «fascista» a la AEB

El separatismo está acostumbrado a que sus excesos no le pasen factura por la histórica pasividad del constitucionalismo. Sin embargo, esta situación...

Xavier Novell: Ex obispo y pecador enamorado

Así podría enunciarse Xavier Novell en una futura autobiografía, antes de desnudarse (emocionalmente) y relatar sus vicisitudes, desde que se armó con...

Los CDR celebran la Diada prendiendo fuego a distintas calles de Barcelona

El fuego parece ser el protagonista de la Diada de este año. Por un lado, miles de separatistas, convocados por la Assemblea...

Puigdemont lloriquea en Twitter porque El Mundo titula un artículo sobre su rechazo al diálogo con el verbo «matar»

El fugado expresidente catalán, Carles Puigdemont, tiene, como se suele decir, la piel muy fina. Tanto como para publicar este jueves un...